20 ago. 2009

Destiny (cap 6)

CAPÍTULO 6. CONOCIENDO LA DESILUSIÓN

*****

Jaejoong tragó hondo mirando a Yunho, pidiéndole ayuda en tal situación… no podía decirle la verdad a Junsu, sabía que lo iba a destrozar… y es que ya era notorio que el pelirrojo estaba enamorado de Yoochun, aunque muy probablemente no tenía ni idea de ello…

- ya Yoochun te lo dirá luego, Junsu ah… ahora vamos, tengo hambre… - y el YunJae solo pudo mirar agradecido a ChangMin, les había salvado de tener que ser portadores de malas noticias para el pequeño pelirrojo, que asintiendo apenas a Shim, entró al restaurante siguiéndoles pero sin evitar mirar una última vez a su ratón y esa chica que no dejaba de pegarse a su cuerpo y reír para él…

- … - y una mano viajó a ese lugar donde su corazón late… late de un modo diferente… casi lento, con una angustia que el pelirrojo no podía descifrar… pero que tenía todo que ver con esa chica de cabellos oscuros que parecía ser la culpable de que el pelinegro le deje cada día más de lado… -

Tomaron asiento y pidieron sus platillos, en medio de un silencio inconsciente e incómodo que el YunJae no podía cortar porque temían solo hablar y que Junsu saltara con preguntas sobre Yoochun y Yu Lin que no podría, ni querían, contestar… pero el pelirrojo parecía sumido en sus pensamientos, cosa en realidad rara, porque el pequeño delfín solía estar hablando y sonriendo todo el tiempo… pero ahora… ahora solo jugaba de hecho con su comida sin probar bocado…

- está mal que sienta cosas cuando estoy con Yoochun?... – soltó de pronto el pelirrojo, sin apartar su vista de su plato, por lo que no se dio cuenta de las miradas cruzadas de Yunho y Jae entre ellos, de ChangMin atorándose con un bocado pero tomando rápidamente su vaso de agua para no ahogarse… - es decir, que me guste estar con él mucho más de lo que me gusta estar con ustedes o Meloni… que me guste pasar tiempo a solas con él, que sonría al verme, que me revuelva el cabello o me enseñe a usar aparatos eléctricos, o se siente a mi lado cuando aprendo algo nuevo de todos esos libros que ChangMin me prestó… está mal que sienta que quiero tenerlo todo el tiempo solo conmigo? Está mal que me sienta triste por pensar en que estaba con una chica a la que no conozco? Está mal que le quiera?... que le quiera de una forma diferente a la que les quiero a todos ustedes? De una forma que no sé cómo nombrar, pero que me hace feliz… bueno, me hacía feliz, porque ahora que lo vi con esa chica, no puedo evitar sentirme triste, y en realidad también molesto porque no quiero que él esté con nadie más que conmigo… está mal todo lo que siento por Yoochun?

Junsu levantando la mirada viendo a los tres chicos alrededor…

Silencio…

El pelirrojo sonriendo con tristeza…

- supongo que si está mal… - suspiró, volviendo a bajar la mirada… algo en su interior se rompía y sentía un gran vacío en la boca de su estómago… y no, definitivamente no tenía nada que ver con que pudiera tener hambre…

- no… - Yunho carraspeó nerviosamente… - no es exactamente que esté mal… - el moreno buscó el apoyo de su novio con una mirada propia de un hermano mayor que no sabe cómo cuidar de su hermanito…

- mira, Junsu… - el pelioscuro suspiró… - las cosas que sientes por Yoochun no son malas… no en sí, lo que sucede con todo eso que sientes por él es… es que no sabes, no podemos saber lo que Yoochun opina al respecto… si… si siente lo mismo, si significa lo mismo para él… verás, Junsu ah… - suspiró una vez más, la mirada del pelirrojo fija sobre su persona… y se sintió como una madre cuando habla con su hijo sobre el primer amor… pero las pupilas tristes del pelirrojo le hacían tratar de encontrar la manera posible de evitarle cualquier sufrimiento… aunque eso sabe, no depende de él… - tú quieres a Yoochun, mucho… es la persona más importante en tu vida ahora, eso lo entendemos, y no lo vemos como algo malo… es solo… es que en realidad solo Yoochun puede darle otro significado a todas esas cosas que sientes por él…

