22 oct. 2009

Promesas sin cumplir








Título:
Autor: Lizy
Pareja: YooSu








Las promesas, algunas veces solo son palabras que se lleva el viento, pero otras el significado es tan grande que no importa que tan difícil o cuanto tiempo tenga que pasar, al final siempre se llegan a cumplir.
Aunque cuando una promesa se hace en nombre del amor no es seguro cumplirla pues el amor que se dice sentir nunca perdura, uno no se da cuenta cuando el amor se termina hasta que otro verdadero llega sin avisar. Y lo peor de una promesa de amor es que puede causar una obsesión fatal.

-Yoochun, Yoochun!!...
-Que pasa Cristal?
-Te tengo una maravillosa noticia!
-De que se trata? Dímelo ya!
-Me dieron la oportunidad de poder estudiar en el extranjero.
-Oh, eso es genial. Y por cuanto tiempo tienes que irte?
-Solo es un año pero lo aprovechare al máximo. No me felicitas?
-Ah, si, felicidades…
-Que te pasa?, creí que estarías contento por mi pero tu cara me dice todo lo contrario.
-No!, si lo estoy… es solo que un año es mucho tiempo. Yo tenía la ilusión de estar siempre juntos.
-No te preocupes, no habrá ni un minuto en el que no este pensando en ti, te lo prometo. Y tú también tienes que prometerme que me esperaras y que no te enamoraras de otra persona.
Por supuesto que no, tu eres y siempre serás la única en mi vida. Te lo prometo.
-Eres tan lindo! Por eso te amo.
-Yo también te amo.

Y con un beso, esperando que no fuera el último, Yoochun se despidió de su novia en el aeropuerto. Pero lo que el no sabia era que justo en ese lugar conocería a una persona que le cambiaria la vida de una manera espectacular y trágica a la vez.
Yoochun no perdía de vista a su novia hasta que esta subió al avión y cuando se giro para regresar a su casa tropezó con un joven verdaderamente apuesto y al verse directamente a los ojos al en su interior despertó rápidamente.

-Lo siento mucho, no me di cuenta de que estabas detrás de mi, estas bien?
-Si, no te preocupes. Gracias a ti no me caí, pero podrías soltar mi cintura, la gente nos esta viendo un poco raro.
-Ah!, lo siento, lo siento… no me di cuenta de que…
-No te preocupes. Bueno me tengo que ir. Adiós! – dirigiéndose a la puerta de salida.

Yoochun no podía perderlo de vista hasta que salio del edificio y desapareció.

-Mirando su reloj, se dijo – Oh, no! Tengo que llegar a tiempo o esta vez de seguro Changmin me ejecuta – y salio corriendo del edificio. Yoochun llego muy agitado al restauran donde se había quedado de ver con su amigo.
-LLEGASTE TARDE!!!! – grito Changmin desde una mesa del fondo.
-No te enfades, lo que pasa es que lleve a Cristal al aeropuerto y después tuve un pequeño accidente.
-Bueno. De cualquier manera el todavía no llega, así que te perdono por esta vez.
-El!?, de quien…
-AH!, ya llego – poniéndose de pie para señalarle el camino.
-Yoochun, te quiero presentar a mi amigo de la infancia… Junsu.

Yoochun, de espaldas, se puso de pie y al darse la vuelta se quedo muy sorprendido al igual que Junsu.

-Les pasa algo? – pero Changmin fue ignorado por completo – HEY!!
-Que pasa Changmin – le dijo Junsu.
-Eso es lo que yo quisiera saber… que les pasa a ustedes?
-No es nada, es solo que ya nos habíamos visto hace un momento.
-Oh!!!, como sea, Junsu trabajara con nosotros a partir de hoy en el bar.
-Espero llevarnos bien – Junsu estiro la mano para saludar a Yoochun.
-Yo espero lo mismo – respondiendo el saludo.
-Junsu, vamos a la casa para que desempaques, tus cosas ya están.
-Si, vamos. Nos veremos en la noche Yoochun.
-Y no llegues tarde esta vez – le dijo Changmin con una sonrisa burlona y salieron del restauran.

Yoochun, en su casa, estaba ansioso de que la hora de ir a trabajar llegara para poder ver a Junsu. Pero también estaba confundido, pues no podía entender como es que cada vez que estaba cerca de él, se sentía tan bien. Después de tanto meditar se llego la hora de irse y ni tardo ni perezoso tomo sus cosas y salio corriendo. Sorprendentemente Cristal había salido de su mente.

-Hola, Changmin!
-Wow!, hoy si que llegaste temprano – le dijo mientras limpiaba a barra y luego se le acerco y le susurro al oído – Tal vez la razón de este cambio es Junsu.
-Pero de que hablas…?
-Hola, chicos! – se acerco Junsu a la barra y se paro a un lado de Yoochun.
-Justo estábamos hablando de ti, verdad Yoochun?
-Yo… tengo que ir a cambiarme – y se fue al cuarto de atrás.
-Que le pasa, esta enfermo? – le pregunto Junsu a Changmin.
-Por que de repente te preocupas por el?
-Que!?, es solo que se va un poco cansado eso es todo – y se fue a atender a los clientes.
-Creo que alguien esta empezando a tomar el lugar de Cristal en el corazón de Yoochun – se dijo Changmin mientras miraba a Junsu.

