24 jul. 2009

Dulce Galope por el Camino de Sombras...

Titulo: Dulce galope por el camino de sombras…
Autora: Mirai
Formato: One-shot
Pareja: Yunjae
Reiting: PG
Genero: Drama, angustia, romance
Advertencias: Ninguna
Resumen: Que difícil sería galopar por este camino de sombras, mas si no lo sabes, mas si no lo piensas, mucho mas si no comprendes lo que tras ráfagas de espejismos oculta mi corazón…






Y sigo pensando que la vida es un erial confuso, no toco más que mentiras, no disfruto más de lo que me toca disfrutar y aun sigo pensando que las sombras no ocultan lo que deberían y solo prófugas intentan descifrar un secreto interno… Como el de mi corazón. Palabras, palabras y mas palabras… ¿Cuánto mas esperar? Que el tiempo se detenga y entre penumbras me entierre, seguir esos consejos de abandonar lo que tengo para marchar hacia un futuro incierto del cual sé que me espera, soledad, como la que estoy viviendo en carne propia, como esa fiel que me acompaña a cada paso, marchitar de hojas rotas que sin suspiros me deja, y sin lagrimas también, ya que lloro… Aunque soy fuerte lloro. Muchas teorías surcan mis pensamientos, esas voces mudas que siempre me dicen lo que sé y no intento ocultar, esas malas intervenciones con forma y nombre que quieren, basándose en títulos universitarios, recalcarme algo de mi locura, pudrir mas mi autoestima, arruinar solo un poquito mi imagen que tras todo es lo único que tengo y lo que me protege… Esa coraza que nadie, nadie a logrado quebrar, ni lo hará. Porque yo nunca pierdo.

Sentimientos, solo patrañas… ¿Quién me garantiza que me ayudarán? Nadie sabe lo que mi mente guarda y tampoco tengo la intención de demostrárselos, aunque digan que soy antisocial y me baso solo en aspectos yo digo que soy fuerte, porque la palabra amor no me intimida, la palabras amistad me parece entupida y la familia… Eso es ilusorio e intangible… Como son en verdad, valores, palabras vanas que se dilatan entre sombras y en un abrir y cerrar de ojos se pierden cual brisa oscura que baña las costas del sueño, de intentos fallidos por conseguir felicidad. Una de la cual dudo la existencia.

A mi corta edad he aprendido dos cosas importantes; la primera remarca que la vida es corta, efímera como un cigarrillo al cual mas rápido chupas mas rápido se esfuma, y mientras un niño trata de mentirse así mismo con perturbaciones inocentes de la imaginación todo a su alrededor muta siniestramente topándose en un santiamén con la realidad, a la que cualquiera teme enfrentar. A excepción de mí, que no conozco el miedo… Cada mañana al despertarme pienso lo mismo, en que el día es gris y la rutina no cambiará, que mas chicas regresaran por un poco de amor del cual no las privo, fantasías que quieren cumplir y las que estoy dispuesto a entregar, porque al día siguiente se olvidan y una marca mas en el cuerpo dejan, porque luego no existen y las memorias se oxidan incluso en mis pensamientos; caudal que pierde vida, y la fe ya a perdido. Quiero borrarlas una por una, no obstante se me haría algo imposible, tanto mi piel como mi alma poseen vestigios que ni con el tiempo cicatrizan, y en los recovecos al desnudarme descubro algo nuevo… Tristeza, dolor, soledad.

La segunda es el amor, el sentimiento que se profesa y no se ve… Ese que me entregan según palabras pero que no he sentido, ese frágil transito que según todos es fruto de calidez y desbordante ternura que como pájaro baña sus plumas de esperanza en la razón de los pensamientos y en el sentido de las palabras, palabras que de significado carecen, y las que ni siquiera me he molestado en entender. Es ilógico, estupidez… El amor no existe, o mejor dicho existió alguna vez para mí, cuando aún poseía alas, cuando aún formaba parte de sonrisas y matecocido con galletas por las tardes, cuando mi dinero no importaba y esa voz tiritaba a cada resonar del alba despertándome del hermoso sueño que acaba por empezar para seguir durante el día al contemplarlos; al escuchar los chasquidos de sus bocas al acariciarse tiernamente y demostrar frente a mi que el amor existía, principalmente cuando sus ojos se topaban con los míos y en reflejo demostraban que era real; no minúsculas sensaciones que intentan venderme hoy en día, en mis 18 años, luego de perder una vida, volver y continuar muerto en tierra.

Dos cosas muy importantes “Vida” y “Amor” las que se presentan en mis raciocinios, en las ecuaciones de vida que difícilmente mi mente comprende y quiere tratar de descifrar cual enigma fuera, porque a pesar de todo, de la amargura, de la rendición de mi espíritu, de absolutamente cada lágrima derramada me gustaría comprender, tocar, experimentar; sería interesante que algo lograra cambiar mi postura, algo casi, pero no imposible.

