4 sept. 2009

¿Cómo declarársele a Kim Jaejoong?




Titulo: ¿Cómo declarársele a Kim Jaejoong?
Autora: shin_soo_kyung
Parejas: JaeMin








Seguí dando vueltas en la habitación mientras mi mente maquinaba una y otra vez, realizando películas de declaraciones en mi cabeza, nunca pensé que al menos intentarlo fuera tan difícil… había pensado en llegar y decir me gustas y listo, lo vi así de sencillo pero a la hora de hacerlo mi lengua se trabo y comencé a sudar como no lo hacía ni siquiera en un ensayo, al final todo termino en que quería comerme unos panqueques y me miro extraño ya que eran las 11:37 de la noche… Claro no se me pudo ocurrir una mejor excusa que comer… aun que por los nervios me había dado hambre así que si sirvieron, pero esto no viene al caso.

_ Bien Shim Changmin… tu puedes hacerlo… no te cuesta nada decir que te gusta… después de todo omma es comprensiva y si no siente lo mismo no creo que te vaya a ignorar por el resto de tu vida…………. Creo.

Si no fuera precisamente él quien me gustara el problema no sería tan grande pero… ¿Cómo declarársele a Jaejoong? El que es tan afeminado y estrambótico… ¿Le gustaría que lo trataran como a una chica? No creo por más que parezca una sigue siendo hombre y como tal no ah de ser muy lindo que te traten con el pétalo de una rosa.

_ Jaejoong hyung… tengo que decirte algo – Volví a mencionar mirándome frente al espejo de la habitación… creo que esta era la decimoprimera vez que lo hacía – tengo que decirte que… desde hace un tiempo me gustas.

Seguramente con esto recibiría una cachetada más fuerte que la primera vez que me le declare a una niña… claro que eso fue hace años y mis gustos habían cambiado de sobremanera.

_ Hyung… desde hace días me he estado imaginando que algo puede surgir entre los dos y podamos ser una pareja…. Me pregunto si ese jarrón seguía en el mismo puesto y si me daría tiempo de correr antes de que lo estrellara contra mi cabeza… tal vez no debería de decírselo en la sala…

Tome uno de esos tantos peluches de Jae que le habían regalado las cassiopeias, me gustaría tener el valor de esas chiquillas a la hora de declararse, gritando me gustas y te amo con tal facilidad que hasta daba miedo… claro mas asustaban cuando decían alguna proposición indecorosa ah alguno del grupo, como si alguno de los 5 fuera tan irrespetuoso de aceptarlo... al menos no por mi parte.

_ Nee… Hyung ¿no te asustas si te digo que eh tenido sueños húmedos contigo? Me gustas y no puedo evitarlo – Que bueno que nadie me escuchaba en estos momentos o pasaría la peor vergüenza en mis 22 años de vida.

Suspire y me tire a la cama mirando el techo y entonces mi corazón se acelero a mil por hora al escuchar su voz afuera de la habitación, hablando con Junsu Hyung, solamente escucharlo me ponía tan nervioso que sentía como mi estomago se retorcía y mi corazón se aceleraba cada vez mas “Hyung… te amo, me gustas desde hace mucho tiempo… no puedo imaginar un mundo sin ti” me ruborice a más no poder ya que esas palabras salieron sin pensarlo.
Maldije por lo bajo ante mi estupidez y apreté el peluche contra mi pecho… me gustaría que fuera él en vez de una pequeña imitación de felpa… quiero abrazarlo y decirle todo lo que me gusta, poder besarlo y que no sea en sueños o momentos en que dejo mi imaginación libre, poder estar acerca de el sin tener miedo a su reacción… ¿Cuándo fue que calo tan hondo en mi corazón?

_ Changmin – Ver a micky parado a un lado de la cama me sorprendió… ¿Había olvidado ponerle seguro a la puerta? Me golpee mentalmente ante la idea de q me hubieran estado escuchado todo este tiempo y yo sin darme cuenta – Yunho ordena que estemos todo en la sala en 5 minutos… tiene algo que decirnos.