Pasaron ya 2 meses y los acercamientos, las miradas y los roces de cuerpos durante el trabajo entre Yoochun y Junsu llegaron a tal grado que Yoochun ni siquiera había pensado ni un segundo en Cristal, pues ahora la única persona que estaba en su mente era Junsu.

-Yoochun, te puedo pedir un favor? – le dijo Changmin mirándolo muy seriamente mientras salía detrás de la barra.
-Claro, de que se trata?
-Tengo que ir por un tiempo a la casa de mis padres por un asunto familiar y no quisiera que Junsu se quedara solo. Se que te has dado cuenta de lo dulce y tierno que es y muchas vez el ser así le ha ocasionado algunos problemas. Lo aceptarías en tu casa hasta que yo vuelva?
-Pero…
-Estoy seguro de que contigo Junsu se sentiría seguro. Por favor.
-Esta bien, lo llevare a vivir conmigo.
-Muchas gracias Yoochun. Tengo que irme ahora mismo, ya le avise al jefe y solo le tengo que decir a Junsu que se quedara contigo. – y despidiéndose después de un abrazo Changmin salio del bar.

Mientras Junsu atendía a 3 hombres, uno de ellos comenzó a tocarlo, Yoochun al darse cuenta corrió a quitárselo de encima…

-Que crees que estas haciendo? – Yoochun empujo al hombre y puso a Junsu a salvo detrás de el.
-TU NO TE METAS! – empujando a Yoochun – solo estaba divirtiéndome con el niño bonito. Oh, que… es tu novio? – y los 3 hombre comenzaron a burlarse a carcajada abierta, pero esa risa se desvaneció al escuchar a Yoochun decir…
-Si, si lo es…
-Que?, que dices Yoo… - y sin dejarlo terminar Yoochun lo por la cintura y lo jalo hacia su cuerpo dándole un beso en la boca. Los 3 hombres se quedaron mudos.
-Ahora, VÁYANSE DE AQUÍ!, antes de que llame a la policía. – Junsu no podía creer lo que había pasado y tocándose los labios no dejaba de ver a Yoochun.
-Vamos a casa Junsu – le dijo Yoochun tomándolo de la mano.

En la casa de Yoochun, Junsu trataba de hablar con él pero no encontraba la manera de cómo empezar hasta que Yoochun se le acerco y justo en frente de el, le dijo…

-Entiendo que quieras saber del porque te bese en el bar, pero para serte sincero yo tampoco lo se. Y aunque suene extraño, la primera vez que nos vimos sentí como si te conociera desde hace mucho tiempo.
-A mi me paso lo mismo. Y no encontraba el momento ni el lugar para decirte que… que tu me gustas – bajando la mirada – pero tenia miedo.
-Pero miedo de que? – poniendo sus manos en las mejillas de Junsu, haciendo que este lo mirara.
-Miedo de que me rechazaras, por ser hombre.
-Pero, tú también me gustas y mucho… - Junsu se puso tan feliz que sus ojos se llenaron de lágrimas y sin más palabras unieron sus labios en un verdadero y tierno beso.

Al día siguiente, Yoochun salio a comprar algunas cosas dejando solo a Junsu, mas tarde mientras este ponía los platos en la mesa escucho que la puerta principal se abría, y creyendo que se trataba de Yoochun fue a recibirlo.

-Olvidaste algo, Yoochun? o es que no puedes estar tanto tiempo lejos de m…. – no pudo terminar pues se sorprendió al ver a una chica entrando como si esa fuera su casa.
-YOOCHUN, SORPRESA!!... – abrazando por error a Junsu - Oh!, tu no eres mi Yoochun…
-Tu Yoochun?… lo siento pero creo que te has equivocado – en ese momento llego Yoochun.
-Cristal?... que estas haciendo aquí?

-Como que, que estoy haciendo aquí? – le dijo ella abrazándolo – Junsu no podía entender nada de lo que estaba pasando y solo se quedo parado observando a Yoochun.
-Creí que regresarías dentro de un año? – le dijo Yoochun alejándose de ella.
-No podía estar mas tiempo lejos de ti, te extrañe tanto. Tu también me extrañabas verdad?
-Bueno, yo…
-Disculpen pero no entiendo nada – dijo Junsu parándose a un lado de ella.
-Ah, hola!, yo soy Cristal, la novia de Yoochun – estirando la mano para saludar a Junsu – mucho gusto…
-Su novia?... – se quedo completamente helado, pero al instante que reacciono salio de la casa sin decir nada mas.
-Vaya, que grosero es tu amigo, ni siquiera me saludo.
-JUNSU!, no te vayas!... – Yoochun no pudo hacer nada, solo ver como Junsu se iba alejando.
-Quien era ese muchacho, Yoochun?
-Tengo que decirte algo Cristal, pero no es algo que te gustara escuchar… - Yoochun la tomo de la mano y la llevo a la recamara y la sentó en la cama.
-Me estas asustando Yoochun, que es lo que te sucede?
-Lo siento Cristal, pero no pude cumplir mi promesa – hincándose enfrente de ella – me he enamorado de alguien mas.
-No, NO… ES MENTIRA!! – poniéndose de pie y cubriendo sus oídos.
-Te digo la verdad, y de verdad lo siento – acercándose a la puerta – el chico que viste antes en mi pareja, mi amante... – y salio en busca de Junsu.

