20 ago. 2009

Destiny (cap 5)

CAPÍTULO 5. CONOCIENDO LOS CELOS

***************

Yoochun no había podido ignorar esa incómoda sensación en su estómago que nada tenía que ver con malestar físico… que llevaba nombre y apellido… y una hermosa sonrisa en aquél rostro de ángel que no hay podido apartar de sus pensamientos por más que ha intentado concentrarse en las palabras emocionadas de su madre y suegra, o las metas ya planeadas para ellos por su padre y suegro.

Ya Yu Lin había desistido de tratar de entender lo que pasaba con su prometido y no pudo evitar aquél suspiro desilusionado y una mirada preocupada cuando el pelinegro volvió a disculparse con ella cuando después de que la cena terminara y ella le hubiese invitado a su departamento, Park casi había parecido ausente y totalmente desinteresado de pasar una noche entre sus brazos compartiendo besos y caricias con miradas cómplices envueltos por las sábanas de su cama.

- te has enamorado de otra, Yoochun?... – pero su pregunta soltada al aire no encontró respuesta clara en ese momento, más servía para acrecentar su duda y dejar una sensación de tristeza que dolía en su corazón… porque con todo y que su compromiso había sido más por obligación y presión de sus respectivos padres, no va a negar cuánto ama a Yoochun.. cuán feliz se sintió el día aquél en que su noviazgo alcanzó esa solidez casi estable del compromiso…

Aparcó en el estacionamiento del edificio de su departamento, pero antes de bajar de su auto, lloró esa incertidumbre que ahora carcomía su interior, apoyó su rostro en sus manos sobre el volante… y esperó que liberar aquéllas lágrimas en algo aliviara ese remolino de sensaciones que le asustan…

Porque ahora sabe que no podría vivir sin Yoochun…

***************

En el antro…

Meloni tenía sus manos posadas con delicadeza en los costados de la cintura de Junsu, sonriéndole con sutileza para no asustarlo más de lo que ya podía notar en el brillo de esos preciosos ojos color marrón…

- tranquilo, no voy a hacerte nada que no quieras… - susurró cerca de su oído, logrando en el movimiento que sus cuerpos se rozaran causándole extraños y novedosos escalofríos al pelirrojo… - solo déjate llevar por el ritmo de la música, bailar es una cuestión muy natural…

Junsu levantó la mirada calvándola en esos ojos claros de Christopher… ese chico era muy diferente a Jae y Yunho… y de alguna manera le recordaba a Yoochun… tal vez por la manera en que procuraban enseñarle algo nuevo de esa mundo que no deja de parecerle fascinante… quizá porque el brillo en esas pupilas le dejaba esas sensaciones que ha sentido, sobre todo últimamente, con el pelinegro…

- lo ves, lo estás haciendo muy bien, Junsu… - la sonrisa de Meloni se amplió, y solo entonces el pelirrojo se percató de los movimientos pausados de su propio cuerpo al ritmo de la música… - bailas como si lo llevaras en la sangre…

- gracias… - atina a murmurar reconociendo ese calor concentrándose en sus mejillas… ahora también se avergonzaría con Christopher?

………………………………

Yunho y Jaejoong simplemente habían pestañeado confundidos al darse cuenta de la ausencia de Junsu y Meloni… pero el ritmo y el ambiente del local invitaba al gozo, por lo que pronto se perdieron también en la pista de baile, moviendo sus cuerpos con pasos enérgicos y sensuales… y pronto incluso se habían abierto las personas en torno a ambos, admirando y aplaudiendo los movimientos de moreno y pelioscuro… aunque ciertamente ellos hubieran preferido no tener público porque así no podían bailar con la cadencia que deseaban, ni compartir deliciosos besos apasionados…

- quién te manda a bailar tan bien…- dijo Jae a su novio en una ocasión en que estuvieron lo suficientemente cerca…

- y a ti ser tan hermoso… - sonrió Yunho, acariciando con disimulo el trasero de su novio, dejando que sintiera su entrepierna al pasarle con un paso rítmico por la espalda…

Y las miradas de deseo y sonrisas coquetas fueron y vinieron entre ellos por un rato más hasta que dejaron de ser el blanco de atención de las personas a su alrededor… porque se perdieron hacia un lugar más privado donde comerse a besos sin más ojos que los suyos propios perdiéndose en la mirada del otro…