Sin embargo son solo ideas, quién me garantiza algo en esta vida donde la incertidumbre gobierna, donde el pecado no contrae condena y donde las cosas, por así decirse trasvergisan su verdadero origen. Nadie me hará creer luego de lo que he vivido, porque es cierto que para todos soy un “Desnaturalizado” que se cree el dueño del mundo, no obstante ellos no saben lo que tras mi pálido e inmutable rostro guardo. Las tristes memorias de un niño sin padres, quien tras perderlos fué sumergido en un mundo de billetes, quien no tenia contradicción alguna y disfrutaba generando miedo en sus súbditos quienes lo creían frío y calculador, rígido y malvado. Quienes a pesar de todo, como lacayos, me lamen los talones cada día. Porque son humanos y no comprenden nada, incluso se llenan la boca hablando de amores cuando no se respetan ni ellos. Eso me enerva…

Espero comprender un poco más…

Y que el silencio en el que habito desaparezca…

Eso sería realmente divertido…

Incluso dulce para el amargo sabor de mi boca…



“Y bien, ya han decidido que es lo que realmente harán?” Escucho como ese profesor testarudo que intenta robarme sonrisas dice llamando la atención de cada alumno en la clase, esto es una perdida de tiempo pero es así, solo un poco mas y terminaré la preparatoria, me marcharé y no les veré mas el rostro a ningún hipócrita de aquí. Claro… Pienso que solo extrañare el mal humor de alguien aunque intente ocultarlo.

“Creo que estaría bien organizar el baile profesor, después de todo la semana entera es una fiesta” Que tonta, esas cosas de bailes y anfitriones ya pasó de moda, que poca inventiva pero que mas se puede pedir a ese cerebro poco dotado que posee…

“Entonces quedamos en eso, nuestro curso está a cargo de la organización del baile para celebrar la semana del amor y la dulzura; por hoy terminamos chicos…” Siento el poderoso resonar de su voz perderse tras la puerta, es entonces cuando me decido a levantar el rostro y prestar atención al excelente día fuera del establecimiento, el transparente cristal junto a mí permite contemplarlo, y siento que es lo único interesante que me queda por observar, eso o escuchar el bullicio que se propaga dentro de la atmósfera áulica.

“Al final te haz decidido?” Una voz me saca de mi ensimismamiento y despreocupado dirijo mi vista a el, trato de mostrarme sereno aunque en mi mente no hay nada interesante, por lo menos nada mas interesante que contemplar el día otoñal, o pensar en que bombones deleitaran mis papilas gustativas, talvez sean franceses esta semana…

“A que te refieres? ...” Realmente no tengo idea a lo que se refiera, pues nada interesante me ha ocurrido estos últimos días. Su semblante cambia drásticamente y su mandíbula se apoya sobre su puño, me queda mirando con expresión reprobatoria para ladear el rostro de lado a lado demostrándome con esto que algo estoy haciendo mal ¿Pero qué?, A veces pienso que el sabe mas cosas que yo, o por lo menos siempre aparenta saber todo de mí aunque no tenga la menor idea. Aunque eso me gusta…

“Eres un tonto amigo… Te estoy hablando sobre qué haremos mañana, habíamos quedado en ir a algún antro, como te vi tan sumergido en pensamientos creí que era por eso…” y tengo muchas ganas de propinarle un golpe sin embargo el no tiene la culpa de mi mal humor diario… El que siempre traigo y tolera.

“Jaejoong, solo estaba pensando en… Nada. Como siempre, y no… Realmente no tengo ganas de `Divertirme` contigo mañana… Creo que me dedicaré a vigilar la fabrica…” Un suspiro frustrado escapa de sus labios y esa mueca de desagrado no desaparece, se me hace ilógico que se enoje por estas estupideces pero claro, es Jaejoong, siempre se enoja si de mi se trata…

“Como sea... Veré que hago para divertirme solo, tu ve y atragántate con tus empalagosos bombones...” su melodrama hace que levemente mis labios se curven, no se por qué dejo que me conteste así, nunca nadie lo hace sin embargo podría decirse que Jae es el único que tiene esa clase de tratos conmigo, después de todo es mi único `Amigo` aunque me cueste reconocerlo. Que irónico no? Yo que digo que la palabra amistad es entupida no puedo evitar el hecho de que siempre aparezca él en mi mente cuando necesito compañía, cuando algo en mi alma se desborda o solo cuando quiero compartir unos dulces bombones con alguien.

Lástima, esa diversión a la que se refiere ya me ha dejado de gustar, últimamente lo único que hago es perderme en el silencio de mi imponente mansión como lo que soy, un solitario vagabundo en busca de algo que no posee forma, algo que tal vez esta muy cerca y no quiero descubrir por temor al cambio, a que mi sólida figura se quiebre en millones de atómicas piezas que ya no tendrán una formación material, sino que se esparcirán por todas partes y se alejarán de mi, dejándome desprotegido. Creo que Jaejoong se ha enfadado porque salió sin despedirse, bueno, otra vez la he regado con el pero se le pasará, éstas son cosas de todo los días. Me preparo y comienzo a caminar por el establecimiento, observando duramente y con mi expresión despreocupada las acciones de los estudiantes al verme, esas sonrisas coquetas de muchos y muchas queriendo llamar algo de mi atención la que por cierto nadie aquí obtiene, ni lo hará ya que no estoy interesado en formar algún tipo de relación, creo que la soledad es mi destino; ignorando completamente cada mirada me dirijo a mi casillero para al fin poder marcharme y encerrarme en mi mazmorra, comer dulces y delicados bombones toda la noche y soñar, quizá, con el recuerda de la familia que alguna vez tuve.