Mientras Yoochun buscaba desesperadamente a Junsu, Cristal trataba de no volverse loca por lo que acababa de escuchar pero al final la rabia la invadió por completo, y como si fuera un tornado busco en toda la casa cualquier cosa que le dijera en donde encontrar a Junsu. Junsu, en la casa de Changmin, estaba tan lastimado que empezó a hacer de nuevo sus maletas para alejarse lo antes posible de todo lo que le recordara a Yoochun.
Repentinamente el celular de Junsu recibió un mensaje que decía…

“Necesito explicarte todo lo que paso esta mañana, por favor dame la oportunidad de corregir mi error. Esconderte lo de Cristal fue es lo mas estúpido que he hecho en toda mi vida. Por favor, solo escúchame y te prometo que si no logro convencerte de que me perdones no volveré a molestarte. Estaré esperándote en la casa abandonada cerca del pueblo a las 10:30 de la noche.”

Junsu sospechaba del lugar donde fue citado pero no le tomo mucha importancia ya que solo quería ver a Yoochun una vez mas antes de irse para siempre.
El tiempo transcurrió y Junsu se dirigió a la casa abandonada, pero…

-Yoochun, Yoochun… estas aquí? – Junsu se fue metiendo a la casa, en la cual la única luz que la iluminaba era la de la luna. Al estar completamente adentro perdió el conocimiento y cayo al piso debido a un golpe que recibió en la nuca. Cuando se despertó sintió su cuerpo inmovilizado, y efectivamente así era, estaba atado a una silla.
-Cristal? Que pretendes hacer?
-SILENCIO!, no te permito que menciones mi nombre – y de su bolsa saco un arma a apunto a Junsu en la cabeza.
-Por favor no dispares!... – cerrando los ojos.
-Si no quieres que lo haga, REVUÉLVEMELA… REVUÉLVEME MI VIDA!
-No te entiendo, como quieres que lo haga?
-Regrésame a Yoochun, eso es todo lo que tienes que hacer… - acercando más la pistola a la cabeza de Junsu.
-Pero no se como?...
-SOLO DESAPARECE! – y lanzo un disparo al techo, y muy cerca de ahí estaba Yoochun que al escucharlo corrió asustado hacia la casa. Al entrar vio a Junsu atado a una silla y a Cristal con un arma en las manos. Y sin pensarlo 2 veces se puso justo en medio de los dos.
-Cristal, ya basta, el no tiene la culpa de nada…
-CLARO QUE SI, EL ARRUINO MI VIDA!!
-Pero como pudo haberlo hacho si ni siquiera te conoce?
-EL HIZO QUE ROMPIERAS TU PROMESA… EL TE OBLIGO A OLVIDARME… EL SE METIÓ EN TU VIDA ASÍ COMO SI NADA! – y bajando el arma – Yo lo deje todo por ti, a mi familia, a mis amigos, a mi carrera, Y ASÍ ES COMO ME LO AGRADECES!? ! – se dio la vuelta y Yoochun aprovecho el momento para desatar a Junsu.
-Pero no me duele tanto el engaño sino con quien me engañaste, COMO FUISTE CAPAS DE ENAMORARTE DE UN HOMBRE! – y al girarse hacia ellos apunto con el arma a Junsu, pero Yoochun lo empujo a un lado y se lanzo hacia Cristal, forcejearon por el arma hasta que Yoochun hizo que la arrojara hacia atrás pero al momento de caer al piso esta se disparo hiriendo en la espalda a Cristal, al ir callando Yoochun la atrapo entre sus brazos…

En el hospital:

-Doctor, se va a recuperar verdad?
-Lo siento, pero la herida es muy profunda y no le podemos ayudar en más.
-Lo siento Yoochun – se le acerco Junsu y lo abrazo fuertemente.

Yoochun entro a la habitación de cristal, se le acerco y le tomo la mano cariñosamente.

-Yoochun tengo mucho miedo…
-No tienes por que, te pondrás bien, te lo prometo – sin poder detener las lágrimas.
-No, no mas promesas tuyas – mirándolo fijamente - .Yo se que no me queda mucho tiempo, pero solo te pido que por ultima vez me digas que me amas…, que me amas a mi y no a él, por favor.
-Perdóname Cristal, pero aun en este momento no te puedo mentir…

Y los ojos de Cristal llenos de lágrimas se cerraron para nunca mas abrirse.







FIN.










------------------

0 ♥Comentarios♥ :

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j