………………………………

ChangMin estaba que echaba chispas con la mirada… y es que sentado a lado de su hermana, solo podía sentir que algo le quemaba el estómago al escuchar a ese hablando muy entretenido con Mizuki…

- había pensado en no venir, pero mi amigo Cris insistió tanto y habló maravillas de Seúl, que me convenció… y ahora entiendo porqué le gusta la ciudad, hay mucha belleza en ella… - vio con gusto cómo la chica se sonrojaba y sonreía tímidamente… su técnica de conquista nunca fallaba… aunque le iría mejor si el chico de a lado se desapareciera y les dejara a solas… - it`s your boyfriend?... – cuestionó en inglés, dirigiendo su mirada al morocho… no hacía demasiados minutos que conversaba con la chica, pero ya había podido percatarse de su fluido inglés…

- no!... – pero por alguna razón su corazón palpitó muy rápido y el color le subió a las mejillas…

- … - pensó ChangMin… y aunque él tal vez no domina el idioma inglés, entendió perfectamente lo que el extranjero preguntara…

- es mi hermano… - había aclarado a la vez la chica… y posó su mirada en el morocho, como pidiéndole que se desapareciera y le dejara ligar cómodamente…

- oh… - Vin recorrió con la mirada al morocho… - no se parecen mucho… - Min frunciendo el ceño… - por eso pensé… - la muchacha sonriendo ampliamente…

- igual somos hermanos, MUY unidos y no permito que cualquiera se acerque a ella… - desde cuándo él marcaba tan celosamente límites de acercamiento hacia su hermana?... Mizuki rió nerviosamente, dando disimuladamente un pisotón a su hermano, que le miró molesto…

- no le hagas caso, así bromea él, es un poco raro… - el morocho iba a replicar justo cuando su hermana lo fulminó con la mirada… - sí nos llevamos muy bien, pero él no decide con quién salgo… - Mizuki se puso de pie anta la mirada atenta y sorprendida de ChangMin… - me invitas a bailar?

- por supuesto… - Vin ni siquiera lo pensó, se puso de pie y tomando la mano de la chica, posando la otra en la cintura femenina de tal modo que le abrazaba, se encaminaron rumbo a la pista…

ChangMin bufó enojado, apartando su mirada de esa escena que le desagradó en absoluto… estaba celoso… románticamente celoso de que su hermana estuviera ligando en sus narices con un perfecto extraño…

- idiota estadounidense… -y sin pensarlo, tomó de un solo trago la cerveza que estaba frente a él…

………………………………

Yoochun colgó por quinta vez su móvil… Junsu no le contestaba… ni Jae, ni Yunho… y eso le preocupaba, porque que el YunJae le ignorara solo significaba que estaban “ocupados” y que SU pequeño pelirrojo estaba solo…

- no se atreverían a involucrarlo, cierto?... – por un segundo el pelinegro imaginó una escena que le revolvió el estómago e hizo que algo rugiera en su interior… celos?

Movió la cabeza negando esos pensamientos, viendo que el semáforo le daba otra vez luz verde… y aceleró recorriendo esas pocas calles que quedaban para llegar al antro donde recuerda le dijeron sus amigos que estarían… reconoció el auto de Yunho en el parking subterráneo... estaba en el lugar correcto. Aparcó en el primer lugar que encontró para luego apresurarse hacia el elevador que lo llevó hasta el piso del local, apenas entró, el estridente sonido de la música lo envolvió, y más de una mirada femenina se cruzó son sus orbes invitándolo a acercarse... pero no había más nada que Junsu en su mente, por lo que recorrió la pista y las mesas alrededor en las dos plantas en busca del pelirrojo… pero fueron sus amigos quienes le encontraron primero…

- Yoochun!... – le gritó el moreno desde la segunda planta… el pelinegro volteó hacia ese débil sonido que casi como un susurro escuchó en medio de la música… y ahí estaba el YunJae, por lo que apresuró sus pasos hacia el segundo nivel…

- porqué no contestaron mis llamadas… - les reclamó apenas llegó junto a ellos… estaban sudados y un poco agitados, mejor no iba a preguntar detalles… - olvídenlo, dónde está Junsu?...

