25 sept. 2009

Erotic









Titulo: Erotic
Autora: Momo
Parejas: YooMin
Sumario: El aburrimiento no es bueno, o sí, depende de como lo tomes.








La casa estaba tranquila, solo se oían ruidos de llaves y se podía ver a tres personas ponerse el abrigo.
-¿Vais a salir?-preguntó Changmin
-Si,-respondió Jae terminando de abrocharse el abrigo- Junsu ha quedado con su hermano, Yunho tiene que hablar con el manager y después acompañarme ha hacer unas compras,-especificó.
-Volveremos más tarde, sobre la hora de cenar, más o menos-dijo Junsu.
-Ya estoy, vamos -dijo Yunho cogiendo las llaves.- Portaos bien y procurar que a la casa no le pase nada y cualquier cosa al móvil,-volvió ha hablar Yunho con un tono serio pero con un ligero toque de cariño.
-Lo prometo,-dijo Changmin con una sonrisa de lado.
-Despídete de Yoochun por nosotros,-dijo Jae.
-Lo haré, ahora iros que se os hace tarde,-concluyó Changmin acompañándolos hasta la puerta.
-¡Adiooooós~! – gritaron los tres al unísono.
Tras cerrar la puerta, Changmin se fue ha la habitación a leer un poco, mientras estaba tumbado en la cama, hasta que se aburrió y dejó el libro en la mesilla de noche.
-¡¿Changmin aburrido de leer?! – Dijo Yoochun secándose la cabeza con una toalla,-esto si que es nuevo-rió mientras sacudía la toalla para dejarla encima de su cama.
Iba con una camiseta de manga corta y unos vaqueros de color azul con un ligero toque desgastado y por supuesto iba descalzo.
-Es que no hay nada interesante que hacer- dijo Changmin con un puchero en sus labios.
-Jajaja- rió Yoochun cariñoso al ver la cara de su dongsaeng -Mm… A ver que podemos hacer…
¿Qué podría hacer Yoochun con Changmin?, y que fuera divertido para ambos. Entonces Yoochun recordó algo haciendo que tuviera una idea.
-Se me ha ocurrido algo- dijo Yoochun con una sonrisa pícara.
Normalmente la gente razonable que conoce a Yoochun no escucharía la locura que quiere decir, al no ser que fuera divertido, claro está. Changmin era de las personas razonables que no solía escucharlas y mucho menos formar parte de ellas, pero tenía mucho aburrimiento en el cuerpo, así que se dio la oportunidad de escucharle por lo menos ésta vez.
-Es un juego-continuó Yoochun al ver que Changmin le ponía atención- El juego consiste en lo siguiente: los dos juntos vamos a ver videos, pero no cualquiera, si no videos “especiales”,-el mayor sonrió por la cara de sorpresa de su dongsaeng y continuó- y lo mejor del juego es ver quién aguanta más sin tocarse.
Changmin se quedó de piedra con la idea, no era tan mala mirándolo desde otro punto de vista. El pequeño se lo pensó durante unos segundos.
-Acepto,-dijo por fin riéndo,-pero hyung… ¿hay premio?-preguntó curioso.
Yoochun sonrió de forma pícara,-claro Min, claro que hay premio- le dijo de manera cariñosa sin borrar su sonrisa.
Changmin fue a por su portátil y los dos se acomodaron en la cama del pequeño, dando inicio al juego.


Había pasado media hora desde que se pusieron a ver videos. Yoochun podía aguantar un poco más, pero podía ver de reojo como Changmin se mordía el labio y apretaba con las manos las sabanas intentando no tocarse y Yoochun sonrío para sus adentros ante las acciones del pequeño. Se acercó a una distancia prudente y le sopló en el cuello haciendo que al menor se le erizara la piel y se girase a ver al causante.