Al abrir mi casillero grande es mi sorpresa al encontrar algo desconocido que no estaba anteriormente, miro a los lados pero nadie más queda, solo yo, mi casillero, y esa bolsa de bombones dentro de él… No necesito pensarlo mucho, los bombones son mi debilidad, y como no? Si toda mi vida he convivido con ellos, siendo el dueño de la fábrica más importante de chocolate de Corea, mi orgullo y distracción.

Una risa curva mis labios y con cuidado tomo la bolsa, cerrando luego y marchándome divertidamente, sabiendo que por fin alguien encontró una manera sutil y dulce de declararme sus cursis sentimientos, esta es la primera vez que me causa gracia la acción de seguramente una `Admiradora` secreta que, aunque no mucho, conoce algo de mí… Definitivamente es alguien inteligente que esta realmente interesada y quiere llamar la atención, veremos haber que pasa. El día fuera es muy frío, hoy he decidido caminar hasta casa para distraerme un poco con el triste invierno que por cierto, me encanta; puedo notar como a lo lejos el sol intenta esconderse y me detengo en seco, me gusta observar el atardecer mientras el silencio me acompaña, cuando no hay bullicio en las calles y donde la naturaleza me regala algo divino que solo pocos tienen la dicha de admirar, pensando que tal vez con el tiempo me he marchitado como las hojas secas bajo mis pies, sin cariño, sin amor, sin absolutamente nada que madure mi corazón, que lo descongele y lo cobije como solo una vez lo estuvo. Ya debo dejar de pensar esas cosas, estoy algo grande para seguir lamentándome, nada cambiará ahora. Mágicamente ante mis ojos visiones aparecen y no puedo evitar el contemplarlas, espectros de luz que intentan dibujar algo en el cielo y allí lo veo… Mis ojos se abren de par en par controlando la impresión sin embargo la punzada en mi estomago me dice que no es de otra manera, estoy impresionado… Ese es el rostros que veo en sueños, ¿Quién es? No lo sé, se aparece solo unos instantes para luego esfumarse y pasar a la nada, y no consigo descifrar aun a quien pertenece, mujer u hombre? Nada tiene explicación. Ni siquiera el por qué sueño con ese rostro que es más pálido que el algodón y frío que este mismo invierno.

Ese rostro que me expresa tantas cosas juntas pero que jamás he contemplado en carne viva, es un espectro de luz que me persigue y trata de decirme algo… ¿Advertirme? Quizá, pero advertirme qué? Mi mente es un revoltijo. Sacudo mi cabeza para espantar las visiones y es cuando descubro que el sol ya se ha escondido y no me permitió contemplarlo, que triste. Fue otra vez esa visión, ese rostro que no hace mas que confundirme, y hundirme en penumbras, no obstante con todo y eso, me gustaría saber a quién pertenece. Debo saber a quién pertenece.

Sigo mi camino y la huella no desaparece, recuerdo como algo vivido ese rostro en el cielo, hermoso… Es un rostro bellísimo que no posee género; sus ojos negros como la noche me envuelven en un manto de oscuridad y ocultan algo profundo que quiero descubrir, sus labios acaramelados y parecidos a unas fieles cerezas musitan algo a la nada que me descoloca y como nunca… Tengo la intención de besarlos. A pesar de no tocarle se nota la suavidad en su piel, debe ser un logro poseer a alguien parecida a ella o a él, no lo se… Sin embargo no me interesaría tampoco, soy de mente abierta. Sumergido en miles de pensamientos finalmente choco con mi hogar, tan grande como siempre… Entro e inmediatamente me dirijo a mi habitación, llego, deposito mis cosas sobre mi escritorio y mi figura se recuesta sobre la inmensa cama, por fin mis ojos analizan detenidamente la bolsa de bombones.

“Bingo… Creo que será interesante saber quien tiene tan buen gusto…” Río ante mis tontas palabras, y tomo el primer bombón. Observo detenidamente los detalles del envoltorio, no hay duda, son bombones hechos a mano y me gusta la idea, creo que se han esforzado. El contorno de mis dedos acaricia suavemente la tersa y apetecible piel del chocolate, dejo caer el tierno envoltorio rosa a la superficie del acolchado y mi lengua envuelve el bombón; en mi boca un dulce sabor se expande y miles de sensaciones también, la tibieza de una crema de almendras derritiéndose con parsimonia y abarcando mi húmeda cavidad, regalándole un sabor y aroma únicos, que nunca habían sido degustados y que compruebo, me han hecho un adicto. Mis ojos continúan abiertos de la impresión sin embargo mi mirada recae en la bolsa de bombones, deben ser como unos veinte y ya me da pena el comérmelos todos porque se que no conseguiré mas a menos que conozca a quien los hizo, sin duda debo conocer a la persona y besar sus mágicas manos que admirable e incontenible momento me han brindado, esos bombones son una maravilla. Quien diría que estamos en la semana de los dulces y chocolates, caramelos y bombones. Es una conspiración contra mí.

Siento como la almohada resguarda mi nuca y la sensación de suavidad en mi cuerpo y en mi boca no desaparece, pego unos estrambóticos estirones y río al tragar lo ultimo del dulce; mis ojos analizan el espacio de la nada en el techo y a mi mente de nuevo ese rostro que cada vez se ve menos borroso y se define ante mí, maldita sea como poseer tanta belleza y hermosura juntas? Es un enigma. Es raro pero ese bocado me dejo alucinando y sin pensarlo ya tengo otro entre mis dedos, lo abro con lentitud y mis ojos se topan con algo que no había notado. Junto ambos envoltorios y mi sonrisa se agiganta.

