4 sept. 2009

Private Night




Titulo: Private Night
Autor: Lucy
Pareja: YunJae







Poco a poco los chicos se iban retirando de la mesa, llevando consigo los platos sucios a la cocina. Los únicos que quedábamos aun sentados éramos YunHo y yo. Levanto la vista de mi cereal al rostro de YunHo, y descubro que ya me estaba mirando. Inmediatamente baja el rostro y sigue comiendo su cereal, aunque sin muchas ganas. El sonido de la televisión nos llega desde el living, junto con las risas de YooChun y JunSu.

-Hyung… los voy a extrañar mucho… - dice ChangMin sentándose junto a YooChun.

-Estas exagerando… solo te vas dos días con tu mama, Min. No es como si te fueras un mes…

-Es verdad! Aunque también te extrañaremos, Min… con quien voy a jugar videojuegos?

-Y… yo estoy pintado?

-No, Chunnie, pero es que tu siempre pierdes apenas empezamos a jugar…

-eres un malagradecido…

-eres un mal perdedor xD!!!

-hey… estábamos hablando la visita a mi madre… T^T

-Si, Min… pero no es tan grave… aprovecha el tiempo con tu mama y no te vas a dar cuenta cuando ya vas a haber vuelto.

-Ojala… mi mama dijo que les había traído unos regalos a todos, además de muchos saludos, especialmente a JaeJoong hyung…

-Por qué especialmente a el? T^T yo soy mas adorable…

-Es que mi mama de verdad ama a JaeJoong…

-Insisto! Yo soy mas adorable!!! Cierto, Chun?

-Si, JunSu… como digas…

-Malvado!

-Ególatra!

-No lo soy!

-Si lo eres!

-Que no!

-Que si!

-Ya paren de pelear – la voz de YunHo se hizo escuchar desde la mesa, asustándome un poco. ChangMin, JunSu y YooChun bajaron la cabeza apenados y se quedaron en silencio. YunHo terminó de comer y se levanto de la mesa, caminando hacia el dormitorio.

-Que le pasa a YunHo hyung? – preguntó ChangMin con preocupación.

-No se, Min… desde hace días que lo noto algo… decaído. No se que puede ser…- le respondo aun mas preocupado, levantándome también aunque no había terminado. Ver a YunHo así me quita de inmediato el apetito.

-Tal vez está enfermo…

-Si…JunSu tiene razón. Puede que sea stress…- YooChun se quedó pensando un momento antes de levantarse del sillón y agregar- voy a verlo, tal vez me diga que le pasa…

-Si… gracias, Chun… - le digo algo aliviado. No me atrevo a ir a verlo pues mis sentimientos me han estado traicionando desde hace varias semanas ya. No puedo estar cerca de YunHo sin que mis manos suden, mis mejillas se ruboricen y esa estúpida sonrisa se forme en mi rostro, y lo peor de todo es que, a pesar de lo evidente que soy – y ya varias personas, incluyendo YooChun, ChangMin y JunSu me lo han dicho- YunHo parece no notarlo, y me ignora magistralmente. Bueno, en realidad no me ignora del todo, soy su mejor amigo y siempre me esta abrazando, haciéndome reír, acercándose a mi, lanzándome miradas, pero todo eso al final no significa nada, al menos nada mas que pura amistad, y no es eso lo que quiero. No puedo evitarlo, soy un hombre y tengo 20 años, no soy un chico de 14 años que sueña con solo un beso de la persona que ama. Yo quiero mas, de verdad deseo a YunHo, con todo mi ser. Cada vez que terminamos de ensayar alguna coreografía y veo su cuerpo perlado por el sudor, jadeando, tengo que correr al baño, porque si me quedo un segundo mas ahí no soy responsable de mis actos. Cada vez que me toca, mi cuerpo responde, y de una manera bastante incomoda… y que últimamente le haya dado por intercambiar camas con ChangMin no ayuda mucho, porque tengo que dormir mirando la pared, sino estoy obligado a verlo y eso no me permitiría dormir para nada. No me gusta que me pase esto, pero tampoco puedo evitarlo. Es cosa de ver a YunHo y soy peor que un adolescente dominado por sus hormonas…

-…hyung… HYUNG! – la voz de Min saca de mis cavilaciones y me volteo a verlo, con un signo de interrogación en mi rostro

-Que pasa, Min

-Estabas ido… en que pensabas?

-en YunHo!

-Cállate JunSu…

-Pero era verdad o no? Tenias pensamientos pecaminosos de YunHo!! xD!