- por ahí conociendo gente… - respondió el pelioscuro con simpleza… - qué haces tú aquí tan temprano… - le miró de arriba abajo… era claro que no había tenido nada de acción con Yu Lin… y eso solo podía significar que su amigo pelinegro seguía con esa peculiar indecisión de sentimientos que cada día parecían quedar muy claros para él y su novio, menos para su amigo…

- qué me tomas tiempo, o qué… - frunció el ceño… era su imaginación, o Jae se molestaba con él cada que preguntaba (ansiosamente) por el pelirrojo…

- no, pero antes cuando salías con tu PROMETIDA, pasabas la noche o el día con ella; ahora casi te parece una obligación salir con Yu Lin… - el pelioscuro le miró retador… igual podía ser por el efecto de las bebidas que ya consumió, o también por su carácter y el hecho de que conoce a su amigo, y que el pelirrojo le cae muy bien y presiente que se está enamorando del ratón y no quisiera verle sufrir por sus confusiones…

- no es verdad!... – saltó el pelinegro, e iba a continuar con sus réplicas cuando alcanzó a ver por el rabillo del ojo una mata pelirroja abajo en la pista de baile… y enfocó su mirada reconociéndolo… a ambos… - le presentaste a Meloni!!... – claramente molesto, Park veía receloso al hombre conversando con su delfín… porque eso hacían, no? Porque el estadounidense tenía una mano en la cintura de su pelirrojo y su rostro a la altura de su oído, mientras se movían demasiado lento para gusto del pelinegro…

- no fui yo, se presentó solito… - se defendió con tono inocente Jae, Yunho solo les estaba escuchando mientras esperaba que se les bajaran los humos… ya antes han tenido esa clase de discusiones de hermanos…- además, hasta donde yo se, Junsu no tiene pareja.. – estaba decidido, Park Yoochun tendría que reconocer sus sentimientos y aceptarlos por la buena o por la mala… el ratón sintió una punzada en su pecho, y el moreno solo esperaba por su explosión… - así que bien puede conocer gente y ligar…

- Junsu no es así… - aseguró con voz ronca, mirándolo con enojo… y con paso firme bajó a la pista, internándose entre las personas hasta llegar al lugar donde los vio….

Mientras que Jae se dejaba abrazar por Yunho, escuchando sus palabras suaves al oído, confortándolo y haciéndole saber que todo estaba bien…

- de verdad, Junsu, deberías venir a Estados Unidos conmigo, te va a gustar y conocerás muchas cosas más… - murmuraba Meloni… mordiéndose el labio como última medida para no besar esos labios suaves del pelirrojo…

- gracias… - murmuró tanto más avergonzado… - pero ahora soy feliz aquí, tal vez en algún futuro…

- como quieras, mi oferta se mantendrá abierta hasta que gustes… - y su mirada se quedó prendada de sus labios… deseaba tanto probarlos… tanto…

- Junsu!... – fue esa interrupción la que impidió que Meloni terminara besando a un nervioso y sonrojado pelirrojo que enfocando su vista en el dueño de esa voz, sintió una enorme alegría al reconocer al pelinegro…

- Chunnie!... – y sin importarle nada, se lanzó a brazos del ratón, muy emocionado de saberlo ahí. Park lo envolvió en sus brazos mirando a Meloni con seriedad… o tal vez como si tratara de dejarle en claro que el pelirrojo era suyo y de nadie más…

- qué hacías sin mí, eh?... – murmuró en su oído con tono varonil, acariciando la espalda del pelirrojo de tal manera que logró que se estremeciera y suspirara contra su cuello dejándole sentir su aliento cálido…

- me enseñaba a bailar… - cerró los ojos disfrutando de ese tipo de tacto… no sabía muy bien todo lo que le estaba pasando, pero le encantaba estar con el pelinegro… le hacía sentir cosquillas en el estómago el que le tratara así, y eso le gustaba…

- te estuve llamando y no me contestabas… - sonrió al ver como Meloni se retiraba dejándoles solos y sin haber dicho palabra alguna…. Aunque ciertamente no le había agradado esa sonrisa que le dedicó antes de darse la vuelta y perderse entre las demás personas bailando… presentía que le acababa de retar… y no estaba seguro del porqué le irritaba… del porqué intuía que el premio era demasiado alto incluso para él… tenía un poco de miedo… miedo a lo desconocido… a lo que Junsu le estaba haciendo sentir…