“Alguien quiere pasarse de astucia…” Con delicadeza desenvuelvo cada bombón y estirando los envoltorios los acomodo sobre la cama, divertido, admirado por el impresionante trabajo que se tomaron en grabar letras y palabras en el papel, emocionado por primera vez al descubrir que talvez, y solo talvez alguien está realmente interesada en llamar mi atención. El reloj marca los minutos con prisa y dichos momentos se transforman en horas, que difícil es esto, creo que mi inteligencia no será suficiente para descubrir que es lo que realmente quieren decir estos papeles que hasta este instante todavía no me habían parecido molestos ni desesperantes.

“no se que pasa en ti cuando yo sabré y yo y tengo miedo te espero Si en el fondo de tu alma y yo muero Si en el fondo de tu alma y tu silencio no puedo adivinar lo que tu sientes. lo digo, hay un sitio para mi, 29-302895 hay un sitio para mi, que hay un amor que te ha nacido al alba te declaro mi amor calladamente, de ser feliz. yo sabré que aun es tiempo sobre tu piel la luna se desnuda, de ser feliz. Te declaro mi amor recién nacido, y siento tu mirada, y ya presiento que aun es tiempo Y siento tu mirada, y yo te quiero. Te Declaro mi Amor Si en el fondo de tu alma hay un sitio para mi yo sabré y seré feliz”

Mierda!! Esto no tiene sentido, traté de acomodarlo de muchas formas pero aun así no consigo nada que tenga el suficiente sentido para saber de quien se trata o lo que quiere decir. Definitivamente me estoy desesperando. Tomo mi móvil y no dudo en marcar su número, alguien debe ayudarme. Que niñería, aunque solo me servirá de entretenimiento, no creo conseguir algo mas.
-“Jae, ven rápido, necesito que me ayudes con algo…” -
-“Qué? Para qué? No era que te divertirías solo?...-
-“Ya deja eso… Te espero…” –
-“Solo porque no tengo nada mas que hacer Ok?” –
-“Vale…” –

La curvatura en mis labios no desaparece al terminar de procesar los berrinches de mi amigo, quien a pesar de todo siempre cede a mis mandatos; creo que por eso le tengo mucho aprecio, después del tiempo siempre se mantiene a mi lado. Me recuesto apreciando el vibrante sonidos de las agujas del reloj y no centrándome en él transcurso de los minutos, cuando logro darme cuenta junto a mi ya se encuentra una examinadora mirada que parte la escasa atmósfera entre nosotros, sonrío y me incorporo demostrándole para lo que le he llamado.

“Eres un desconsiderado, me llamas para unir papelitos y ni siquiera me recibes…” Inquiere ofuscado, no le doy importancia y con una seña le indico que se siente, sin más accede para comenzar a escuchar mi relato.

“Dejaron una bolsa de bombones en mi casillero y quiero saber de quien es, ayúdame a unir los papeles.” Es mi corta explicación, sigue observándome con ánimos de pocos amigos resignado ante mi carácter, sabe que tiene que ayudarme porque cuando algo se me mete en la cabeza nada logra impedirlo. Es gracioso, sigo pareciéndome un tonto y no comprendo por qué.

“Aishh!! Eres un desgraciado, haber… Es obvio que soy mucho mas inteligente que tu así que lo descubriré, déjame unos momentos…” Me aparto un poco y comienzo a ver como sus manos se mueven acomodando los trozos de papeles que toman una forma muy diferente a la que yo le había dado. Solo contemplo sus acciones tratando de leer lentamente lo que él forma con su ingenio. Me da risa lo concentrado que permanece y descubro que esa es una de las razones por la cual nos llevamos bien. “Escucha, esto es como un poema…”


Te declaro mi amor recién nacido,
no se que pasa en ti cuando lo digo y tengo miedo,
te declaro mi amor calladamente,
no puedo adivinar lo que tu sientes
y yo te espero.
Si en el fondo de tu alma
hay un sitio para mi,
yo sabré que aun es tiempo
de ser feliz.
Y siento tu mirada
y tu silencio,
sobre tu piel la luna se desnuda
y yo muero,
y siento tu mirada, y ya presiento
que hay un amor que te ha nacido al alba
y yo te quiero.
Si en el fondo de tu alma
hay un sitio para mi,
yo sabré que aun es tiempo
de ser feliz.
Si en el fondo de tu alma hay un sitio para mi yo sabré y seré feliz.
Déjame rescatarte…
29-302895




“ Y esto que vez aquí debe de ser su numero de móvil…” Finaliza con su explicación y es como suponía, es más inteligente que yo. Analizo lo que dicen los papeles y una congoja me inunda drásticamente, son muy bellas, esas palabras son lindas y me trasmiten algo que no había sentido, algo como cuando en mis sueños se perla ese rostro divino que quiero tocar, mágico como lo que no conozco y es momento de descubrir. Decido agradecerle a Jaejoong quien con sus aires de divo no hace más que mirarme de reojo y marcharse con ligereza, divirtiéndome más con sus sarcasmos al decir “Espero que tu princesita cursi aparezca y te saque ese humor…” Dejo que se marche e inmediatamente mas bombones vuelven a mi boca, los degusto a mi antojo y pienso en la persona que los hizo, la inquietud se apodera de mi y no consigo contenerme, rápidamente me encuentro marcando el numero y escuchando los pitidos del otro lado… Uno…Dos…Tres…Fin de la comunicación; cinco intentos mas y nada, una desesperación que jamás sentí puede ser percibida y no creo lo que me está pasando; una estupida me engaña y yo como tonto creo que unos simples papelitos me conquistaran… Que bajo he caído.

