4 sept. 2009

El efecto Jaejoong




Titulo: El efecto Jaejoong
Autor: Ally
Pareja: JaeMin










Se concentra con fuerza en aquello que en un principio no debe pensar, y como tal su mente se vuelve una masa amorfa igual de estúpida que una muchedumbre con azadones y en búsqueda del cura tato, su cuerpo sobrepone la estupidez a la razón y no hay palabras que aquella cabeza abarrotada de sentimientos pueda concebir, para explicar eso que ha capturado su pecho y parece estrujarle. Es sobrecogedor “Tremenda palabra que he escogido para nombrar algo que me quita el aliento… hurra por ti Changmin”, angustiante y por sobre todo doloroso, porque Youngwoon Jaejoong está cantando en el escenario, y entre una buena nota alcanzada y la certeza de que es inhumano llegar a tal agonía ante un dolor imaginario, su corazón simplemente está sin palabras. Por un segundo cree comprender los designios del universo, del porqué existe el sentido común, el bistec con orégano asado en aceite y el hecho de que las vaquillas se llamen así y no “Vaquitas bebe”. También comprende que el amor es el sentimiento más horrible y pútrido de todos.


-Changmin-ah-

-¿Mmm?-

-¿Que sucede contigo?... Generalmente eres silencioso pero está vez te has extralimitado hasta para tu propio ser alienígena-

-Nada hyung, absolutamente nada-



Han pasado exactamente siete años, tres días, dos horas y cuarenta segundos… cuarenta y un segundos… cuarenta y dos segundos… bueno supongo que el punto ha sido expuesto, desde que Choikang Changmin, alias gatito en necesidad, por contingencias del destino decidió su propio futuro, gracias al viento, su abuela y el resfriado de su hermanita. Tres hechos absolutamente fortuitos y que probablemente no se habrían dado de tal modo si los parámetros en que todo se desarrolló hubiesen cambiado.


“Fue una semana fría de invierno…” A ratos Changmin se sorprende de recordar tan bien. Fue una semana fría de invierno, hacía días que el sol no alumbraba esa parte del país, el viento corría rápidamente y su hermana Su-Yeon había cogido un resfriado de aquellos que te pegan como patada de mula, su madre necesitaba ir al terminal por su abuela y Changmin había quedado como ‘hombrecito del hogar’ mientras esta volvía lo cual significaba no escuela para Minnie, precisamente aquel fue el primer paso en una serie de hechos que no previno, de todos modos ¿Acaso alguien podía prever su propio destino?. La televisión encendida, su madre ingresando por la puerta con ‘Abuelita Changmin’ y el anuncio de aplicación a una compañía de talentos sonando estruendosamente.


-¡Algún día mí nietecito será todo un Julito Iglesias!-


Su abuela había decidido un extraño futuro para él… y fuese quien fuese el tal Julio, a Changmin no le había parecido del todo mal ser un artista famoso y popular, a ratos realmente deseaba serlo.

Varios casting inscritos después, sin ser precisamente SM Entertainment su prioridad, estaba listo para su ‘día de suerte’.


Fue una mañana igual de fría que la anterior, el viento corriendo de norte a sur, su gorro puesto descuidadamente sobre sus enormes orejas, Changmin como siempre siendo el bastardo tacaño que se negaba a perder un buen sombrero.


-¿Minnie?- Un golpe de presente le devolvió al lugar, el trayecto hacia el camarín le pareció corto y sin lugar a dudas no recordaba haberlo hecho-¿Estás allí?-

-¿Ehh?-

-¿En qué piensas?-

-Solo cosas… y sombreros…-


Trató de retomar su línea de pensamientos.


-¿Eh?-


Y siguiendo a un segundo hecho fortuito, inmortalizado en un gorro imitación de marca europea, Shim Changmin había terminado frente a ‘La’ SM Entertainment, aquella que tomaría su futuro “¿Por qué no?” Recuerda haber pensado, pronto era uno más de la familia SM.