- eh?... – el pelirrojo se separó buscando de inmediato su móvil en el bolsillo de su pantalón… sacó el móvil y vio la cantidad de llamadas perdidas provenientes del pelinegro… - lo siento! No me di cuenta, perdón ratoncito…. – hizo un puchero mientras le miraba con ojitos de cachorro abandonado…

- ya… te perdono nada más porque ahora bailarás conmigo y me dirás que tanto hacías tan pegadito a Meloni… - más celoso, imposible…

- yo… o///o yo no estaba pegadito a él… - se defendió… mientras luchaba contra los nervios que al sentir una mano del pelinegro en su costado le dejó… - solo me hablaba de su país y me invitó a conocerlo…

- te invitó a ir con él?… - frunció el ceño…

- sí… pero yo preferiría ir contigo *0*… - deslizó sus manos pasándolas a lado de la cintura del pelinegro… - me gustaría conocer el mundo entero a tu lado, Chunnie… - sus mejillas se encendieron en carmesí….

- poco a poco lo haremos, ya verás, delfín…

- terminó pronto tu compromiso? Jae y Yunho ya me habían dicho que era probable que no vinieras… - se olvidó por completo de la música y recargó su mejilla en el hombro del pelinegro moviéndose lentamente como si bailara música romántica…

- sí, lo sé… - y sentirse de aquélla manera con el pelirrojo lo hizo recordar también el lugar donde se encontraba… y volvió a ser consciente de todas esas personas a su alrededor, algunas que de vez en cuando les miraba y murmuraban entre ellas cosas que ya imagina el sentido con que son expresadas… podía ver incluso sonrisas morbosas curvarse en labios de algún que otro sujeto… y por alguna razón quiso golpear a cada uno de aquéllos que recorrían con lascivia el cuerpo del pequeño delfín entre sus brazos, sujetos que se relamían los labios al enfocar sus lujuriosas miradas en el trasero del pelirrojo… - estabas a gusto con Meloni?... – y ni él comprendió la urgencia de saber lo que su amigo pensaba del extranjero…

- no tanto como estoy ahora contigo, pero es alguien que me agrada… - se separó lo suficiente para verle a los ojos… - a ti no te agrada?

- no mucho… - sinceró… y menos cuando ve que vuelve a acercarse a ellos, dedicándole una sonrisa retadora que le dejó claro que aún cuando hace instantes se retiró, no cedería su atención del pelirrojo… - prométeme que tendrás mucho cuidado con él, sí? No voy a elegir tus amistades por ti, pero déjame preocuparme por aquéllos de quienes te rodeas, Junsu ah…

- porqué no te cae bien… - quiso saber… pero no obtuvo respuesta ya que el pelinegro miraba atentamente algo o a alguien a su espalda… y pronto sintió esa presencia arrebatadora de Christopher…

- no vengo a interrumpirlos, solo vine a despedirme… - el pelirrojo se medio giró para escucharlo… - pero si no te importa… y te dejan… - mirada divertida hacia Park… - me gustaría que desayunáramos o hiciéramos algo juntos uno de éstos días… - desde que el pelinegro llegara instantes atrás, había podido notar el celo refulgurar en esas pupilas oscuras que aún le observaban con molestia… y le había parecido por demás interesante ver hasta dónde podría llegar con tal de alejarlo del pelirrojo… pero ahora había ligado con un chico que ya incluso le había invitado a su departamento, y tenía deseos de liberar algo de tensión con sexo sin compromiso alguno de por medio salvo el placer banal de la pasión…

- yo… - el delfín miró al pelinegro como consultando lo que debía responder… pero el ratón le sostenía la mirada al estadounidense…

- te diré qué, te llamo mañana después de que hayas hablado con tu amigo… - más de esas miradas retadoras y sonrisas divertidas… - y ya me dirás lo que decidas… - y como para picar a Park, Meloni se acercó a besar la comisura de los labios del pelirrojo… - hasta luego…

Junsu se había sonrojado como termostato por la acción de Christopher, mientras que Yoochun había apretado los puños con tal fuerza que casi se hiere las palmas con sus uñas… ese tipo no le agradaba por la simple y sencilla razón de que estaba tras SU Junsu…

