16 sept. 2011

Gashiyeon: "Reduciendo el horizonte" - Capítulo 1

Título: Ganshiyeon- Primera Parte: "Reduciendo el Horizonte"
Autor original: Maio
Traducido al inglés por: honeyiceblend
Traducido al español por: nice y castro
Genero: romance (YUNJAE)
Personajes principales: Kim Jaejoong y Jung Yunho
Capítulos: 12

1- Gashiyeon I: Reduciendo el Horizonte, esta primera parte es muy ligera y va poniéndose más pesada en la segunda y tercer parte; es desde el punto de vista de Yunho, es cuando los chicos están en la secundaria.
2- Gashiyeon II: Años espinosos, esta segunda parte es un poco más fuerte en cuanto a su contenido y es desde el punto de vista de Jaejoong, es cuando los chicos tienen 20 años aproximadamente.
3.-Gashiyeon III: el soporte de Fox, el final de la historia, es cuando los chicos tienen 30 años aproximadamente.

NOTA: el Fic es un YUNJAE y tiene contenido para ADULTOS, en ocasiones es bastante explícito.


"Reduciendo el horizonte"

Mi hermano mayor siempre me decía que el comienzo era lo más importante, más que cualquier otra cosa.

A pesar de que la diferencia de edades entre mi hermano y yo no era mucha, él siempre me guiaba y daba consejos con su tono de voz mandón. Era realmente irritante pero yo lo seguía todo el tiempo, porque era igual a mí. Si existía alguien que fuera mi modelo a seguir ese era mi hermano mayor Eunho. Aún cuando creía que teníamos caminos muy diferentes, yo esperaba que siempre nos mantuviéramos juntos.

Aún cuando mi hermano me dijo sobre la importancia de los comienzos, el día que di el primer paso fue todo un desastre. Estaba lloviendo, aunque ya estábamos a principios de primavera el clima era más frío de lo acostumbrado, haciendo que la gente se estremeciera.

Mi madre miraba por la ventana y me advertía que no fuera a manejar mi bicicleta. Yo quería dormir un poco más pero sus palabras no me dejaron… Cada vez que iba a la escuela en coche, mis amigos me molestaban diciendo: “¿Quieres demostrar que eres rico?”. Yo odiaba eso, así que le dije al chofer que no era necesario que me llevara a la escuela y me fui en bicicleta.

Pero en la esquina cerca de la escuela, mi bicicleta resbaló. Por fortuna no fue un accidente muy grande. Sólo caí de mi bicicleta y rodé por el pavimento un par de veces. Dolió mucho pero lo peor eran las condiciones en las que había quedado mi uniforme escolar, estaba totalmente arruinado. ¿Cómo podía presentarme en la escuela, el día que mi hermano daría el discurso de bienvenida, con este aspecto? Maldición, maldición…

Ah, y para colmo, antes de ponerme de pie me di cuenta que mi mejilla izquierda estaba raspada. No estaba permitido dejar mi bicicleta ahí pero aún así la dejé recargada contra la pared. El accidente había arruinado mi estado de ánimo.

Caminé un poco pensando a quién podía culpar; pero había sido mi propio error. Paré, miré hacia el cielo e inhalé profundamente el aire fresco antes de seguir mi camino hacía la escuela y adentrarme al salón de ceremonias.

Había demasiados estudiantes, no era fácil encontrar asientos disponibles, nunca había notado cuántos estudiantes tenía realmente la escuela, de verdad casi no quedaban asientos, pero afortunadamente la ceremonia había sido retrasada 10 minutos de modo que no había llegado tan tarde.

Sólo tenía que escuchar el discurso de mi hermano. Sabía lo que diría sobre mi bicicleta más tarde , podía imaginarlo claramente regañándome mientras me decía: “¿Quieres una bicicleta nueva otra vez? ¿Tan pronto?”.

No me pude sentar con mi clase porque muchos estudiantes estaban ocupando los asientos ya, así que sólo me senté en la parte trasera del salón. El lugar era muy ruidoso pero el ruido disminuyo repentinamente. La ceremonia estaba por comenzar, alguien subió al escenario y tomó el micrófono. Yo miraba el escenario con satisfacción como si fuera a ser yo el que diría el discurso, pero en eso, pensé que no había visto a mi hermano que debería de estar en el escenario justo en ese momento.

Se suponía que el presidente de la mesa escolar que era mi hermano, tenía que inaugurar la ceremonia de bienvenida pero no era él quién estaba haciendo los anuncios. La gente en el salón empezó a inquietarse un poco, por que a mucha gente le agradaba mi hermano Eunho.

Cuando mi hermano no apareció para nada, me preocupé un poco. Jugando con mi teléfono en mi bolso, me preguntaba si debía llamarlo para saber qué ocurría. Finalmente decidí no hacerlo, creí que tal vez no sería una muy buena idea en esos momentos.

El director, tomó el micrófono y los alumnos estaban sumamente enojados porque su discurso parecía que no tendría fin.