-No molestes a Joongie… no todos son tan pervertidos como tu, JunSu…

-Pero Jae si lo es!

-Ya… gracias por tu apoyo, JunSu…

-Perdón… pero es verdad! xD

-Deberíamos hacer algo para tratar de alegrar a YunHo… no me gusta verlo así…

-Ya se! Llevémoslo esta noche a bailar… a el le encanta ^^

-Eso es una buena idea, hyung!

-Bueno... voy a darme una ducha… - digo y salgo en dirección de el baño. Al pasar por afuera del dormitorio escucho la voz de YunHo y YooChun, aunque no entiendo lo que dicen. La curiosidad me mata, pero prefiero no molestarlos así que entro directamente al baño.

~~

El reloj marcaba aproximadamente las 11 de la noche. ChangMin había partido a ver a su mama hace 3 horas, y nosotros nos preparábamos para salir a bailar. YunHo no se había mostrado muy entusiasmado con la idea, pero de todas maneras aceptó. Como no sabia que ponerme, opté por una camiseta sin mangas y unos jeans negros algo ajustados. Pero cuando vi a YunHo, estuve a punto de desmayarme… tenia puestos unos jeans desgastados color gris, y una camisa negra con 3 botones abiertos, que dejaban ver parte de su pecho. Juro que por un momento olvidé como respirar.

-Ya… nos vamos? – YooChun entra al living seguido por JunSu. Ambos vestían jeans azules y camisetas negras, solo que la del mayor tenia cuello en V y la de JunSu se parecía a la mía, sin mangas.
-Si!! Vamos ^_^!!! – dicho esto, JunSu tomó del brazo a Chun y salimos rumbo al club.

~~


Apenas llegamos al club, YunHo se fue directo a la pista de baile, y comenzó a bailar sin prestar atención a nada más. Me quedé un momento mirándolo, y luego me fui al bar… necesitaba algo de alcohol en mi organismo. Me volteé buscando a JunSu y YooChun, y los divisé bailando juntos algo alejados de YunHo. Parece que el único que no se esta divirtiendo soy yo.

Le pido un trago al barman y me siento esperando que me lo traigan. El ambiente es agradable, mucha gente bailando, la música es buena, y hasta el momento nadie nos ha reconocido.

Después de unos 3 tragos más me decido a ir a bailar, buscando con la mirada a YunHo, pero sin éxito. Al llegar a la pista de baile lo veo en un rincón charlando con unas chicas, y con un trago en la mano. La verdad no me preocupé mucho, excepto por las tipas esas, pero seguí bailando sin prestar mucha atención. Lo malo fue que media hora después volví a mirar a YunHo y estaba sentado solo en una mesa, con 2 botellas vacías a su lado y en un estado deplorable. Miré a mi alrededor buscando a los demás, pero no hallé rastro ni de JunSu ni de YooChun, así que me acerqué a YunHo abriéndome paso entre la gente.

-YunHo-ah… - le dije suavemente tomándolo del hombro. Su mirada se cruzó con la mía y pude ver en su rostro que no se sentía bien.

-Que quieres…

-Por qué tomaste tanto… vamos, te voy a llevar al departamento.

-No! Déjame, no necesito tu ayuda! – su voz era algo difícil de entender debido a su estado de ebriedad. Traté de ayudarlo a levantarse, pero se soltó de mi agarre, dedicándome una mirada de desprecio.

-YunHo-ah… vamos, no puedes seguir aquí – le dije decidido y con fuerza lo arrastré hasta la salida, mientras el no dejaba de protestar y tratar de liberarse. Llamé un taxi y le indique la dirección, sacando luego mi celular y marcando el número de YooChun.

-Diga?

-Chun, soy JaeJoong…

-Que pasa? Donde estas?

-Voy en un taxi camino al apartamento con YunHo. No se sentía bien, así que lo traje conmigo. No se preocupen…

-Bien… JunSu y yo nos quedaremos…un rato mas… - vagamente escuché la risa de JunSu, quien además no dejaba de repetir “Chunnie” en susurros.

-Ok… nos vemos… - corté la llamada justo cuando el taxi iba llegando al apartamento. Le pagué al chofer y con mucha dificultad llevé a YunHo al ascensor. Apenas entramos se apoyó en la pared con una expresión mareada. Casi no podía sostenerse por si mismo y no dejaba de protestar y decirme que no quería venir conmigo.

Al entrar, llevé a YunHo directo al dormitorio y lo acosté en su cama. Su cuerpo cayó pesado en el colchón, boca arriba.