-Hyung, me has asustado – dijo con un tono de niño mimado, haciendo que a Yoochun le dieran ganas de tirar por la borda su autocontrol de no tocarse viendo porno y atacar a Changmin, pero no, había empezado como un juego, y ahora empezaban los preliminares.
-Tranquilo Changmin, que no muerdo – “todavía” piensa Chun, mientras una sonrisa pícara se asomaba por su rostro.- Nee~ Changminnie, ¿no te aburres de solo mirar?
Changmin se quedó pensando en lo dicho por el mayor, haciendo que recordara el bulto que tenía su pantalón, tenía dos opciones, una era seguir aguantando hasta el final, cosa que veía poco probable y la otra era irse al baño a descargarse y tan a gusto. De pronto sintió como algo le rozaba la espalda por encima de la ropa y un aliento cálido se acechaba su oreja.
-¿Necesitas ayuda Minnie?-preguntó la voz más sensual que escuchó de Yoochun, y sintió un escalofrío más profundo que recorrió todo su cuerpo.
La mano de Yoochun se coló por la camiseta del menor acariciándolo suavemente haciendo que se estremeciera por el tacto lanzado un gemido en un tono de voz casi inaudible excepto para el mayor, lo cual hizo que siguiera con sus acciones para saber que más reacciones podría sacar del pequeño.
Una de las manos del mayor viajó desde el principio de la cremallera del pantalón hasta el final, apretándolo un poco al final sacando un gemido, ésta vez más audible que el anterior.
-Hyu-hyung… Necesito ir al baño o explotaré-dijo Changmin con una voz cargada de urgencia.
-¿Para qué ir al baño teniéndome a tu disposición?-le volvió a susurrar al oído Yoochun, lamiendo el lóbulo de su oreja del que luego le sigue un pequeño mordisco, sacando más gemidos por parte del menor que estaba desesperado porque el dandy boy tenía una mano debajo de su camiseta y la otra seguía el camino de la cremallera de sus jeans pero con un movimiento más pronunciado que antes.
-Mmmm, como sigas así, ah…no podré aguantar mucho má-aahs-dijo el pequeño entre gemidos y jadeos.
Yoochun no quería terminar tan pronto el juego por lo que paró, muy a su pesar.
Cogió el portátil y lo cerró dejándolo en el suelo, para que no se cayera o se estropeara por cualquier movimiento brusco que pudieran hacer.
El mayor se quedó quieto en la cama viendo a Changmin con ojos de deseo desafiantes, quería ver que puede hacer, por saber de qué es capaz el menor para provocarle.
El pequeño respiraba agitadamente mientras veía las acciones de Yoochun, hasta que vio que se quedó quieto mirándole, como si le incitara a acercarse a él, el menor no quería ir, había empezado su hyung y si quería algo de él tendría que ir a buscarlo él mismo, pero Yoochun no se da por vencido así que para provocar más al pequeño se quita a camiseta tirándola al suelo y con una mano se empieza a tocar los pezones lanzando gemidos sensuales, mientras que la otra mano viaja a su entrepierna tocándola pero sin quitarse los pantalones, lanzado gemidos mucho más sensuales lo que hacía que el menor estuviera inquieto, ya que esa escena le provocaba ganas de tocarse y tocarle, pero no quería ir por su orgullo, Yoochun había empezado el juego y quería que fuese él que suplicase por su cuerpo, pero todo ese pensamiento se fue cuando el mayor lanzó un gemido con su nombre de manera muy pero que muy erótica, haciendo que el bulto de sus pantalones aumentara más, si eso se podía claro está, mientras respira agitadamente, dándose por vencido acercándose al mayor, ya que el menor tenía pensado hacerle “sufrir”, para que vea lo que es capaz de hacer, porque el menor también sabe jugar.
Changmin se acercó a Yoochun, quien le veía con una sonrisa pícara esperando algún movimiento por parte del pequeño, cosa que no se hizo esperar, ya que el menor sin previo aviso quitó la mano de la entrepierna del mayor y se sentó en sus caderas, haciendo un poco de fricción, mientras agacha su cabeza a la altura del oído del otro y empieza a susurrar gemidos de manera excitante.
Yoochun no aguantaba las ganas de cogerle y hacerle ya mismo suyo, pero no podía porque Changmin se había encargado de sujetarle las muñecas y para colmo ahora estaba cerca de su boca sin llegar a tocarle, pero sintiendo la respiración agitada del menor debido a su actividad que en ningún momento paró, pero sin embargo disminuía y aumentaba el ritmo para torturar a Yoochun.
-Changmin ah… O me tocas tú o te toco yo, pero haz algo antes de que me muera ya mismo del calentón que tengo encima.
-¿Y qué quieres qué haga?-decía el pequeño acercándose un poco más a la boca de Yoochun rozando ligeramente sus labios-no me iras a decir que no estás disfrutando este momento,-dijo formando un puchero “inocente” en sus labios.
El mayor ya no podía más, su autocontrol, si es que a estas alturas le quedaba algo, se había ido por la borda y con más razón cuando el “tierno” Changminnie se pasó la lengua por los labios tocando “sin querer” también los suyos, aprovechando para dejar de sujetarle las manos. Yoochun aprovechó la ventaja que le dio el menor para abalanzarse a sus labios. Al principio el beso fue suave, pero se tornó a uno más salvaje buscando quién sería el que ganara la batalla de lenguas que tenían en ese fogoso beso saliendo Yoochun ganador de ella, sometiendo al menor a su dominio hasta que el aire dijo “hago falta” separándose inevitablemente, respirando entrecortadamente, intentando recuperar oxígeno para la siguiente batalla, mientras tanto el mayor colocó una de sus manos en el trasero de Changmin para pellizcarlo descaradamente mientras sonreía de manera pícara.