Ahora Changmin piensa en sus posibilidades y en que hubiese pasado si el viento aquel día hubiese decidido que era mucho más divertido correr de sur a norte, o su abuela no estuviera loca por un cantante de sepa Lee Soo Man que país es el tal Julio Iglesias… ¿Estaría donde está? ¿Sería el único miembro masculino de las wonder girls? ¿Un rapero de Big bang? ¿El sexto ss501? ¿ss601? Su suerte con certeza está asociada a una serie de hechos fortuitos, el resfriado de su hermana, su abuela, el viento, el gorro, un poco de caos, una cadena de reacciones interconectadas de la abuela al viento y de este al gorro.


-Una cuasi teoría del caos-


Repite en voz alta saliendo de sus recuerdos y sonriendo bobalicón, porque así es como sonríen los pobres diablos enamorados, porque así precisamente se enamora la gente lista… como wevones disculpando el modismo de mi lugar de origen.


-¿Teoría del que?-

-Nada hyung…-


Jaejoong no entiende… Jaejoong nunca entiende, su hyung es como la mariposa de su teoría, aquella del cuento que vate alas y desata futuros improbables y huracanes al otro lado del mundo.


-Durante Insa parecías algo perdido ¿Qué sucede contigo Changmin-sshi?-

-¿Acaso no estamos todos un poco perdidos?-

-Reitero sabelotodo… demasiado perdido-


Preguntarse acerca de si al agregar algún otro factor a la ecuación Jaejoong hubiese terminado perdidamente prendido de él es muy cruel, por ende es todo en lo que el masoquista y enamorado corazón de Changmin puede pensar de momento, el cantante es humano después de todo… tendiente a la destrucción propia desde el mismo nacimiento.



-Hyung-

-¿Si?-

-Hipotéticamente hablando…- No sabe bien cómo seguir sin sonar del todo extraño –Si las cosas fueran distintas, hubiesen influido ciertos factores y acaeciese posibilidad de que te gusten los chicos… ¿Podrías estar enamorado de mi?-


Su pregunta es seria… demasiado seria, tanto que Junsu tres metros más allá se atraganta con un pedazo de pan y necesita de sus otros dos compañeros y un bailarín para volver a recuperar el color y sacar tal objeto de su garganta. Jaejoong parece algo confundido, aunque aquí entre nos ¿Cuándo no parece el mayor confundido por algo? (En especial si se trata de Minnie), y por ligeros segundos mientras espera y no al tiempo una respuesta, Changmin cree sentir algo aún más fuerte y doloroso que antes. “El amor duele, yo busco que me amen… en consecuencia, soy un puto masoquista de mierda”


-Probablemente no-


El latido disminuye, sus manos sudan frío, y aún y cuando cientos de Cassiopeias vibran a menos de 100 metros tal cual si hubiese liquidación del 85% en la tienda “Oppas, llévelos en distintos tamaños” no escucha nada.


-Entiendo-


La voz es débil y casi rasposa, el resto de la banda mira la escena y Changmin cree saber por qué el caos es caos y no ‘La teoría feliz con arcoirises de Changmin’


-Esto es como un drama… ¿Recuerdan el que vimos el otro día? Ese con la chica y el tipo perdedor y-

-Shhh Chunnie…-

-Lo siento…-


-Si las cosas fueran distintas serías otro Changmin- Comienza y de pronto el viento parece soplar dentro de la habitación dándole escalofríos –Y si fueras otro Changmin ¿Por qué debería de amarte?-


Jaejoong sonríe, camina un poco y parece susurrar con sus pasos un “Sígueme”, de pronto el caos se vuelve algo amigable y Changmin no parece tomar más de tres segundos de estúpida contemplación para decidir que no le importa lo cansado, o el incipiente dolor de espalda, incluso el que toda la banda y la mitad del cuerpo de baile hayan presenciado su desfile de orgullo gay que acababa de sacar del closet.


“De mi hermana a mi abuela, al viento, al gorro… Jaejoong”


Changmin solo puede sonreír mientras camina hacia un posible destino y probabilidades que con seguridad están a su favor, después de todo Jaejoong está como quiere… y esto que siente no parece terminar pronto.

“Tremendo marica que resulté ser”


-Mi changmincito estuvo en la televisión ¡Como Julito Iglesias!-



Ah si… La abuelita de Minnie es una Cassiopeia más en el mundo y claro… aún ama a Julio Iglesias, pero eso es historia de otro fandom.






Fin.






--------------

0 ♥Comentarios♥ :

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j