………………………………………

Vin y Mizuki llegaban a sentarse entre risas después de mucho bailar. ChangMin aún estaba ahí, con cara de pocos amigos, las mejillas ligeramente sonrojadas y una nueva copa de una bebida con vodka…

- desde cuándo tomas?... – se extrañó su hermana…

- ya me voy, y no tienes permiso de quedarte, así que despídete y vámonos… - se puso de pie y comenzó a andar sin esperar por su hermana…

- oye! ChangMin!... – respingaba la chica, pero su hermano seguía alejándose… - condenada garrocha maltrecha… - refunfuñó entre dientes, pero no tuvo más opción que despedirse… - me dio gusto conocerte, espero me llames…

Y comenzó a andar tras el morocho cuando Vin la sujetó de la mano atrayéndola hacia él, la abrazó con cariño y la besó… oh sí, la besó con delicadeza tomándola por sorpresa… pero no iba a negarlo, ese beso le había gustado… y ChangMin habiendo visto tal escena solo pudo sentir que algo se quebraba en su interior, para luego sentir aquélla molestia regurgitando desde su estómago y salió casi corriendo del local para evitar lanzarse a los golpes sorbe ese tal Vin Diesel que se había atrevido a besar a su hermana… y pareciera que así de fácil un chico llegaba y ligaba con su hermana como él hubiera querido…

- yo hubiera querido!?... – murmuró sorprendido por la intensidad de sus pensamientos, respirando un poco agitado por esas sensaciones que impetuosas se hacían dueñas de todo su cuerpo…

- te llamaré Mizuki… - aseguró el muchacho, sonriéndole con un dejo de picardía mientras la soltaba y admiraba su sonrojado y bello rostro…

La chica atinó a sonreír y dar la vuelta marchándose… mirando en todas direcciones buscando a su hermano… el corazón le latía de prisa, pero no con la emoción con que siempre esperó que latiera al recibir su primer beso… encontró a ChangMin una vez salió del antro, estaba de pie en la acera mirando hacia la avenida esperando por un taxi que llamar…

- hyung!... – el morocho frunciendo el ceño más si era posible… - hyung, te estoy hablando… - se exasperó la chica…

- te he dicho que no me llames así… - replicó el morocho con un tono de voz áspero y claramente enfadado… porque que le llamara de esa manera en ese momento solo le recordaba ese lazo de sangre que ahora tanto le carcomía las entrañas puesto que la confusión de sus sentimientos por su HERMANA crecía sin miramientos…

- pues no me ignores cuando te hablo, y deja de ser tan crío, se puede saber porqué te enojas y te pones en plan de hermano sobreprotector… - inquirió ella también molesta, cruzándose de brazos esperando la respuesta…

- no estoy siendo sobreprotector, pero por si no te diste luz, ese “pelón” solo tontea contigo porque te quiere para una sola cosa… - espetó más molesto de lo que hubiera querido… los celos le estaban corroyendo las entrañas…

- solo porque es extranjero… - comenzó ella…

- lo acabas de conocer!

- no significa que solo quiera llevarme a la cama, podría ser el chico de mi vida, sabes… - replicó Mizuki, tratando de entender porqué ahora su hermano parecía tanto más molesto porque un chico se interesó en su persona…

- que idea la tuya de tener galán… -el morocho ya se sentía ofuscado, miró a los lados comprobando que no hubiera nadie escuchándolos discutir como auténtica pareja… por suerte, solo había unas cuantas personas pero bastante más interesados en explorarse la anatomía… y aquello de hecho no ayudaba a sus pensamientos…

- tal vez porque no he tenido novio y el único chico al que he visto en calzoncillos eres tú… - refunfuñó ella tanto más molesta, a punto de los gritos sin control… solo su hermano sabía bien cómo sacarla de sus casillas en instantes…

- qué! Acaso quieres verlo en calzoncillos o desnudo, acaso lo único que quieres es ESO… - medio cuestionó, medio espetó incrédulo… no quería ni siquiera imaginar a su hermana con cualquiera en la intimidad…

- y qué si es así!... –ya estaba… esa vez le había colmado la paciencia… alcanzó a divisar un taxi y decidida se acercó a la orilla de la acera para llamarlo…

Pero entonces sintió como el morocho la tomaba con un poco de fuerza de la mano y la jalaba hacia él, la tomó por los hombros y la condujo hasta que chocó su espalda contra el muro del local; bastante sorprendida por ello su respiración se alteró… pero no estaba menos agitada que la del morocho que le veía con intensidad… una mirada que la hizo temblar pero que no alcanzó a comprender… o tal vez no quería hacerlo…

- escúchame muy bien, Mizuki, tú no puedes pensar algo así…

- porqué no, si me gusta… - trató de evadir la mirada pero no pudo, se había prendado de los ojos de su hermano…

- y qué tiene él que no tengo yo, eh!