Estoy disgustado lo sé, y creo que esto debe servirme de lección, no tengo que tratar de crear ilusiones entorno a ese sueño, a que esa persona con ese rostro aparecerá, nada tiene solución en mi funesta y monótona vida. Y sin mas me hecho a dormir, no pudiendo omitir las tremendas ganas de conocer algo nuevo que me seque del pozo y me traslade a cualquier mundo insospechado donde los pilares vuelvan a ser en los que creía antes, como el amor y la ternura… La dulzura y el anhelo. Como el amor de una madre y un padre… Volver a pensar que el amor verdadero si aparecerá. Lastimeramente mis ojos se cierran y gotitas calidas quieren escapar cual lluvia insignificante en medio de un campo de aras terruñas, puedo sentirlas, su calidez me lastima y tengo miedo, ese miedo que se fue borrando con el tiempo y en estos instantes retoma poder en mi interior desolado; ya que nada nuevo existe, nada nuevo toma significado para mí aunque lo sepa… Porque lo digo y lo pienso, pero pensar lo que es estar solo representa algo muy diferente a estarlo en realidad… Como lo estoy yo. Eso me lastima…

Ya las lagrimas me sumergen en su silencioso llanto, me acurruco cual cachorro y las mantas me cobijan hasta la cabeza, escucho el resonar de las ramas siendo cruelmente movidas por el viento y el llanto sale aun con mas fuerza; nadie me acaricia, no tengo a alguien que vele mi sueño y eso me mata lentamente… Porque la soledad me aturde… Porque aunque siempre diga que soy fuerte no es así, ya que un simple no contestar de un móvil me pone de este modo, haciendo caer en cuenta que no conseguiré lo que quiero… La calidez de una persona a mi lado. Es así como una melodía retumba en mi cerebro, haciéndome estremecer y apartar las mantas, tomar mi móvil y ver atónito las parpadeantes luces, las que me advierten que un nuevo mensaje ha sido recibido.

“Crees en el amor a primera vista?...”

Mi angustia se esfuma y es reemplazada por la tranquilidad, me recuesto nuevamente y respondo el mensaje…

“Te responderé cuando nos encontremos…”

Soné muy atrevido, no obstante así lo sentí, porque aunque no sea creíble, ese texto me devolvió las fuerzas que había perdido, una esperaza que quizás sea verdadera. Me detengo a esperar en los minutos siguientes, y cuando estos se convierten en horas me doy por vencido. No quiere que nos conozcamos, eso es seguro. Algo desilusionado decido dormir finalmente esperando a que Morfeo me lleve consigo y no me deje a merced de ese espejismo… De ese rostro que me carcome lentamente.




OoOoOoOoOoOo




Los días pasan rápido y mi angustia no desaparece, ¿Cómo llegué a esto? Es imposible responder a ese cuestionamiento ya que ni yo mismo lo sé; pienso en los últimos acontecimientos que acomplejan mi vida y decido quedarme en casa, no estoy dispuesto a ir a esa estupida fiesta que tras manifestar sonrisas y dulzura solo trae perdición a la salud de jóvenes que solo se la pasaran bebiendo y disfrutando de un sucio sexo. Claro que me quedaré aquí, solo como siempre, comiendo mis preciados bombones y no prestando nada de atención a lo que pudo haber sucedido, nada tiene explicación lógica.

Debo ser realista, desde que recibí esos bombones nada volvió a ser igual, no encuentro palabras correctas para explicármelo a mí mismo, sin embargo algo hay que me incomoda, talvez sea un presentimiento o el deseo de que ese alguien aparezca y me demuestre lo equivocado que estoy, que no solo me conteste estupidos mensajes de texto que en su momento acrecentaron mis ilusiones pero que ahora las pisotean cual barragana fueran, y duele… Eso me duele. Traté de muchas formas sacarme ese malestar pero incluso nada me ha ayudado, estoy hundido en una especie de depresión que no conocía hasta estos momentos, y aunque lo que me dijo Jaejoong hace unos días me parezca extremadamente imposible… Comienzo a caer en ese tejido de telarañas, me he enamorado de alguien inexistente; una cruel fantasía que desearía desaparezca, ya que mis pensamientos me llevan a que quien dejó esos bombones es la persona que esperaba, aquella que todas las noches veo en mis sueños borrosamente, con sus cabellos de ángel y su voz mas dulce que la miel, una persona que viene a rescatarme como en los papeles afirma; alguien que me acaricie por las mañanas como mi madre lo hacía y esté conmigo cada noche brindándome dichas sin fin; susurrándome canciones al oído mientras ambos descansamos bajo la sombra de un enorme árbol y disfrutando de la compañía mutua, de un amor que quizá, sería eterno. Me pateo mentalmente al procesar mis impulsos, esos que ocultaba en lo mas hondo de mi ser, esas ganas de compartir la vida con alguien, que tengo ganas de reír y de soñar… De creer.