Y Yunho y Jae supieron que no habían ayudado en nada a Junsu con decirle aquello… que solo lo habían confundido tal vez un poco más… que ChangMin había tenido razón al decirles cuando el pelirrojo se paró al baño, que las cosas estaban apenas por complicarse… y Jae presintió que Yoochun iba a meter la pata hasta el fondo en cuanto Junsu se atreviera a cuestionar por Yu Lin…

***************

Yoochun llevó a su prometida a su departamento, pero una vez más, dijo no poder quedarse y se apresuró en volver a su propio departamento, donde esperaba encontrar a un sonriente Junsu que se le tirara encima abrazándole con tal fuerza que ya no le extraña sentir que casi le corta la respiración…

Y quería volver porque extrañaba el calor de esos brazos, extrañaba esas sonrisas y miradas inocentes… ese carmesí que bañaba las mejillas del pelirrojo, esos pucheros cuando no entendía algo que le estaban explicando y le hacía morritos tratando de evadir esa especie de clases privadas que le daba…

Quería a Junsu… mucho más de lo que quería aceptar su terca mente… pero que el corazón tenía más que claro e intentaba hacerle ver…

Porqué otra razón era que no le atraía en absoluto intimar con su prometida, sino porque es el pequeño delfín el que todo el tiempo se encuentra en sus pensamientos…

***************

Residencia Shim

ChangMin sabía que era casi infantil el comportamiento que estaba teniendo para con su hermana… pero es que no podía evitarlo, quería besar a Mizuki cada que la veía… así que era mejor evitarla al máximo, aún estando en casa…

Sobre todo, porque no quería enterarse de esas conversaciones al teléfono que tenía con Vin Diesel… en las que seguro el estadounidense le hablaba bonito ocasionando esas tontas sonrisas y estúpidos sonrojos que detestaba en su hermana… los detestaba porque no eran provocados por él…

- ChangMin, hijo, estás muy callado… - Kaede miró al morocho con cariño materno, pero es que era raro que la mesa estuviera en silencio durante las comidas, cuando normalmente los chicos estaban molestándose y discutiendo por cualquier tontería…

- tengo cosas en qué pensar de la universidad, mamá… - evadió… y aunque ciertamente la escuela le tenía ocupado, no había absolutamente nada que no pudiera hacer, que le llamen ególatra, pero es muy inteligente y hasta ahora cualquier reto lo ha sacado sin mayor dificultad… muy a su pesar, su hermana ha sido la única causante de sus dolores de cabeza…

- y tú, Mizuki, cuál es el motivo por el que andas tan callada o pegada al teléfono por horas?... – fue turno de Hyun Sook de cuestionar… y es que hablando con su esposa, habían acordado abordar el tema en cuanto la oportunidad se presentara, y resultaba que la cena había sido perfecta ocasión…

- nada en particular papá, solo que mi hyung… - el morocho estremeciéndose… - ya no me quiere que ni me pela…

Mizuki estaba jugando, verdad? Lo estaba haciendo al decir aquello, cierto? Porque de ningún modo podía ser que se hubiera olvidado tan fácilmente de lo que estuvo a punto de pasar entre ellos la noche del antro…

- se han peleado?... – cuestionó sorprendida Kaede… y es que bien, suelen discutir, pero hasta donde recuerda, nunca se habían dejado de hablar por una pelea…

- no mamá… - se apresuró en contestar el morocho… - he dicho que tengo la mente en otra parte… ya saben que me gusta dar el cien en la Universidad, a diferencia de otras… - Mizuki tensándose ante la indirecta… bastante directa…

- qué quisiste decir con esa garrocha maltrecha… - se había puesto ya a la defensiva ella, mirando con el ceño fruncido a su hermano…

- si te queda el saco, póntelo… - se limitó a decir ChangMin…

E iniciaron una discusión de palabras que iban y venían haciendo que les diera calor, que sus miradas se cruzaran más de una vez, que fruncieran el ceño… que terminaran por volver a tener esa relación peculiar de hermanos en la que se la pasan molestándose… y que a fin de cuentas alivió en gran medida a los Sres. Shim, porque era preferible eso, que el repentino silencio y distanciamiento que habían notado en sus hijos…