Y entonces algo hizo clic en la mente de ambos…

ChangMin se aterró al darse cuenta de la intención de sus propias palabras, de la postura en que se encontraba haciendo acorralado a su hermana dejándola entre el muro y su cuerpo, demasiado juntos a decir verdad, porque podía sentir cómo algunas partes de su cuerpo se rozaban por la cercanía… y eso estaba alterándole las hormonas…

Mizuki miraba entre confundida y asustada a su hermano… qué clase de pregunta era esa! Ellos son hermanos, por Dios!... y sin embargo, sentía ligeros temblorcillos provocados por esa cercanía entre sus cuerpos, también el calor de sus mejillas que sabe no son solo producto de la discusión, sino de esa actitud posesiva hacia su persona por su hermano… que de alguna forma, retorcida, no le desagradaba…

Y entre pensamientos confusos, y emociones que saben no debieran tener por el otro, poco conscientes fueron de que iban reduciendo la distancia entre sus rostros, que compartían el aliento… un aliento con aroma a licor… que casi se rozaron los labios en lo que pudo ser un beso, cuando las carcajadas de un grupo de jóvenes saliendo del antro los trajo de vuelta a la realidad, obligándolos a separarse rápidamente y evitar al máximo cruzar sus miradas…

- … - ChangMin volvió a la orilla de la hacer, parando un taxi que frenó bruscamente al ver que el muchacho levantaba la mano…

- … - subió al taxi cuando su hermano abrió la puerta y sin dirigirse la palabra le dio a entender que abordara…

Fue una tortura sentarse juntos en el asiento trasero, cada uno en una esquina, como deseando poner un abismo en medio que les impidiera sentir el calor del otro. Y el conductor del taxi miraba por el retrovisor disimuladamente… para él, una historia más de novios peleados que quizá llegarían a su departamento a reconciliarse entre sábanas desordenadas…

……………………………………

Yunho y Jaejoong buscaron a Yoochun y Junsu por un buen rato, hasta que los encontraron sentados en la barra conversando de lo más entretenidos de quién sabe exactamente qué cosa…

- ya se te bajó el genio?... – el pelinegro pudo notar en el tono de voz y la mirada del moreno un dejo de diversión al verlo todo sonrisas en compañía del pelirrojo…

- no del todo… - y clavó su mirada en el pelioscuro, quien simplemente rodó los ojos…

- ya te dije que no fui yo, se presentó solito, además no tiene nada de malo…. – el pelirrojo miraba alternadamente a Jae y al ratón…

- como si no supieras cómo es tu amigo…

- Meloni no es tan maldito como tú y Yunho se han empeñado en creer…

- tiene su historia, amor… - replicó el moreno…

- a mí me pareció buena persona… - opinó el pelirrojo, ganándose la mirada interrogativa del pelinegro… y molesta?... – es un poco, mh, cómo decirlo… no estoy seguro, pero fue agradable conversar con él, y me enseñó a bailar *0*…

- eres tan inocente, Junsu ah… - el moreno le desordenó el cabello…

- eh?... – el delfín confundido…

- yo te entiendo Junsu ah… -habló Jae… - así que tienes mi apoyo para conocer a Cris… - el pelinegro fulminándolo…. – y estoy seguro de que Yoochun tarde o temprano se animará a presentarte con otras personas que también le importan tanto como tú…

- de verdad, ratoncito *w*… - cuestionó todo emocionado el pelirrojo…

Yoochun comprendió la intención de Jae… y aunque se ofuscó por el hecho, no podía negar que el pelioscuro tenía razón, de que le está dando demasiadas vueltas al asunto sin que haya necesidad… el mundo no dejará de girar tan solo si presenta a Yu Lin con Junsu, cierto?