La oscuridad invade mi mansión, solo en un enorme sillón me encuentro, debatiéndome internamente a llamar a ese celular que no hace mas que destrozarme indirectamente, un gran vaso de vino entre mis dedos y la mirada perdida en algo sin importancia, pensando en las palabras de los mensajes que he recibido, las que trato de analizar y me desconciertan porque no entiendo lo que quiere de mi; dime que buscas y porque lo haces… Dime lo que sientes de frente, aparece y muéstrate tal como eres, porque no sé… Y quiero conocerte.

Inmaculadamente y como de costumbre en estos días las lagrimas me derriban, tratan de mostrarme que a pesar de todo sigo siendo un niño solitario y desprotegido, carente de sentimientos y en busca de ellos aunque no lo admita; el dulce y empalagoso sabor vuelve a expandirse en mi boca y el ultimo bombón hecho por esas manos desconocidas se pierde por mi garganta; las ganas de llorar no me abandonan no obstante ese sabor reconstruyó algo en mi; mis finos dedos perfilan las lagrimas y al removerlas los lamo, comprobando que aunque proviniendo de un amargo aun contienen ese salado y a la vez dulce gusto, río ante mis delirios porque me he convertido en un loco, ese rostro lo hizo, esa presencia me esta generando cosas extrañas y eso no terminara hasta que aparezca… Mi macabra sonrisa resuena y se estampilla contra las enormes y sólidas paredes, produciendo eco y asustando a los insectos que habitan bajo de los suelos, o en las paredes, o en las rendijas de metales, quienes corren tras escuchar el desesperante sonido de su dueño…

“Que solo estás… Que deprimente te vez…” Mis susurros se pierden en la atmósfera al confesar lo lastimero que me veo… Mi inconciente revive lo que mi cordura no quiere y el sentimiento es triste, la tristeza me invadió durante estos días reclamando sus derechos y ahora no quiere marchar. Tiene saciedad de mí, quiere alimentarse con lo poco que queda de mi ser y hundirme de una vez por todas. El ultimo trago de vino se coaliciona con el sabor del bombón y no soy capaz de tolerar los mareos ni las nauseas; mis ligeros pasos me dirigen al primer baño cerca y allí mi cuerpo reacciona extrañamente haciéndome devolver el liquido de un violáceo color que turba mi visión y me provoca migrañas que gritan por convertirse en poderosas cefaleas…

“Que me haz hecho…”

Y como si fuera una contestación a mis interrogantes esa melodía vuelve y hace que los temblores se acrecienten, ¿Como he llegado a esto?. Mis manos toman el aparato y lo posicionan frente a mis ojos, es un nuevo mensaje… Maldita sea están jugando conmigo!! No puedo evitar mi sulfuracion ni enojo, no obstante a pesar de eso las letras del contenido comienzan a ser leídas por mis labios…

“Que difícil sería galopar por este camino de sombras, mas si no lo sabes, mas si no lo piensas, mucho mas si no comprendes lo que tras ráfagas de espejismos oculta mi corazón…Porque aunque entre sombras, yo estoy allí, porque quieres conocerme y ese sueño te incomoda. Estoy entre movimientos organizados de sonidos a través de un espacio y tiempo, entre un pasatiempo que sé te parece entupido; no obstante sigue siendo dulce… Búscame…”

Difícil, muy difícil es definir la acoplasión de emociones que me invaden, porque se a lo que se refiere y tal vez estas pesadillas terminen pronto. Debo conocer a esta persona. Mi mente trata lentamente de procesar un significado posible “Estoy entre movimientos organizados de sonidos a través de un espacio y tiempo, entre un pasatiempo que sé te parece estupido; no obstante sigue siendo dulce…” Aishh!! Acertijos con el estado de mi mente? Esto debe de ser una broma…Pero… ¿Por qué no intentar? Claros segundos son suficientes para sentirme algo mejor e inundar mis pensamientos con razonamientos que me ayuden a saber dónde se encuentra; movimientos organizados de sonidos…Sin duda se refiere a la música y… ¿Pasatiempo? Talvez sea mis salidas a los antros, eso podría ser una opción pero que siga siendo dulce? Nada de eso me parece dulce, solo sus bombones los cuales son sinónimos de… Dulzura… Música-antro-bombones… Impresionante, pero te he descubierto…

“Estas en la fiesta…”

Inmediatamente y no se cómo me encuentro recorriendo las calles de Seúl, maldiciendo mi desprotegida vestimenta y conteniendo los temblores que recorren mi espina dorsal, observando discretamente a las parejas que cruzan a mi lado entre besos y caricias, omitiendo las cosquillas en mi estomago, haciéndome sentir como un niño de 7 años tras su primera declaración, algo que me disgusta y me hace arrepentirme, solo que hoy no cederé, talvez un ángel sea enviado para mí y demuestre que no todo es oscuridad. Eso es lo que me gustaría encontrar. Las luces de los faroles llaman mi atención y me detengo unos segundos al ver las luciérnagas rodeando la incandescente luz que alumbra la visión tras el oscuro cielo; observo con una sonrisa esos insectos y de repente memorias de mi niñez aparecen, alegre retomo mi camino al comprobar que aunque parezca imposible, esa persona indirectamente me ha devuelto las sonrisas. No falta mucho y a lo lejos distingo las potentes luces del “Song-bae High School” Quien viste una colorida fachada en conmemoración a la semana del amor y la dulzura... Esa que nunca he festejado a pesar de amar los dulces, una noche que hasta hoy no significaba nada para mi.