Dicho esto abandono en cuarto y agradecí a dios y todos los que sea que se encuentre allá arriba porque no me había escuchado… ya que conociéndolo no importaba que tan urgente había sido el llamado del líder, el se hubiera tomado su tiempo para burlarse a todo lo que le dieran sus neuronas. Me levante con pesadez y seguí ideando alguna forma de decírselo. “Jaejoong ¿Qué opinas de la homosexualidad? ¿Te molestaría si algún día un chico se te declara? ¿Existe la posibilidad de que tus gustos estén del otro lado de la acera?” Sonreí ante esto y me senté en uno de los muebles individuales de la sala… justo frente a él y Junsu quienes mantenían una conversación ajena al resto, me quede observándolo como un idiota hasta que se dio cuenta de que lo observaba y volteo hacia a mí, regalándome una de sus sonrisas, le devolví el gesto solo que más torpe y trate de ocultar mi sonrojo bajando el rostro a la vez que impulsos comenzaron a correr por mi cuerpo y la ansiedad de decirle mis sentimientos iba incrementando con el paso de los segundos.

_ Bueno… los mande a reunir porque el manager mando a decir que a partir de la próxima semana tenemos que estar en Japón así que tienen que ir recogiendo las cosas que se van a llev…

Me levante de mi asiento y comencé a caminar hasta ganarme frente a Jae, trague grueso y respire hondo andes de hablar, llamando la atención de todos ante mi actitud.

_ Hyung… ¿Si yo fuera una chica puede existir la mas mínima posibilidad de que te gustara?

Bien, sabía que luego de esto mi mundo se volvería un completo caos:
1_ Porque de nada me sirvió pasar horas en ese cuarto quemando mis neuronas pensando en cómo diablos me le iba a declarar para al final terminar siendo una chica y seguramente Micky iba a tener para burlar por un muy largo tiempo.
2_ Porque no se me ocurrió otro mejor lugar para hacerlo sino fue en la sala delante de todos los integrantes del grupo reunidos, quienes ahora me miraban completamente atónitos, pero a quién diablos le importaba
y 3_ La sonrisa que se había formado en su rostro era completamente sarcástica y traviesa a la vez que se levantaba y tomaba mi mano murmurando “Minnie-ah ¿cuántas veces te eh dicho que las cosas entre adultos se hablan a solas? Ya no tienes 17 años” Abandonamos el departamento sin prestar atención a los comentarios enfurecidos de Yunho hyung, si no fuera porque había recibido un si indirecto y era arrastrado afuera me hubiera tomado mi tiempo en burlarme de él… pero qué más da, eso lo podía hacer luego.

Jaejoong me había arrastrado hasta el aparcamiento del edificio, al parecer sus intenciones eran irnos de aquí ya que saco las llaves del auto de su bolsillo, quería preguntarle a dónde íbamos mas mantuve mi boca cerrada prefería no arruinar el momento con alguna estupidez, y es que hasta mi mente tartamudeaba por la inseguridad ¿Qué quería mi Hyung? También por los nervios de mi reciente declaración y no recibir una respuesta concreta todavía. Jae me hizo entrar al carro y la piel de mis brazos de erizo al ver una sonrisa tan sensual y descarada de su parte ¿En qué estaría pensando? Avanzo hasta sentarse en el puesto de piloto y encendió el carro, iba a preguntarle, mi curiosidad era muy grande.

_ ¿Hyung? ¿A dónde vamos? – El carro empezó a andar y antes de abandonar completamente el establecimiento voltee a ver el balcón de nuestro departamento, donde estaban los otros tres parados mirando cómo nos íbamos.
_ No se desesperes Minnie-ah – No volteo a verme en cuanto hablo.