Un jadeo de sorpresa por parte del menor, mientras dejaba su cuerpo a disposición de Yoochun para que hiciera con el lo que quisiera, cosa que quería el mayor desde el inicio del juego.
El mayor optó por quitarle la camiseta a Changmin y atacar los pezones que estaban más que erectos, comenzando a lamerlos y morder ligeramente los del lado derecho, mientras que en el izquierdo se encontraba la otra mano arrancando gemidos sensuales del menor, quien rogaba por más contacto con la piel de Yoochun.
Yoochun tumbó al menor en la cama y aprovechó para lamer su nuez y dar un ligero mordisco escuchando como el otro gemía por más.
Ya tumbado, el mayor empezó a dejar un camino de besos y lamidas por el pecho hasta llegar al ombligo jugando con él, sacando risas mezcladas con gemidos por parte del pequeño. Dejó el ombligo para bajar un poco más y desabrochar el pantalón y quitárselo tirándolo al suelo, observó el bulto que ocultaban sus boxers y se los quitó acabando en el mismo sitio que los pantalones, dándole una buena vista de cuan erecto estaba el pequeño.
Yoochun comenzó a respirar por la boca de manera fuerte a escasos centímetros del miembro de Changmin, disfrutando de cómo se retorcía el pequeño debajo suyo.
-Mmm…Yoochun, ha-hazlo ya,-decía el pequeño.
-¿Hacer qué?,-decía Yoochun con tono pícaro y de inocencia, pretendiendo hacer que no sabe nada.
-Aaah, no me hagas decirlo,- decía el menos mordiéndose el labio.
-Si no me dices lo que quieres, no podré entenderte Minnie-dijo enfatizando el mote cariñoso por el que llamaban a Changmin de vez en cuando.
-¡Hazlo ya Yoochun!-gritaba desesperado.
-Aish pequeño, las cosas hay que pedirlas claritas y por favor,-dijo el mayor dando una pequeña lamida a la punta del miembro del menor haciendo que se retorciera más.
-Yoochun, aah, por favor, aah-se retorcía Changmin,-cómetelo entero,-dijo el menor rojo por la excitación y vergüenza de aquellas palabras.
El mayor sonrió y comenzó a lamer la extensión del miembro del pequeño para luego metérselo en la boca y succionar fuerte a un ritmo tortuoso, sobretodo en la punta, hasta que notó el presumen, haciendo que parase, no quería que el menor llegara al climax. Recibió un quejido por parte de Changmin y sonrió de medio lado.
-Todavía queda lo mejor baby,-dijo para después besarle de manera apasionada y colocarle después 3 dedos delante de su boca para lubricarlos, viendo como el menor los lamía de manera sensual.
Yoochun dirigió sus dedos a la entrada del pequeño, adentrando un dígito y moviéndolo en círculos, viendo el rostro de molestia de Changmin, terminó de adentrar los dedos que faltaban para luego ver como el rostro del menor se había convertido a uno de placer.
Cogió su miembro y lo dirigió a la entrada del menor, rozándolo con la punta.
-Ah hyung!, no seas así conmigo por favor,-decía Changmin suplicando por que no le torturara más.
-No no no no, Changminnie, tienes que ser más educado con tu hyung, -decía el mayor con deje de malicia en su voz,-no querrás que te vuelva a castigar otra vez por maleducado ¿no?-poniendo cara de inocencia.
Changmin no podía tener más vergüenza mezclada con excitación en esos momentos, aunque tenía orgullo (que se había ido, hace mucho tiempo, muy lejos de allí) consiguió superar la vergüenza y poder encontrar las palabras exactas. Se acercó al oído del mayor.
-Quiero sentirme muy dentro de mi-susurró de manera muy sensual.
-Entonces, dame tu máxima sacudida-dijo Yoochun también de manera sensual .
Yoochun empezó a penetrarle poco a poco, esperando a que se acostumbrara a la invasión, esperó un rato hasta que recibió un movimiento por parte del menor para hacerle saber que comenzara con las embestidas.
Al principio el vaivén era lento, pero poco a poco iba subiendo de ritmo a petición de Changmin.
-Má-ash rápido aah,-decía entre gemidos el pequeño rodeando con sus piernas la cintura del mayor para que llegara más profundo, haciendo que el mayor comenzara a embestir de manera más fuerte llegando más profundo y dando en el punto exacto que hacía que el menor encorvara su espalda por el placer que le producía cada embestida en ese punto.
Yoochun veía que el menos no aguantaría mucho más y con una mano comenzó a masturbar el sexo de Changmin para poder acabar juntos.
-Ya-aah no aguanto má-aash,-el menor acabó en la mano de Yoochun, y éste después de unas pocas embestidas acabó dentro de Changmin, que respiraba agitadamente y recibió al mayor en su pecho intentando normalizar su respiración.
-Me gustaría aburrirme más veces,-comentó el pequeño con un tono pícaro.
-A mi también Min,-dijo el mayor, para luego reírse los dos.


Dicen que el aburrimiento es malo, pero si lo miras de otra forma nunca sabes que pueda pasar, ¿verdad?






FIN





------------------------


2 ♥Comentarios♥ :

Akira :D dijo...

oh dios! o.o!
jamas pense que el aburrimiento fuera tan bueno xD!
esta muy bueno el fic :D, aunque mi pareja favorita es el yoosu...el yoomin tambien es bueno! x3!
PD: el puchero de boo ha funcionado xD

Mirai dijo...

xDDDDDDDDD!! a poco que si? ;DD
Es que boo le puede a cualquiera xD

Costo mucho encontrar una forma de poner una
imagen en el comentario xD pero si se pudo ;DD

Asi que coemnten o boo se va a aruugar 8DDD!!


Nos vemos <333

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j