-Voy a traerte ropa limpia… -dije saliendo de la habitación. El me respondió solo con un gruñido molesto. Fui al baño a buscar una toalla mojada para limpiar su rostro, además de ropa limpia para que se cambiara, ya que la que traía puesta olía a alcohol, humo de cigarro y otras cosas. Cuando tuve todo lo necesario, volví con el, encontrándolo aun sobre la cama, pero descubriendo que se había sacado los pantalones y la camisa, quedando solo con la ropa interior. Y, para colmo, parecía estar profundamente dormido.

Verlo tan sexy así, tan indefenso, hizo que comenzara a excitarme de inmediato. Me acerqué lentamente a el, quedando a su lado en la cama. Mi mirada recayó inmediatamente en sus labios, esos labios tan tentadores… esos labios que me pedían que los besara…

Cuidando de no hacer ningún movimiento brusco acerqué mi rostro al suyo, haciendo que nuestros labios se juntaran suavemente. Una corriente eléctrica recorrió todo mi cuerpo con ese pequeño contacto, un beso suave que poco a poco profundicé, descubriendo con sorpresa que YunHo aun dormido respondía por instinto.

Luego de un momento me separé buscando aire. Posé una de mis manos en su pecho, sintiendo su piel tersa y calida… mis labios buscaron los suyos de nuevo, esta vez mas apasionadamente, sintiendo como mi cuerpo respondía inevitablemente y, al mismo tiempo, escuchando pequeños gemidos que escapaban de su boca. Pensé que se había despertado, pero luego descubrí que no, había bebido tanto alcohol que lo mas probable era que durmiera hasta el otro día. O sea que estaba a mi completa disposición.

Rápidamente me quité la camiseta y los pantalones, viendo como mi miembro formaba un bulto en mi ropa interior. Un doloroso bulto. Decidido a aprovechar esta oportunidad, comencé a besar su cuello, procurando dejar todas las marcas posibles. Esta noche YunHo seria solo mío…

Mi boca bajó luego por su pecho y abdomen, dejando un camino de húmedos besos que le arrancaban a YunHo leves gemidos. Mi deseo por él incrementaba cada vez que uno de esos sonidos salía de su boca. Saber que si lo estaba disfrutando tanto como yo era lo mas erótico que había experimentado en toda mi vida. Pronto mi lengua llegó a su destino, y para empezar deposité pequeños besos sobre el bóxer en su erección, la cual para mi deleite estaba bastante excitada. Con extrema cautela le quité la única prenda que quedaba en su cuerpo, contemplando el sexo de mi YunHo. El deseo me llevó a lamer toda la extensión de su miembro, escuchando al instante un gemido placentero por parte de YunHo. Seguí lamiéndolo, cerrando mis ojos, entregándome a la exquisita sensación de tenerlo solo para mí. Luego de varias lamidas, me decidí a meterlo completamente en mi boca, y abrí los ojos para ver la expresión de YunHo. Sus mejillas estaban levemente ruborizadas, estaba jadeando y sudando, pero aun seguía dormido. La erección de YunHo casi no cabía en mi boca, y comencé a succionar despacio, buscando un ritmo, mientras mi lengua se movía saboreando ese pedazo de carne del cual me estaba haciendo adicto.

YunHo comenzó a mover inconscientemente sus caderas contra mi, sin dejar en ningún minuto de gemir. Con cada gemido que el daba, sentía que la presión en mis bóxer aumentaba dolorosamente. Aumenté el ritmo de succión, comenzando a saborear el pre-semen que salía de su sexo. Sus gemidos aumentaban peligrosamente, y momentos después se vino en mi boca, dejándome probar el salado sabor de su semilla. Su respiración estaba agitadísima, y su cuerpo perlado por el sudor. Definitivamente eso había sido maravilloso, pero aun no terminaba… con rapidez me quité los bóxer y me ubiqué a horcajadas sobre el, una pierna a cada lado de su cuerpo, haciendo que nuestros miembros se tocaran. Besé sus labios con pasión, y levanté mis caderas, tomando su sexo con una mano y comenzando a masturbarlo. Su cuerpo respondió inmediatamente a mis caricias, formando una nueva erección en su entrepierna. No estaba muy seguro de lo que iba a hacer, no sabia como hacerlo ni nada, pero sí estaba completamente seguro de que lo deseaba, y mucho. Lentamente me senté sobre su miembro, haciendo que se introdujera en mi. Lo que sentí fue una mezcla increíble de dolor y placer, algo que jamás había sentido y que me obligó a exhalar un gemido ronco. Cerré fuerte mis ojos debido al dolor; el sexo de YunHo ya casi me invadía por completo, su cuerpo temblando aun por el pasado orgasmo. Agaché mi cabeza mientras me acostumbraba a la invasión, mis manos a cada lado del cuerpo de YunHo, sosteniéndome. Aun sin mirarlo comencé a moverme, subiendo y bajando, haciendo que su erección me penetrara hasta lo más profundo. Ya el dolor había pasado, y solo podía sentir un placer indescriptible, que invadía mis sentidos, sin dejarme pensar en nada más que en este momento. Mis movimientos eran cada vez más desesperados; tenía mis ojos fuertemente cerrados y no podía parar de gemir. En una de las embestidas, el miembro de YunHo llegó tan profundo en mí que no pude evitar un grito de placer, y moví mis caderas con más fuerza. Ya no era consciente de nada, todo lo demás había desaparecido para mi. Solo estábamos el y yo.