***************

Departamento de Park Yoochun

Junsu llegó después del pelinegro… y eso de algún modo tenía molesto al ratón, porque NO se suponía que debía ser así, porque no tuvo ese abrazo de bienvenida cuando llegó al departamento cerca de una hora atrás, como no obtuvo aquélla sonrisa ni esas mejillas sonrosadas que le alegraban el día…

- Chunnie, llegaste ya… - el pelirrojo le sonrió radiante por el simple hecho de verlo… ahí, solo… sin ella…

- pues claro… dónde estabas, Junsu ah?... – era su imaginación? o definitivamente había sonado súper celoso…

- bueno, en la tarde a comer con Yunho y Jae, y ya en eso nos encontramos con ChangMin… - y no supo exactamente porqué, pero no mencionó ni que había estado en el Mall, ni mucho menos que le había visto con una chica… de alguna manera, presentía que no quería saber quién era ella… - y después de eso fui con Meloni al Acuario, fue de lo más lindo *0*…

- qué fue lindo, ver todas las maravillas en el Acuario, o pasarla con Meloni?... – ok, tenía que empezar a manejar sus celos, porque incluso había sonado golpeado al cuestionarle a un pelirrojo que sorprendido parpadeó un par de veces antes de decir nada…

- estás enojado porque salí?... – bajó la mirada… no le gustaba, no le gustaba nada que Yoochun se pusiera serio con él… porque eso le entristecía haciendo que temiera que por alguna razón pudiera el destino separarle del pelinegro…

- no… - suspiró… - claro que no, delfín, me exalté porque… - necesitaba una excusa y rápido… - porque, bueno, he tenido algo de presión en el trabajo… - … - pero no, no estoy enojado, discúlpame, sí?... – pidió acercándose al pelirrojo para abrazarlo cariñosamente…

Porqué lo estaba abrazando así?!

- Chunnie, quiero decirte algo… - suspiró el pelirrojo contra el cuello del ratón, generándole un estremecimiento que apenas ocultó separándose sutilmente de él como si le hiciera ver que de esa manera le prestaba atención…

- qué cosa, Junsu ah… - y por un momento sintió un vacío en el estómago al imaginar que le diría que estaba enamorado de Meloni o algo peor… que fueran novios… cerró los ojos un instante luchando por apartar esa clase de pensamientos de su mente…

- yo… - le miró y al instante sintió sus mejillas arder por esa profundidad con que los ojos negros del ratón le absorbían en la mirada… - no sé si está bien que te lo diga… - bajó la mirada y sintió que el pelinegro le tomaba la mano guiándolo hasta sentarse en el sofá…

- dime, Su… - instó Park, sonriéndole tratando de transmitirle confianza…

- Te Quiero Mucho… - confesó… o al menos fue lo que intentó dado que ni siquiera estaba seguro de lo que estaba diciendo… solo… solo estaba dejando que su corazón hablara en su lugar…

- también yo, delfín… - el pelinegro sonrió todavía más al decir aquello… pero por supuesto, no era que supiera el sentido con el que el pelirrojo le estaba diciendo esas palabras…

- de verdad? Me quieres, Chunnie? – cuestionó con ojos brillantes y un rubor tanto más encendido en sus mejillas…

- claro que sí, eres mi am… - pero los labios del pelirrojo sobre los suyos en apenas un toque torpe que pretendía ser un beso le hizo callar de inmediato….

- gracias… - susurró el pelirrojo con las mejillas a más no poder de carmesí… - yo… - pero no podía decir palabra alguna, se sentía avergonzado, feliz, pleno, dichoso, y un montón de mariposas aleteaban en su estómago, y luego sus dedos aún estaban entrelazados con los del ratón haciendo que se sienta todavía más contento a ser posible… y quiso gritar, saltar y bailar de contentura… quiso decirle algo más fuerte que un Te Quiero… quiso…

- Su… qué… - el pelinegro todavía no era capaz de salir de su asombro….

Junsu lo había besado!

