10 oct. 2009

Hielo y Sol










Titulo: Hielo y Sol
Autor: Moony
Pareja: MinSu







Otro dia largo. Otra vez el conocido cansancio... no, estaban exhaustos. No se querian quejar, estaban donde habian deseado de manera ferviente... aunque...
Ansiaban tener 2 o 3 dias de descanso. Sin embargo, continuaria siendo eso: sólo un deseo.
Para olvidar, entonces, aunque fuese por una hora, se sentaron en el living de la habitación del hotel a beber y comer (principalmente lo primero), y a charlar de cualquier cosa que no se relacionara con el trabajo.
Yoochun, como siempre, se habia puesto muy alegre y charlaba... en realidad, hablaba sólo sin parar. Era un experto en “blah” -asi le decian ellos-. Yunho se prendia de vez en cuando en el casi monólogo de su amigo para, medianamente, conversar. El lider reia y reia. Jaejoong trataba de seguir el hilo de lo que “hablaban”, pero estaba más interesado en mirar a Yunho y sonreirle, divertido por sus acciones. Cada vez que podia, el mayor de los cinco se acercaba más y más al lider, hasta que terminaba sentado pegado al otro, bebiendo y sonriendo, de oreja a oreja con un brillo indescriptible en sus hermosos ojos, muy satisfecho. La estrepitosa risa de Junsu explotaba de vez en cuando, se expandia como en eco por la habitación colándose por la ventana para salir al balcón y adentrarse en la noche. Una noche deslumbrante, casi sin estrellas. Las luces de la ciudad brillaban más que las del cielo mismo.
Y, como siempre, Changin preferia beber solo, sentado en una de las sillas del largo balcón de hotel. A pesar que estaba abrigado, tiritaba de vez en cuando. Se negaba a entrar, preferia estar solo. Podia escuchar detrás de él, adentro, la animada voz de Yoochun y la risa de Yunho.
‘Raro’, pensó.
-¿Disfrutando de la brisa nocturna o del panorama?- escuchó la aguda y tan familiar voz, como en respuesta a ese pensamiento.
-Hm... -respondió en un vaho blanco que salió por las fosas de su nariz.
Escuchó los suaves pasos acercársele, hasta que pudo ver su silueta por el rabillo del ojo derecho. Al ver a Junsu “abrigado” con un ligero suéter blanco de cuello alto le dieron calofrios.
-¿Por qué siempre bebés solo?
-Porque me gusta.
-Alguna vez deberias unirtenos. Te sorprenderias divirtiéndote, te lo aseguro.
-“Tal vez” deberias dejar de intentar convencerme.
Junsu suspiró resignado, y se movió más hacia el otro extremo del balcón para sentarse, no muy lejos, pero tampoco cerca de él.
-Changmin, me preocupa que siempre estés bebiendo solo.
-Utilizo momentos como éste para pensar.
-Pensás demasiado.
-Y vos muy poco.
El mayor se giró sólo para encontrarse con una gran sonrisa estampada en los largos labios del más joven.
-Deberias pensar menos, mirar menos, y vivir más.
-¿Hm?
-Te la pasás mirando el pasado y planeando el futuro. Nunca estás. Nunca vivis el ahora.
-Yo no miro el pasado.
-¿Ah no? -Junsu volvió a dirigir su mirada al cielo.- Mirar las estrellas es mirar al pasado de frente. El brillo de esas estrellas que vemos ahora, es de hace diez millones años luz.
-¿Quién lo hubiera dicho?
-¿Qué?
-Hay algo dentro de esa cabeza después de todo.
Junsu chasqueó la lengua y se removió incómodo en su asiento.
Changmin bebió varios sorbos de su bebida, de manera pausada, notando el silencio prolongarse, lo que le intrigó. Sonrió.
-¿Enojado? -le preguntó a su compañero silencioso.
-¿Perdón? -respondió aquél, sarcástico.
-¿No vas a seguir hablando?
-¿Para qué? Si lo único que obtengo son burlas.
-Eso nunca te detuvo. Si tanto te molesta... ¿entonces por qué seguis acá?
-... Disfruto del panorama. -Contestó enseguida.
-Si estás tan incómodo, siempre podés volver a entrar.
El vaho de su respiración marcó el silencio que siguió a sus palabras, hasta que desapareció por completo.
-Voy a seguir tu ejemplo y voy a usar este tiempo para pensar.- Respondió finalmente, sus ojos aún fijos en la oscura bóveda que se expandia infinitamente frente y sobre ellos.
Un tercer invitado se coló en su reunión privada, acomodándose en el lugar que entre ellos quedaba, mientras ninguno hablaba: el silencio.
Ahora, desde el interior, sólo se podia escuchar la risa de Jaejoong seguida por la de Yunho. Tal vez Yoochun ya se habia quedado dormido encorvado sobre la mesa.
-¿En qué estás pensando? -preguntó el joven.
-En nada.
Changmin rió.
-¿Nada?
-Bueno... no “nada”... Cantaba una canción.
Changmin giró la cabeza para mirarlo. Junsu tenia la cabeza mirando al frente, la vista aún perdida entre los edificios y las luces de la ciudad. El más joven detectó, primero, un suave murmullo, incierto tal vez. Luego pudo distinguir algunas palabras. Junsu cantaba suavemente una melodia, triste y romántica, ensimismado en la belleza de las palabras y la melodia. Cantaba más para si mismo, como siempre. Changmin cerró los ojos y prestó más atención. Se dejó llevar por la voz de su compañero.