Yo miraba por todo el salón. Aún cuando ya era Marzo el salón estaba demasiado helado. Las chicas temblaban de frío y se aferraban a sus abrigos para darse calor a sí mismas. Sin embargo, el director parecía no notarlo y continuaba con su discurso interminable.

Mi cuello estaba un poco adolorido, tal vez era por la caída que había tenido momentos atrás. Pasé el tiempo tratando de relajar mi cuello, moviendo mi cabeza de un lado a otro.

Las cosas pasan cuando menos te lo esperas. Estaba tan aburrido que caí en un aturdimiento, cuando…


“- Ah, Lo siento!”


Volví mi cabeza hacía la izquierda, de donde provenía la voz. Él había llegado muy tarde, quien quiera que fuera y a juzgar por la conmoción que había hecho parecía que había pisado antes el pie de alguien. Tapé mis oídos, su voz era sumamente atractiva y no sólo yo había pensado eso, las chicas alrededor de mí también parecían pensar igual que yo. Ellas estaban susurrando cosas como “Es muy guapo”.

Sin darme cuenta creo que fruncí el ceño. Necesitaba ver quién era, así que me giré para verlo.

- Oh…Dios…



Lo vi moverse hasta un asiento que su amigo había reservado para él y por un momento, el tiempo se detuvo. De repente, el mundo quedó reducido sólo a él. Volví mi mirada hacia el frente pero su imagen había quedado en mi mente. Había sido como mirar al sol. Y supe que no me iba a recuperar de eso por mucho tiempo.

Entonces lo miré de nuevo.

La primera vez; quede hipnotizado por sus enérgicos ojos.

La segunda vez; fue el color de su piel lo que me llamó la atención. Inolvidable.

La tercera vez…


Joder, él es tan bien parecido, es tan malditamente hermoso.


Llevaba puesto el mismo uniforme que yo. Su cabello era largo, cubría sus orejas y cuello. Sus hermosos ojos, sus pestañas obscuras, su bufanda que no combinaba con el uniforme, su figura esbelta, sus delicados dedos que en ese momento cubrían su boca y sus deliciosos labios rojos que se asomaban de entre sus dedos.. todo era cautivador para mi. Él se estaba riendo, y su mano cubría su boca mientras sus ojos se curvaban como pequeñas lunas crecientes; como si fuera una chica pero, él no era una chica. ¿Porqué luce como una chica? Tal vez sea por su bufanda. Mis ojos atraídos hacía él no quería dejar de mirarlo.

El sonido a mi alrededor no había cesado pero mirándolo, el aburrido discurso del director, el sonido del salón, todo se desvaneció en la nada, dejándonos sólo a él y a mi en el helado salón. Nos miramos uno al otro, de alguna manera se sentía especial; como si estuviéramos destinados.

En ese salón frío. Yo sentado mirándolo conversar con sus amigos, mis ojos se perdían en sus labios que se movían continuamente. Él levantó sus manos para soplarlas y así darles calor. Sus pequeños labios lucían como cerezas. Ohh, ¿cómo podía ser él tan adorable?

De repente, el sonido del salón empezó a filtrarse detrás de mí, los sonidos de sillas arrastrándose en el piso empujadas hacía atrás. No había notado que el tiempo había pasado tan rápidamente por estar perdido mirándolo. La ceremonia había terminado y el salón empezaba a vaciarse. Pude ver su cabello negro y su bufanda blanca entre la multitud, pero un poco más tarde, desapareció de mi vista. Aún cuando pensaba que

él era delgado, su cuerpo podía moverse con mucha rapidez.


-“Jung Yunho”


Mis amigos caminaban hacía mi.

Me recargué contra el pilar de nuestro salón de ceremonias. Las caras familiares de mis amigos me trajeron de nuevo a la realidad.


-“El discurso no estuvo tan malo ¿no crees?, ¿qué pasó con Eunho?, no lo vimos para nada, ¿ Lo llamaste?.


Al escuchar a mis amigos quejarse, repentinamente me di cuenta de que había olvidado por completo a mi hermano mayor. Busqué mi teléfono y empecé a marcar para llamarlo. Fue como si hubiera sido transportado a otro mundo, como en un sueño.

La llamada no fue contestada, ¿había pasado algo malo?. Ahora estaba realmente preocupado. Fui hacía donde unos minutos antes estaba la clase de mi hermano pero no lo encontré . Sus amigos no sabían nada de él, ni dónde estaba. Fui hacía el salón de maestros y pregunté al profesor de mi hermano si sabía algo sobre él. Me dijo que mi hermano había sido llevado al hospital. Yo estaba muy confundido. ¿Porqué tuvo él que ir al hospital? El profesor me acarició la cabeza y me dijo que no me preocupara.