Ya tenía como 5 o 10 minutos conduciendo sin decir nada, mi estomago parecía estar hecho un lio y el momento en que mi celular sonó pegue un brinco haciendo reír a mi acompañante, un poco torpe lo agarre y comencé a leer el mensaje era de Junsu preguntándome que había sucedió, me equivoque varias veces intentado escribir una respuesta, pero tampoco me di cuenta cuando habíamos parado frente un gran edificio y Jae había abandonado el carro, me di cuenta fue hasta que abrió la puerta de mi asiento y me arrebato el celular… ni siquiera le había respondido a Su.

_ Luego tendrás tiempo para eso – Guardo mi teléfono en su bolsillo y tomo mi mano sacándome del interior del auto.

Al ingresar al edificio me pude dar cuenta de que era un hotel, parejas entraban y salían y también algunas familias. Observe como la muchacha de recepción le entrego un juego de llaves a Jae y este le pagaba… ¿Un hotel? ¿Para qué? ¿Si quería hablar no lo podíamos hacer en algún otro lugar? Bueno creo que con las fans gritando y revoloteando por todos lados no podríamos hablar bien, así que lo seguí por los pasillos para llegar a la habitación, muchas niñas del lugar se nos quedaron viendo y se nos acercaron y pidieron autógrafos, mas Jae era el único que hablaba excusándose con que no tenía tiempo. Pronto llegamos a la habitación y las miradas de mi Hyung me inquietaban… ¿Cuándo sería el momento que hablaría? Me había sentado en la orilla de la cama esperando a que se dignara a decirme algo y la ansiedad crecía en mi interior, estaba tan nervioso que jugaba con el filo de mi camisa arrugándola y volviéndola a estirar.

_ Así que… - alce la vista para poder verlo y solté todo mi aire contenido al verlo tan cerca - ¿Te gusto?
Se fue acercando cada vez mas hasta que podía sentir su respiración chocar con mi rostro, sus brazos me rodeaban y tartamudee al murmurar un leve si, un temblor se apodero de mis manos a la vez que el hacía con su boca en la mía lo que se le daba la gana, mordía mis labios, jugaba con su lengua buscando la mía en el interior de mi cavidad, segundos después fue que reaccione y comencé a corresponderle torpe y lentamente…. Comenzó a dejar caer su cuerpo sobre mí, haciéndome retroceder y quedar acostado.

_ Yo espere esto por mucho tiempo – Volvió a besarme pero esta vez pego su cuerpo mas al mío, haciendo algunos movimientos bruscos… y yo no era de hierro, mi cuerpo comenzó a reaccionar – También me gustas Minnie-ah.

Fue lo último que necesite para estallar, me di vuelta cambiando los papeles y me gane entre sus piernas, comencé a darle besos en la mandíbula un poco torpe. Sus manos se ganaron en mi pecho murmurando levemente mi nombre, podía sentir la presión en su pantalón creciendo como la mía, mi mano se adentro en su camisa y agarre entre mis dedos el piercing de su tetilla, tirando un poco de él, al mismo tiempo que comenzaba a morder y succionar su cuello aun que igual me tenía que limitar no podía dejar tantas marcas como quería, ya que seguramente eso traería escándalos al grupo. Mi mano que se encontraba jugando con su piercing comenzó a descender por su estomago y vientre adentrándose un poco entre sus pantalones.

_ Minnie-ah… - Sus manos se encontraban dentro de mi pantalón apretando mi trasero y pegándome más ah el – No serás el único que se divierta.

Rápido sus manos se movieron hasta el botón de mis jeans desabrochándolo, su mano calo en mis bóxers y apreso mi miembro haciéndome gemir cerrando mis ojos cuando empezó a moverla “Hyung” murmure contra su oído y mordí el lóbulo de su oreja, mi lengua comenzó a descender otra vez x su cuello pero esta vez pase de largo, desabotonando su camisa, ahora si no me contendría después de todo, esto quedaría bajo la camisa y no lo verían. Lamia, mordía y succionaba su pecho, desde hacía mucho tiempo lo deseaba y ahora podía tenerlo, en una de esas mordí un poco fuerte debido a la necesidad de su cuerpo arrancándole un gritillo y que su mano se moviera con mas mayor rapidez y fuerza, haciéndome gemir su nombre varias veces, termine de quitar su camisa y aparte su mano de mi miembro… claro también lamente la falta de atención pero no me quería venir primero. Lo bese con fuerza y retire sus pantalones de una forma rápida, y sonreí mientras descendía hacia su entre pierna.