Me muestro intrigante y retomo el camino hacia la entrada, todos los presentes allí voltean su rostro y me observan atónitos de la impresión que mi presencia les causa… Es muy extraño verme por estos lugares ya que nunca me he mostrado con ánimos de festejo, como cambian las cosas he? No presto la suficiente atención pero todos de repente se encuentran a mí alrededor saludándome con respeto y ofreciéndome bebidas o bocadillos, contándome lo divertido que esta adentro e invitándome a bailar la mayoría. Lastima, con mi característico humor respondo y sin mas me adentro para perderme en la multitud, viendo los despampanantes disfraces y riendo interiormente, se ve muy divertido pero yo viene por otro motivo, la pregunta ahora era… ¿Cómo encuentro lo que vine a buscar? Esto no se ve nada bien…

Mis pensamientos me turban y me dispongo a recorrer sin rumbo fijo, escuchando la feliz melodía de fondo que vuelve a todos locos, viendo dulces por todos lados pero no apeteciéndome con ninguno, solo tengo la necesidad de probar unos bombones que me han hipnotizado, pero que siento no volveré a degustar. Mi estado de animo empeora pero aún así no me doy por vencido; esa es una cualidad en mí, por mas que me presente renuente a las sensaciones de la vida jamás me he rendido, por eso sigo vivo solitariamente, por eso la muerte de mis padres no se ha llevado mi vida también con ellos. El sonido se aleja rápidamente de mí y mis pasos me conducen a ese lugar del colegio donde nadie está, donde siempre desahogo mis preocupaciones ya que es mío, allí donde ningún estudiante desea pasarse y yo gustoso discuto con la soledad y me embeleso admirando el sol, claro que ahora en la terraza solo desfilará una enorme y bellísima luna.

Una ultima lagrima escurridiza rueda por mi mejilla y una sonrisa interrumpe mis labios, no puede ser de otra manera, la soledad es mi castigo y con ella viviré hasta marchar a ese mundo inesperado que se disuelve a los deleites y que como nunca aprisiona los recelos y visiones de un espíritu vagando. Aparto el agua de mi rostro y continuo mi camino, aturdiéndome con el silencio y recalcándome ideas sin sentido; mi mirada continua baja y los sollozos se pierden en mi garganta al ver un pequeño y sutil objeto rodando por el piso, deteniéndome estrepitosamente y recogiéndolo con mis manos, sonriendo dulcemente y conteniendo las lagrimas al seguir el camino de bombones que solo me dirige a mi antiguo destino. Al chocar contra la puerta de la terraza y abrirla el estupor asfixiante me recorre por completo y el frío soplido del viendo choca contra mis cabellos, allí veo una luna maravillosa y aspiro el aroma del invierno que me persigue, omitiendo el leve bullicio de la fiesta que se escucha desde aquí arriba y poniendo atención en una figura a lo lejos, contra la baranda de espaldas hacia mí.

Trago saliva y decido aproximarme lentamente, analizando la figura que a distancia se encuentra, pensando que un importante momento ha llegado y reacoplando las miles de sensaciones que invaden mi cuerpo y mente al pensar que tal vez, hoy sea diferente de ayer. Pensar que mi amargura podría revertirse y tomar el sabor de unos dulces bombones y caramelos, que por fin podría tener un final feliz y disfrutar de mi cuento de hadas como de niño soñaba, porque las lagrimas no se detienen, porque a cada paso que doy mas surgen y el llamado hacia su persona no sale de mi garganta que está taponada por cientos de sollozos desgarradores que se formaron a partir de ese pensamiento; ese de que tal vez al ver el rostro de esa persona de espaldas todo lo demás desaparezca y me encuentre nuevamente en mi solitario hogar, entre sabanas tapando mi desnudez y cayendo en cuenta en que la prostituta de la noche anterior ya se ha marchado llevándose el mugroso dinero y seguramente alardeando sobre el haberse acostado con un infeliz millonario que solo come dulces para recordar a como su madre los hacia y perdió. Por que sigue siendo triste, la vida desfila junto a mí con mucha tristeza.

Los latidos de mi corazón son muy rápidos y ese cabello se mece frente mis ojos, es negro incluso mas que la negrura de la noche sobre nosotros, su cuerpo se presenta como algo único y mis emociones dan un vuelco cuando por fin sus ojos chocan contra los míos; es una impresión extraña, muy extraña diría pero no del todo, porque una sonrisa llega a desfilar por sus labios de cereza que como en mis sueños tengo deseos de besar, porque ese brillo en sus ojos me demuestra que he sido salvado y el cielo un ángel a mandado a mi rescate, porque aunque ciego, estuve vivo todo este tiempo… Porque aunque poco, alguien me cuida hace mucho y es ahora cuando mi ceguera desaparece. Cuando río al igual que él, porque en sus ojos veo la verdad, veo ese sentimiento que estaba buscando hace tiempo y él estará dispuesto a darme una segunda oportunidad como la vida me la esta dando.