-Ahh… YunHo… Yun…Ho… Mmm… - gemía sin control, cuando de repente sentí una mano en mi miembro excitado. Levanté el rostro, ya sabiendo de quien se trataba, preparándome para una mirada de asco de su parte, pero me sorprendí al encontrar en sus ojos un inconfundible brillo de deseo. Su mano comenzó a masturbarme deliciosamente, proporcionándome así el doble de placer. Me detuve un momento, mirándolo confundido. De algún modo, el que ahora este despierto me hacía dudar …

-No… no te detengas, Boo… Sigue… - escuché su voz casi en un susurro, las caricias en mi sexo aumentando a cada momento. Respondiendo a su pedido moví mis caderas de nuevo mientras hacia que me penetrara. El placer invadiendo cada centímetro de mi afiebrada piel, la fricción de nuestros cuerpos volviéndome loco lentamente.

Ahora los gemidos de YunHo eran de mayor intensidad, murmurando mi nombre repetidas veces. De mi boca también salían sonidos placenteros a medida que sentía llegar el orgasmo. Solo bastaron unas cuantas embestidas mas para hacer que ambos termináramos, el en mi interior y yo en su mano. Mi cuerpo cayó rendido sobre el suyo. Mi corazón latía aceleradamente, jadeaba buscando aire, pero estaba feliz. Los brazos de YunHo me abrazaron cariñosamente, pegándome mas a su cuerpo. No quería pensar, la situación era extraña… no sabia como explicarle mis acciones…

-Fue increíble…

-Yo… YunHo… - no sabia que decir, estaba demasiado avergonzado. Hundí mi rostro en su cuello rehusándome a mirarlo.

-Ouch… me duele la cabeza…

-Perdón… yo no…

-Te tardaste mucho, Joongie…

-Eh?? O_O

-Nada… pero aun me queda una duda…

-Que?

-Esto significa que si te gusto?

Levanté un poco mi rostro para mirarlo y encuentro en su rostro una sonrisa. Tímidamente le sonrío también y una de sus manos sube hasta mi mejilla, acariciándome suavemente.

-Yo… no estas enfadado? – digo en un susurro.

-Por qué? Por hacerme sentir el placer mas grande que jamás había sentido? – me responde con una voz grave y sensual, acercándose un poco para depositar un beso sobre mis labios.

-YunHo… necesitaba sentirte dentro de mi… te deseaba demasiado…

-sentía lo mismo… pensé que no sentías lo mismo que yo.

-y que es lo que sientes…

-Boo… sarang hae yo…

-No puedo creerlo… - mis ojos se abrieron mucho por la sorpresa. No pensaba que podría ser verdad, YunHo me ama… de verdad me ama? La forma en que YunHo me miraba me hacia sentir seguro, protegido, amado…

-Es verdad… te amo… quiero estar contigo… me dejaras?

-Yo también quiero estar contigo…

Nos besamos de nuevo, mas tranquilamente, nuestros cuerpos muy juntos aun. Con cuidado YunHo nos cubrió con las mantas y volvió a abrazarme. Apoyé mi rostro en su cuello y me acomodé para dormir. Cerré mis ojos sintiendo su aroma inundarme completamente y murmuré un dulce “Buenas noches, Yunnie-ah” antes de caer dormido… la sensación del cuerpo de YunHo pegado al mío era muy agradable… y algo en mi me dijo que noches como esta se repetirían muy a menudo…








---------------

0 ♥Comentarios♥ :

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j