_ ¡Changmin! – tome su miembro y lo introduje lentamente en mi boca, sus manos se aferraron a mi cabello y gimió con ganas ante una succión que proporcione a su sexo. - mm M..Minnie ahh ~

Termine de introducirlo todo a boca y jugué con el utilizando mi lengua, gemidos desesperados salían de su boca incitándome a continuar, comencé a aplicar succiones fuertes provocando que Jae moviera sus caderas mas contra mí, lo retire de mi cavidad mas lo tome con mi mano y comencé a repartir lamidas por toda la extensión al mismo tiempo que lo masajeaba, mas unos minutos después, Jae me tomo del rostro y me hizo subir para juntar nuestras bocas en un beso fogoso, nuestras lenguas enredándose mientras el pelinegro retiraba mi camisa y pantalones tirándolos por la habitación junto con sus ropas. De la misma forma en que había cambiado los lugares él lo hizo sus manos vagaban por mi cuerpo y sin piedad dejaba marcas donde quisiera, aproveche su estancia arriba para retirar su camisa y tomarlo de la cintura. Un rubor más intenso de apodero de mis mejillas cuando retiro mi última prenda quedando totalmente desnudo, su mirada recorrió cada milímetro de mi anatomía quedándose fija en cierta parte que ahora quería tapar con mis manos “Changmin… Eres grande” volvió a avanzarse sobre mi dejando que su miembro rozara el mío repetidas veces de hecho hasta aprovecho esto y empezó a simular embestidas arrancándonos gemidos por los roces.

_ Changmin-ah te quiero adentro – Menciono de una forma muy… sexosa debería de decir.
_ Espera Jae… tienes que dilat… ahh ~

Se sentó sobre mis caderas haciendo presión entre su entrada y mi sexo penetrándolo de una sola vez, su cuerpo tembló sobre el mío y le tome de las caderas al mismo tiempo que él se apoyaba con sus manos en mi pecho, mas bastaron minutos para que empezara a moverse por su misma cuenta, mordí mi labio inferior mas eso no retenía los gemidos que escapaban de mi garganta. Apoye ambas manos en la cama para poder sentarme y tomarlo de la espalda para ayudar con las embestidas

_Ja…e uhh ~ - Tome su miembro y lo masturbe para proporcionarle placer también – Te … a-mo des..de ahh ~ hace tiempo.
Su boca se estrello con la mía nuevamente, oleadas de placer y corrientes eléctricas corrían por mi cuerpo ya me iba a correr lo podía sentir.
_ Yo… también t..te amo mi…Minnie – Se abrazo a mi cuerpo y mordió mi cuello levemente – Me voy a correr…

Dicho esto lo hizo su semilla se esparció por nuestros pechos y la presión que ejerció en mi miembro al contraer las paredes fue exquisita, di un par de embestidas mas y termine en su interior, cayendo en la cama rendido con Joongie sobre mí. Tratábamos de estabilizar los latidos del corazón y nuestras respiraciones.
Jae se acostó a mi lado y enredo una de sus piernas con la mía y se recostó en mi pecho entrelazando nuestras manos.

_ Minnie-ah… Saranghe – Dicho esto quedo dormido y lo abrace por la cintura acomodándolo más contra mí.
_ También te amo mi Boo – Bese su frente y agradecí que sus pantalones me había quedado lo suficientemente cerca como para tomar mi celular.
Comencé a borrar el mensaje anterior que había escrito para Junsu y escribí uno nuevo… “Hyung… Luego te cuento”




Fin






----------------------

0 ♥Comentarios♥ :

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j