...Tied up in ancient history
I didn’t believe in destiny
I look up you're standing next to me
What a feeling

What a feeling in my soul
Love burns brighter than sunshine
Brighter than sunshine
Let the rain fall, I don't care
I'm yours and suddenly you're mine
Suddenly you're mine
And it's brighter than sunshine

I never saw it happening
I'd given up and given in
I just couldn't take the hurt again
What a feeling

I didn't have the strength to fight
Suddenly you seemed so right
Me and you
What a feeling

What a feeling in my soul
Love burns brighter than sunshine
It's brighter than sunshine
Let the rain fall, I don't care
I'm yours and suddenly you're mine
Suddenly you're mine

It's brighter than the sun
It's brighter than the sun
It's brighter than the sun, sun, sunshine...


Traducción:
Atrapado en el pasado
No creia en el destino
Volteo y estás parado a mi lado
Que sensación

Que sensación en mi alma
El amor quema más que la luz del sol
Más brillante que la luz del sol
Deja que la lluvia caiga, no me importa
Soy tuyo y de pronto tu eres mio
De repente tu eres mio
Y es más brillante que el sol

No me di cuenta cuando pasó
Me habia rendido y cedi
Simplemente no podia dejar que me volvieran a lastimar
Que sensación

No tenia la fortaleza para pelear
Repentinamente pareces la persona correcta
Tu y yo
Que sensación

Que sensación en mi alma
El amor quema más que la luz del sol
Más brillante que la luz del sol
Deja que la lluvia caiga, no me importa
Soy tuyo y de pronto tu eres mio
De repente tu eres mio

Y es más brillante que el sol
Es más brillante que el sol
Es más brillante que el sol, brillo del sol.



Debió reconocer, sorprendido, la buena pronunciación del inglés de Junsu. Y supo que aquel se habia esmerado en aprenderla bien, porque le gustaba la melodia, ésta habia tocado su corazón.
No importaba que fuera de noche o pleno invierno, la voz de Junsu tenia la capacidad de envolver a las personas. Cálida y vibrante, dulce y apasionada. Cuando cantaba, el mundo parecia contener la respiración, y Junsu... Junsu brillaba.
“Brighter than the sun”.
El mayor habia terminado de cantar y, sólo entonces, Changmin suspiró. Junsu giró el rostro para comprobar si era realidad lo que sus oidos habian escuchado. Cahngmin lo estaba mirando por el rabillo del ojo, con la comisura del labio levantado en una mueca.
-Sos demasiado ruidoso. No podés quedarte callado un minuto. -Dijo Changmin.
Avergonzado, Junsu bajó la cabeza y, de repente, como si la silla lo hubiera quemado, se levantó y se dirigió a la parte abierta del ventanal que estaba justamente detrás del asiento del joven. Pero antes de que el mayor pudiera atravesar el ventanal hacia el cálido interior, el más joven dijo:
-Hyung...
-... ¿Qué?
-¿Sabés qué significa ‘sunshine’?
-¡Claro que lo sé! -respondió exhasperado.- Hombre de hielo... -masculló por lo bajo.
Changmin se giró sobre el asiento para mirarlo. Junsu observó la mueca burlesca que arqueaba los labios y cejas del otro. Enseguida desvió los ojos.
-¿Hombre de hielo, eh?
-Changmin... -parecia querer disculparse, pero el otro lo interrumpió.
-Si Hyung, somos tan opuestos como el dia y la noche, el blanco y el negro, la luz y la sombra... el hielo y el sol.
-... A veces Changmin es un iceberg. Nunca mostrás más que lo que está sobre la superficie del agua. Siempre... a veces, me pregunto qué hay por debajo.
-Y Junsu es demasiado expresivo, ruidoso y vivaz. Siempre queriendo destacar. Junsu emana una luz cegadora... más intensa que la luz del sol.
-... Changmin...
-¿Podria, a veces me pregunto, la luz del sol derretir el hielo?
Junsu se quedó en silencio por un tiempo, que al joven le pareció una eternidad.
-... Pero... si el sol derritiera todo: ¿qué seria del hombre de hielo? ¿Se desharia por completo?
-... Se transformaria... -ambos se miraron a los ojos, Changmin sonreia-... en agua.
-Aún asi me da pena el hombre de hielo. El hielo es indispensable cuando hace mucho calor. El hielo equilibra el excesivo calor del sol. Como la sombra refresca, como la noche permite descansar. Uno no existe sin el otro.
-Hm...
Un extraño calor se expandió por el pecho del joven que hizo aflorar una vulnerable sonrisa.
Junsu lo supo. Él también. No eran necesarias más palabras.
Ese momento fue suyo.
-Aún asi...- Changmin fingió tristeza en su tono de voz.- ... el sol ya logró derretir el corazón del iceberg con su calor.






FIN





----------------------

1 ♥Comentarios♥ :

kimiko dijo...

haaaaa que hermoso...
:d

amo esta pareja, definitivamente la adoro
gracias por escribir estubo tan lindo
y emotivo

:e

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j