- sí, delfín, uno de éstos días te presentaré a mis padres, y a una de las personas más importantes en mi vida…

El YunJae se miró preocupado… porque aunque era lo que esperaban… habían notado ese semblante abatido del pelinegro que solo podía atribuirse a un miedo sustentado por un cariño demasiado especial hacia el pelirrojo…

Todo feliz porque conocería a la familia de Yoochun y más amigos suyos, el pelirrojo no se dio cuenta de la magnitud de las cosas, de ese mirar oscuro perdiendo brillo al pensar en Yu Lin y él mismo; ni en la mirada preocupada de los mejores amigos del ratón…

***************

Departamento de Park Yoochun…

La madrugada estaba fresca, afuera el aire tenía ese olor a rocío que hacía de los momentos a solas una escena romántica… el pelinegro recordaba esas noches en el Caribe cuando pasaba horas observando las estrellas en el cielo, con un Junsu a su lado o recostado en su pecho sonriendo al contarle muchas más cosas sobre sus padres, sobre la vida que llevara en aquélla Isla… sobre los sueños que tenía de ser alguien en la vida y no solo un chico perdido en los confines del mundo… y recordó cuánta ternura le inspiraba desde entonces… desde el primer momento en que lo vio tímido parada frente a él cuando entrara en su choza…

Lo quería… sin duda lo quería… pero de qué manera, con qué intensidad?…

Era eso lo que no podía comprender… lo que no lograba dilucidar… o tal vez no quería…

- Chunnie… - la dulce voz del pelirrojo le sacó de sus pensamientos… estaba parado en la puerta de su habitación sin moverse, solo mirando hacia dentro… - estás bien? te ves un poco triste… - el pelirrojo le sonreía suavemente, pero se podía ver en sus ojos marrón que se había preocupado…

- estoy bien, Su… - sonrió para él… - pensaba en nosotros cuando nos poníamos a ver las estrellas…

- desde aquí no se pueden ver las constelaciones de mis padres ni las nuestras… - vio que el pelinegro le tomaba la mano y lo llevaba nuevamente fuera…

- pero podemos crear otras, quieres?... – salieron del departamento y tomaron el ascensor rumbo a la azotea, desde donde el cielo estrellado se veía claramente, casi como si se hubiera engalanado especialmente para un par de enamorados…

- sí quiero… - sonrió ampliamente el pelirrojo, sonrojándose al sentir sus dedos entrelazados… y un calor diferente nacer en la boca de su estómago cuando aún de pie, el pelinegro le abrazó por la espalda enredando sus manos en su cintura, para luego hablarle al oído…

- solo para ti y para mí, de acuerdo? Te prometo que cuando quieras, iremos a ver la de tus padres hasta el Caribe, porque sé que es muy importante aquélla isla para ti… - y no supo porqué, pero le dieron unas ganas avasallantes de proteger del pelirrojo por siempre, de tenerle como en ese momento toda la vida, de saber que solo sus brazos podrían abrazarle de aquella manera…

- gracias, Chunnie… - y una lágrima de felicidad rodó por su mejilla al escucharle decir aquello… posó sus manos sobre las del pelinegro en su vientre, suspirando involuntariamente al darse cuenta de ese aroma de Yoochun llenándole los pulmones… adoraba su olor… era… era como olor a hogar, a familia… a felicidad…

Y terminaron acostados en el frío y un poco húmedo por el rocío, piso de la azotea, riendo por lo bajo mientras buscaban darle forma a conjuntos de estrellas que en nada tenían parecido a todas las figuras que nombraban… y una hora después volvían al departamento habiendo conseguido dar nombre a una nueva constelación que representaba a cada uno…

- eres un delfín malo, mira que decir que mi frente es enorme… - el pelinegro fingió molestia…

- pues tú dijiste que yo reía escandalosamente todo el tiempo… - el pelirrojo haciendo un puchero…

- ah, pero es innegablemente cierto… - sonrió el ratón…

- ratón feo ToT… - y de un momento a otro ya estaba retorciéndose de risa en el suelo con Yoochun encima de él sentado a horcajadas sobre sus caderas… - basta!... – pero sus peculiares carcajadas seguían resonando en la estancia, tanto más fuerte por el silencio propio de la noche… - ya, Chunnie…