- “Eunho se desmayó antes de comenzar la ceremonia”


No podía creer lo que escuchaba. La anemia de mi hermano siempre había sido un problema pero nada grave como para que se desmayara. Espero que nada realmente malo haya sucedido. Quitando de mi camino a mis amigos, corrí hacía dónde había dejado mi bicicleta; la lluvia y ahora la nieve eran cada vez más intensos y…

“-.. Maldición”



Había dejado mi bicicleta recargada contra la pared pero ahora estaba tirada en el pavimento, luciendo como si hubiera tenido por lo menos 12 accidentes. Estaba raspada, abollada y se veía peor de lo que yo esperaba. ¿Quién demonios se había atrevido a hacerle eso a mi preciosa bicicleta? Apreté los puños y busqué a mi alrededor. Los otros estudiantes pasaban a lado mío como si nada estuviera ocurriendo. Nadie parecía sospechoso. Mi hermano estará furioso y yo estaba enojado, mirando mi bicicleta.


Tun tun- Escuché pasos acercándose.


Un par de zapatos bien atados entró en mi visión. De alguna manera, a pesar de que solamente vi los zapatos, yo ya sabía quién era.

Era el chico de la bufanda blanca. Conforme lo miraba, su rostro se hizo más pálido y se ruborizó. La bufanda ocultaba el resto de su cara, por lo que sólo la parte de arriba de su nariz era visible.


La bufanda escondía esos deliciosos labios de granada, así que no pude escuchar lo que dijo. Al ver mi expresión confusa, quitó su bufanda de su boca. No se veía cómodo. Su expresión parecía decir: ¿quién eres tú para que me quite mi bufanda?

Pero él se inclinó, y se acercó un poco más ....!


- "Hun Lee Soo".

No sabía de lo que me estaba hablando y no reconocí el nombre.


"Somos de la misma clase. Él es famoso por causar problemas. "


Comprendí al fin.

- "Ah ... ¿Quieres decir que ese es quien destrozó mi bici? ¿Lo conoces? "


- "Él está detrás de mí."


Su respuesta fue tan extraña, yo no sabía si debía reír o llorar. El parecía serio. Pero mirándolo con calma, lucía tonto. Hermoso pero tonto. Él se burló. "¿No me crees?." Frunció el ceño y su expresión se convirtió en ira, hasta tal punto que podía ver sus venas sobresaliendo.


Qué está haciendo, a este chico ...


Pero todas las cosas tienen su propio tiempo. Me acordé de que yo no tenía tiempo para hablar con este hombre. Miré mi bicicleta y mi ira se encendió de nuevo. Le di una patada al montón de metal. El chico estaba un poco sorprendido al verme sacar mi enojo sobre ella.

Supongo que el chico estaba un poco asustado por mí.

- "¿Puedes decirle al tipo que lo veo acá mañana después de la escuela?"

- "Sí, no hay problema."


Su respuesta informal me hizo dudar de si él tenía buenas intenciones. A pesar de que parecía ansioso por ayudarme, no pude evitar sentir un poco de desconfianza.

Pero lo más importante ahora era ir a ver a mi hermano mayor y estar con este chico hizo que me olvidara de todo. Sentí que tenía que alejarme de él.

Sin lugar a dudas supe que él era el único que podría detenerme de hacer lo que deseaba hacer. No importa cuánto tiempo le escuché hablar, no podía escapar del hechizo de su voz. Su voz que no era muy suave pero tampoco muy fuerte, las palabras no encajaban con esa voz sin embargo, su voz era maravillosa.

- "¿Me puedo ir ahora?"

- "Cómo puedes..."

- "Me siento como caminando por ahí."


Él respondió con tono de disgusto y me miró de nuevo.

Cada oración que sus labios dejaban salir, eran un lío, simplemente no tenían sentido , eran un enredo.

El chico cambiaba demasiado rápido, no podía acostumbrarme a él. Yo no era estúpido, pero de alguna manera nuestras formas de expresarnos eran totalmente diferentes..

- "Quiero ver su cara destrozada, pero joder... Lee Soo Hun no es alguien que pierda. No ha perdido antes. "De modo que su linda boca no tiene miedo de insultar tampoco.

Al ver a su fría mirada, recuperé mi memoria de nuevo. Lee Soo Hun ... de alguna manera, el nombre me parecía ahora más familiar. ¿Podría ser uno de esos buscapleitos de los que mis amigos habían hablado?



5 ♥Comentarios♥ :

lian andrew dijo...

woooooooooooo genial esperpo leer mas de esto y muchas gracias al autor por maravilloso fic y a las traductoras por pasarlas al español las amo gracias

tamen dijo...

estep todavia no slae els egundo capitulo :d

Anónimo dijo...

esta muy interezante todavia espero la segunda parte :c .....quiero saber q mas sigue y me intriga la relacion q pueda tener esos dos :h :i

LAURA CAMPOS GARCIA dijo...

Que interesante esta está fic, me gusta... Seguiré leyendo. Gracias

Blanca Reedus dijo...

Muy Bueno...Muy Bueno...Quiero seguir**

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j