Los minutos se hacen eternos y ese rostro que veo en sueños toma su forma, ya no está borroso y compruebo que es él al que buscaba aunque tonto me sienta al saber que por primera vez en la vida… No tengo palabras con las cuales dirigirme.

“Crees en el amor a primera vista?...” Su pregunta me inquieta y volteo para verlo aturdido pero con una sonrisa en mis labios, alegre y sintiéndome estupido al admirarlo por primera vez detenidamente, enamorándome mas, recalcando su belleza interior y exterior… Totalmente sumergido entre las mariposas que se propagan en mí estomago.

“No… Pero… ¿Tu crees en el amor a primer bocado?” Sólo sonríe y oculta las lágrimas bajando la mirada, está emocionado al igual que yo, y creo que le he dado motivos, ya que comprendo por lo que ha pasado… Comprendo y quiero revertir eso demostrándome como eso que oculto. Alguien cálido que puede entregar algo de amor si lo desea, y ese es mi anhelo ahora. Quiero entregarle algo de un amor sepultado que resurge cual fénix y se pierde entre las gotas que son derramadas por sus orbes y se escabullen en la comisura de sus labios, los que muero en probar y demostrar que no soy frió como seguramente todos piensan, seguramente también él…

Y como siguiendo su ejemplo lo miro y las gotas de felicidad no se hacen esperar, demuestran que mi humanidad a tomado otra forma y será así mientras él esté a mi lado, porque si esta dispuesto a amarme yo también lo estoy, y tengo deseos de compartir en este momento miles de cosas con él, palabras, anécdotas, besos, caricias y susurros sin embargo siento que no tengo que perder mas tiempo del que destruí tras mi ignorancia… Quiero vivir, quiero gritar, porque siento el universo sobre mí y eso me gusta. Hoy puedo decir que el dulce sabor de mi boca no se esfumara como a cada día de sueños en una noche de verano. Eso ya no sucederá.

Me acerco más hacia él y noto sus temblores, con delicadeza paso mis frías manos por sus dilatados y rojos parpados para remover los intrusos cristales, porque siento que lo he hecho llorar por mucho tiempo, y me declaro culpable, tengo la misión de curar, quizás su lastimado corazón. Sus ojos se cierran y apoya gentilmente su rostro en mi mano, aguantándola con la suya, originándome una ternura inmensa; y las palabras callan, desaparecen porque nuestras manos se encuentran y nuestras pieles se erizan, porque ambos miramos la luna confesándonos con ella en silencio, porque si esto no es amor… Entonces ¿Qué es?

Acaricio sus cabellos a medida que mi anatomía choca contra el piso sentándome en el frió suelo, recostando la espalda contra las barandas y sintiendo como su rostro descansa en mi hombro, inmediatamente lo acobijo contra mi pecho para espantar el frío y mientras pasan los minutos puedo notar como Morfeo lo sumerge en el sueño, regalándome todo el tiempo al contemplarlo y maldecirme mas por mi falta, al descubrir que el amor se oculta tras las espinas de las rosas que en su pasional color oculta el sentimiento profesado. Porque después de todo. Estoy enamorado. Sus lagrimas están secas y a mi ser un impulso que no puede ser contraído por mas tiempo, acerco mi rostro hasta lograr sentir su escasa respiración junto a la mía, junto nuestros labios y un impresionante dulzor invade los míos, lo beso lentamente sin que el mismo se de cuenta y las sensaciones que me provoca son interminables, creo que moriré en cualquier momento, creo que… He conseguido eso que tanto deseaba, que la persona de mis sueños aparezca. El contacto se desvanece y aunque dormido una mueca de felicidad corrompe en su semblante, siento el imperceptible ruido de un objeto al caer al piso y compruebo que es otro de sus bombones que había sido cobijado por su puño. Lo admiro, lo desenvuelvo y a mi boca es dirigido junto a esa sonrisa que no desaparecerá en mucho tiempo, abro el envoltorio y me encuentro con una hermosa frase que no conocía…

“Te Amo”

Ese mismo que musitaré a cada mañana al levantarme junto a su cuerpo, ese que le susurraré mientras acaricie mis cabellos y nos besemos bajo la sombra de un árbol y ese que le diré sin descanso cada vez que uno de sus bombones se disuelva en mi boca y me demuestre que nada… Nada es más dulce que el amor.

La semana del amor y la dulzura…

Una semana muy extraña…

Una que sin duda cambió de significado para mí…

Porque ahora tendré presente esta fecha...

El nacimiento de algo mas dulce que mis preciados bombones…

El nacimiento de un amor eterno…





FIN



habra conti pervert ;B
no se olviden de comentar *O*

4 ♥Comentarios♥ :

TvXq dijo...

waa....oie cual es la continuacion...io kiero leerlo...me encanto este fick...!!!

Mirai dijo...

la verdad que estoy tardando mucho con la conti xDDD en si es un one shot pero habra una continuacion *w*

mi l@s ama <333

Anónimo dijo...

waoooo que lujo de fic me encanto que bien escribes por dios

minato-chan dijo...

uwaaa me gusto la trama y aunque ya haya pasado tanto tiempo a la final si subiras las conti¿? (rogando que a que diga que si=

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j