Ok, no es que lo hubiera besado, besado… pero… sus labios habían estado posados sobre los suyos por cosa de… uno, dos, tal vez tres segundos… y había sido suficiente para que su corazón se desbocara y el cerebro se le trabara siendo incapaz de pensar ni decir nada…

Junsu se le acababa de declarar? Era eso lo que había pretendido decirle con ese “Te Quiero Mucho”…. Porque… porque vamos, él pensaba que aquello era solo… solo una forma de encontrar la seguridad y confianza suficiente para decirle algo más… algo como… como… al diablo, no lo sabe! Pero no esperaba que el pelirrojo le dijera aquello en sentido romántico…

Porque él mismo no podía corresponderle de tal manera sus sentimientos…

Además…

Junsu no podía hablar en serio… no podía sentir eso por él… porque… porque… son chicos! Vale, Yunho y Jae lo son y se aman, y son novios desde hace tiempo, y… ok, Yoochun se estaba ahogando en un vaso de agua y no estaba diciendo nada, ni llegando a nada… ni…

Porqué el delfín tenía que estarle mirando con aquél brillo en sus castañas pupilas? Porqué tenía que estar sonriéndole de esa manera que casi sentía que podía derretirse? Porqué tenía que sonrojarse con esa sutileza que solo conseguía que él pensara que era hermoso?

Él no tendría… NO TENDRÍA que estar pensando de esa forma en Junsu!

- Chunnie… - el pelirrojo murmuró, consiguiendo que la mirada fija del pelinegro le mirara detenidamente… - está mal que te quiera?

Técnicamente… NO… socialmente… bueno, no es bien visto… el amor entre dos hombres simplemente no es normal, ni moral…

- o fue por el beso… - el sonrojo era tan fuerte, que el color de sus cabellos se veía pálido ante el de su rostro… - lo hice muy mal? Lo siento, es que nunca he besado, y…

El beso? Claro que no estaba mal por eso! De hecho…. Tal vez le había gustado… tal vez, si tan solo hubiera durado un poco más y él hubiera podido responderle…

Él NO podía estar pensando tanta idiotez en tan pocos minutos!

… - me sentí avergonzado, y lo hice sin pensar… es que me siento muy feliz, Chunnie *o*… - y le abrazó aferrándose a su cuello… - Te Quiero muchísimo ratoncito…

Y Yoochun casi sintió que dejó de respirar… que el corazón le palpitaba en los oídos… que híperventilaría si Junsu no le soltaba…

- Su… - y quiso darse un golpe porque su voz le salió demasiado suave… aún así, le apartó de su cuerpo… - escucha…

- o///o sí… - su corazón palpitaba como nunca antes, y se sentía muy nervioso, le sudaban las manos y… solo quería volver a sentir los labios del pelinegro… sentir un beso de verdad…

Y ahí era donde Yoochun tenía que ser realista y desengañar al pelirrojo…

- cuando dijiste que me querías… - tragó hondo… en verdad, sería más difícil de lo que pudiera manejar… - lo dijiste pensando en que me quieres como Yunho y Jae se quieren entre ellos, o como yo los quiero a ellos?

Qué Junsu no había sido más que obvio? Le había besado!!!!

- como he visto que se quieren entre ellos… - susurró bajando la mirada muy, pero muy avergonzado…

- Junsu ah… - suspiró… - yo… cuando dije que también te quería… - y la mirada del pelirrojo volvió a levantarse para observarle con ese brillo intenso en sus ojos marrón… - yo… Su… - sabía que se iba a convertir en la peor persona del mundo… pero tenía que decirlo… - yo te quiero como estimo a Jae y Yunho, como amigo…

Y la sonrisa del pelirrojo casi desapareció al instante…

- no entiendo… - murmuró sintiendo una opresión en su pecho…

- Junsu ah…. Yo sé que piensas que estás… enamorado de mí, pero… no es así sabes, no lo creo, es que te falta conocer más gente y relacionarte, y…

- conozco gente… - le interrumpió… - conozco a Jae, a Yunho, a ChangMin y Mizuki, a Meloni, y no siento por ellos lo que siento por ti, Yoochun ah… - y sintió cómo un nudo se formaba en su garganta y sentía ganas de llorar… porque presentía que el pelinegro aún estaba por decir lo peor…

- pero necesitas conocer más personas, Su… chicas… - porqué sentía que él solo se estaba lanzando en un abismo…

- chicas?... – recordó a la de cabellos oscuros con quien le viera esa tarde…

- sí…

- como la chica con la que estabas esta tarde en el Mall?...