- ya ves, ríes escandalosamente… - sonrió triunfante el pelinegro, parando sus cosquillas…

Pero siendo consciente entonces de la posición en que se encontraban… de sus piernas celosamente apresando la cintura del pelirrojo, de las mejillas sonrojadas de su delfín haciéndole lucir demasiado adorable, de sus labios entreabiertos tomando aire llamándole demasiado la atención… de la entrepierna de Junsu en dirección de su trasero… y su propia entrepierna comenzando a despertar…

Y de pronto fue él quien se supo debajo del cuerpo del pelirrojo, recibiendo cosquillas de su parte, arrancándole sonoras carcajadas y que se contorsionara por causa de ellas… descubriendo de repente el roce de sus cuerpos, las sensaciones que le inundaban de a poco pero de una forma arrebatadora…

- espera, Su… - casi suplicaba todavía entre risas… entre gemidos bajos que no conseguía reprimir porque su entrepierna más despierta estaba rozando sinuosamente el trasero del pelirrojo… - por favor, para ya!... – como pudo, tomó las manos de su amigo alejándolas de su cuerpo, pero ambos sonriendo…

- ya ves, no soy el único escandaloso xDD… - no se opuso en absoluto a que su amigo lo hubiera detenido… pero ahora le preocupaba sentirse un poco mareado por… bueno, no sabe exactamente porqué, pero estar así con el pelinegro parecía ser la fuente de todas esas sensaciones que corrían libres por su cuerpo… y que habían provocado que su entrepierna despertara aún contra su voluntad… pero no quería moverse, no quería apartarse… le gustaba mucho estar así con Yoochun…

- tramposo… - atina a decir el pelinegro, soltándole las manos, no diciendo nada cuando siente que el delfín se acuesta sobre su pecho, acomodándose mejor sobre su cuerpo… calmando apenas los latidos de su corazón… esperando que al quedarse quietos, la excitación que finalmente se había formando entre sus pantalones pasara por si sola…

- te quiero mucho, Chunnie… - susurró de pronto el pelirrojo…

- también yo, Junsu… - y una de sus manos fue a parar a la nuca del otro, acariciando sus mechones pelirrojos…

***************

Había pasado una semana más desde la noche en el antro… y no, Yoochun no ha presentado a Junsu con su familia, ni con Yu Lin, ni ha hablado con ninguno de la existencia del otro… y cada día ha sido más complicado aceptar lo que su corazón parece estar gritándole, y más ha intentado alejarse de Junsu pasando tiempo con su prometida… queriendo volver a sentir todo aquello que le había enamorado en algún momento de la chica…

Pero al mismo tiempo sentía ansiedad por volver a su departamento y alejarse de todos esos preparativos finales para la boda, que cada día le generaba menos emoción; porque amaba ver aquéllas cristalinas sonrisas y miradas infantiles cuando Junsu le recibía al volver a su hogar, sentir aquellos efusivos abrazos de bienvenida que casi le cortaban la circulación, pero que le albergaban de un calor agradable que calmaba cualquier sensación agobiante que pudiera tener…

Y es que Junsu era como una medicina mágica que curaba toda incomodidad en su ser… y eso ahora le asustaba porque mientras más lo pensaba, más creía comprender el origen de todas esas sensaciones y sentimientos… y no… no podía estar enamorándose de Junsu… es un chico!

***************

Junsu y el YunJae habían terminado por encontrarse con ChangMin en un restaurante del Centro Comercial… pero no fue con el único que se toparon… el pelirrojo no entendió del todo el porqué, pero ver a Yoochun tomado de la mano con aquella chica de larga cabellera negra que le sonreía mientras salían del lugar le había hecho sentir triste, y su sonrisa casi había desaparecido… y ya no tenía hambre, ni ganas de nada, excepto ser él quien estuviese con el pelinegro…

- Junsu… - le llamó con un poco de temor el pelioscuro… y es que al parecer lo que tanto temían, había terminado por suceder…

- quién es ella, Jae… - cuestionó el pelirrojo, viendo cómo su amigo ni siquiera se había percatado de la presencia de ellos por ir platicando con aquella chica que ahora se pegaba a su cuerpo mientras señalaba un conjunto femenino en un escaparate de una tienda de ropa de marca…




SIGUIENTE

0 ♥Comentarios♥ :

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j