- viste a Yu Lin?... – el pelinegro sorprendido… temeroso… aterrado de hecho…

- así es como se llama ella… - se hizo un poco hacia atrás… como alejándose del dolor inminente… - y a ella si la quieres, Chunnie? A ella si la quieres como se quieren Yunho y Jae?... la… la amas?

Sí, esa era la palabra que debió decir antes… era el grado de cariño, de afecto, de querer que le tenía a Yoochun… le amaba… como se amaron sus padres…

Park también evadió la mirada del pelirrojo, mordiéndose el labio y pensando en lo que acababa de preguntarle… Amaba a Yu Lin?

- sí… - respondió… aunque ya no estaba nada seguro de ser aquello lo que sintiera por su prometida…

Junsu sintió que se le iba la respiración… un agudo dolor aquejar su corazón… y las lágrimas resbalar sin miramientos por sus mejillas… hacía realmente mucho tiempo que no lloraba así…

Porque lo que Yoochun acababa de decirle le dolía casi tanto como le dolió la pérdida de sus padres… naturalmente diferente… pero a fin de cuentas… se daba cuenta de que seguía como desde entonces… sin amor…

Un sollozo salió de su garganta sin que pudiera retenerlo… pero es que dolía tanto saber que Yoochun no le quería… que amaba ya a alguien más… a una chica… lo que él jamás podría ser…

- Junsu ah… - el pelinegro quiso tomarle la mano, tal vez para abrazarlo y tratar de consolarlo… pero por Dios! Cómo se atrevía a intentar tal cosa cuando él era el causante de esas lágrimas, de esos sollozos descontrolados, de ese Junsu alejándose de su contacto, poniéndose de pie y temblando de pies a cabeza…

- lo siento… - dijo apenas entre sollozos… para salir disparado del departamento… y correr… correr lejos del dolor… lejos de Yoochun… era la primera vez que sentía algo tan hermoso como el amor, porque no dejaba de ser bello… pero era también la primera vez que sentía su corazón desgarrarse de esa manera…

- Junsu!... – el pelinegro salió tras él…

Pero era tal su suerte y cosa del destino, que tropezó con la mesa de centro y eso hizo que el pelirrojo saliera antes de que él se levantara, pero lo hizo, y para cuando salió del departamento, el ascensor había cerrado ya sus puertas. Corrió escaleras abajo, pero cuando llegó al lobby del edificio y preguntó al portero, éste le dijo que sí había visto al pelirrojo salir, pero que no vio el rumbo que tomó fuera del edificio… Park salió y se asomó en todas direcciones, pero ni rastros de Junsu… respiraba agitadamente y tenía un agudo dolor en el pecho… estaba asustado… asustado de que a Junsu pudiera pasarle algo caminando a esas horas solo por la ciudad…

Todo por su maldita culpa!

Si tan sólo hubiera hablado desde el principio, tal vez nada de esto estaría pasando…

Y tal vez nunca habría tenido todos esos días de sonrisas, abrazos, mimos y pucheros que le habían estado alegrando la vida…

Tan difícil era aceptar que también se había enamorado?

- no… - se dijo a sí mismo, negando fuerte ese sentimiento por Junsu… - no puedo, es un chico, yo… voy a casarme…

Pero recordó que el pelirrojo estaba por ahí solo… y se apuró en marcar su móvil… obviamente, no recibió respuesta… como podía ser que de hecho el pelirrojo no llevara el móvil consigo, o que le estuviera ignorando deliberadamente, Yoochun solo pudo pensar en salir en alguna dirección para buscarle… y hablar con él… y… buscar alguna manera de arreglar su idiotez…

***************

Yunho y Jae estaban en el departamento del pelioscuro, disfrutando de besos apasionados y caricias que iban subiendo de tono… cuando el móvil de Jaejoong sonó insistentemente hasta que no pudo más que tomarlo…

- es Junsu… - descolgó y supo que efectivamente el pelinegro había terminado por meter la pata hasta el fondo cuando escuchó los gimoteos del llanto al otro lado de la línea…

- duele mucho, Jae… duele mucho… - era lo único que era capaz de decir, mientras se encoge sentado en un rincón de la banca de un parque que estaba casi desierto…

- Junsu ah, dónde estás?... – ya el pelioscuro estaba caminando a la puerta tomando las llaves de su auto…

- no lo sé… - sollozó más fuerte el pelirrojo… - Yoochun no me quiere Jae, me mintió… él no me quiere… él la ama a ella, Jae…

- Junsu, escúchame, necesito que me digas cómo es el lugar donde estás…

Yunho que estaba escuchando la conversación gracias a que su novio había puesto el altavoz, tenía muchas ganas de tener a Yoochun delante suyo para golpearle unas cuantas veces por haber sido tan idiota de terminar lastimando de esa manera a Junsu… siempre lo dijo, el pequeño delfín era inocente, y era de esperarse que hubiera terminado enamorado de Park con la forma tan atenta, cariñosa… y celosa… con que le trataba….

- quiero irme, Jae, quiero volver a mi casa… quiero volver a la isla… - sintió que ese dolor en su pecho avanzaba por su garganta haciéndole convulsionar por el llanto que seguía mojando sus mejillas…

- Junsu, hablaremos de eso, sí? Pero ahora necesito saber dónde estás para ir por ti, entiendes, escúchame, vamos a cuidarte, sí? Yunho y yo iremos por ti y te vamos a cuidar, vas a estar bien, Su…

- pero Yoochun no me quiere, y yo le quiero demasiado, y esto duele mucho, Jae…

- lo sé, Su… lo sé…

………………………………………………

Fue toda una odisea haber conseguido que Junsu se controlara lo suficiente al teléfono para que les dijera el lugar donde estaba… pero ahora estaba dormido en la cama de Jae, después de haber estado llorando amargamente por horas… y balbucear una y otra vez que amaba a Yoochun y que dolía que no le quisiera igual…

Y apenas un minuto después de que Junsu por fin les hubiera dicho dónde se encontraba, Yoochun había marcado a Jae, pero como se dignó en no responderle porque estaba enojado con él, el pelinegro intentó entonces con Yunho, que le contestó a la primera calmándose apenas de decir todas las palabrotas que tenía pensadas para él… porque el pelinegro lloraba desconsolado al otro lado de la línea diciendo una y otra vez…

- soy tan idiota Yunho, lo herí, herí a Junsu, y ahora no lo encuentro, y tengo mucho miedo de que le pase algo… no merezco que me quiera ni un poquito, porque lo lastimé….

Y había preguntado si sabían algo del pelirrojo, a lo que el moreno estuvo por decirle que iban por él cuando Jae con gestos le hizo saber que no debía decir nada… porque estaba tan enojado con él porque de alguna manera pudo evitar todo eso si tan solo hubiera sido capaz de ser sincero, que la verdad es que deseaba que sufriera un poco… que llorara porque lo tenía merecido… porque Junsu valía esas lágrimas… y tal vez, su amigo pelinegro fuera capaz entonces de aceptar sus propios sentimientos por el pelirrojo…

***************

Departamento de Park Yoochun

El pelinegro estaba acostado en la cama de Junsu. La almohada empapada por sus lágrimas… sus mejillas bañadas de llanto…

- perdóname Junsu, jamás debí traerte conmigo, solo te he hecho sufrir por imbécil que soy…

Y deseó no sentir todo aquello que le revolucionaba el interior…

Quiso no haber conocido a Junsu…

Porque ahora se daba cuenta de cuán enamorado estaba de él…

Pero que no podía decírselo…

Porque estaba a nada de casarse con Yu Lin, porque a ella también le debía felicidad cuando se la prometió antes siquiera de imaginar que conocería al amor de su vida en un joven de 19 años que acababa de decirle que le ama… y a quien no puede amar de vuelta…





----------------

0 ♥Comentarios♥ :

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j