8 nov. 2010

Rains Inside [Mirai Fanfics]


Titulo: Rains Inside
Genero: Romance, Drama, Erótico
Autor: Mirai
Rating: NC-17
Trío: YunJaeMin


Y allí te encuentras de nuevo entre tristes sábanas que no son las que deseas, preguntándote con el paso de las horas qué es lo que sigues haciendo sulfurando tus pulmones con el aroma a su piel, la que desde aproximadamente meses ya no deseas como antes. Cosas que pasan por lo mundano, delirios que no te llevan al éxtasis y retóricas que como nunca, ahora surcan los arroyos de tus pensamientos.

¿Qué crees que es lo que estas haciendo pensando descaradamente en él Jaejoong?

Mientras él desvestía tu cuerpo tú mirabas por la ventana a esas estrellas con dejo y tristeza ya no sintiendo el cosquilleo que tanto sus palabras como el tacto de su piel contra la tuya producían; creíste que era solo un mal día, pero luego de ver su rostro en todas partes sabes que no coinciden, sabes que lo deseas y te crees loco al pensar que el cuerpo que descansa junto a ti es repugnante… ¿Tanto así te calienta? Pues hasta raro parece… hace solo algún tiempo tú le huías mientras Yunho te perseguía por todas partes, le decías sutil y lastimosamente a la vez que estabas con Changmin, que no querías traicionarlo y tanto su amistad de años, como tu amor fraternal hacia él los distanciaban aún más… Le dijiste que jamás estarían juntos, ni como pareja… ni como amantes…

Patético, no obstante pretencioso… ¿Quieres estar en la cama de Yunho durante toda la eternidad cierto? Quieres sentirlo dentro tuyo aprisionando con fuerza tus muslos a medida que llena tu interior con su caliente esencia, quieres gritar su nombre y enloquecer mientras lo haces ya que lo deseas mas que a nada; quieres que sea solo tuyo y no de esa mujer que despertó bajos instintos en ti los cuales desconocías, aquella mujer que te hizo demostrar la mala hilacha, a la que quieres muerta luego de saber que tocó ese tesoro, esa morena piel que ocupa tus delirios, reina de tus bajas mazmorras, esas que bajo tierra están cuando llueve por dentro…

Te retuerces un poco entre pensamiento y teoría ahora mirando su rostro angelical, acariciándolo solo un poco y sintiéndote culpable… ¿Cuándo dejaste de amarlo? ¿De quererlo junto a ti susurrando en las noches de invierno? Di cuando se fue el amor Jaejoong, no te mientas a ti mismo recurriendo a ese “Talvez solo es pasajero, mañana volveré a amarlo, no quiero perder este calor junto a mí” porque en parte sabes que es absurdo, no puedes aferrarte a él sabiendo que no te dejará nunca, que su amor es tan inmenso que omitirá el detalle de que deseas a otro hombre, omitirá la existencia de ese ser el cual es anhelado en niveles insospechados por la persona que él quiere y ama.

Solo es en este instante cuando te das cuenta que no eres más que una vil zorra. Mueves tus manos con desmesura al recalcarle una y otra vez las ordenes a tus piernas, no quieres que se muevan, no quieres caminar fuera de esa habitación ya que sabes tu accionar; algo de lo que te arrepentirás pero que necesitas, necesitas buscarlo a él, demostrarle lo mucho que tu cuerpo y corazón le claman, sufres en silencio aunque te repudies a ti mismo por cometerle esa injusticia a tu querido Changmin, sin embargo eres conciente de que tu ser lo sabe, es una cruel espina que se entierra poco a poco en tu pecho.

Te acaricias el rostro, delineas tus labios imaginando que son los suyos los cuales te besan con locura, juntos encaminándose al borde de la perdición que colisiona presurosa entre vestigios que te gustaría recorrer cuando antes, y ya tu cuerpo retiene ese accionar infrenable que lo hace levantarse con lentitud, sin mirar el cuerpo junto al tuyo… solo queriendo escapar velozmente como criminal, reteniendo la culpa que sabes mas tarde hostigará en tu contra.

Llegas a la puerta respirando hondo, las ansias te comen, tienes tanto deseo que por momentos olvidas el lugar que allí ocupas, revistiendo la desgracia y lascivia con tu sonrisa que todo lo puede; tierna, brillante, embelesadora… de la que sientes vergüenza también…

Pero rápidamente todo pensamiento se esfuma, unas ganas tremendas de comerte el mundo se apoderan de ti y con furia y decisión caminas hacia delante fuera de ese cuarto decidido, te diriges sin remordimientos, solo guiado por la llama que te quema por dentro; ese latir que estalla en tus oídos; el de tu corazón gritando como loco dejar de mentirse para aprovechar la situación y escapar del olvido, del miedo que te produce no ser amado como lo eres…

Tal vez esa sea la verdadera razón ¿no es cierto? Estás tan confiado de que ellos dos morirían por ti que no te detienes a pensar en nada mas; es eso lo que te gusta aunque intentes ocultarlo bajo tu fachada angelical, no obstante nadie te culpa por ello, solo recorres el círculo virtuoso al que tu belleza dirige, tan bello… Tan amado… Tan adorado como solo tú podrías serlo.

Y es allí donde tus pasos dejan de avanzar, frente a su puerta esperando algo que ni siquiera constelas en la oscuridad; tus manos sudan en frío como virgen desprotegido, hasta lastima de ti sientes al verte en esas circunstancias; unas humillantes pero necesitadas como aliento y oxigeno; no puedes esperar mas, tienes que convencerle de que eres único, de que no importa nada mas allí afuera… ni otro cuerpo ni otros ojos que le miren profundamente como tu lo harías en el silencio, cuando nadie mas los observe; caricias que lo llevarían al mismísimo cielo… una vez que pruebe tu cuerpo todo ese amor antes profesado volverá en un remolino de sentimientos… eres consciente de ello.

—“Toc Toc”— se escucha en el silencio de repente ensimismándote aunque nada responda al sonido, demostrando así que él duerme sin saber que tu le esperas tras las puertas...

Ya no hay marcha atrás, abres sin mas entrando ligeramente.

“Dios”… Te dices a medida que el oxigeno deja de entrar a tus pulmones, esa visión te fulmina sin compasión… No puedes esperar más y te acercas parsimoniosamente hasta sentarte a un lado de su cama, le miras atónitamente embelesado con su viril postura, recorriendo con ojos felinos esas curvas de piel desnuda, la que no dudaras en recorrer.

Tus dedos inconcientemente empiezan a vagar por su pecho, lento, muy lento sin prisa a medida que tu libido se libera cual paloma clamando por resurgir, como ese deseo que se propaga mas a cada segundo por toda la extensión de tu cuerpo. El se retuerce por las caricias sin saber que sucede así que te aprovechas de la situación decidiendo a ir por todas, si no es ahora no será nunca… Eso es lo único que retumba en tus pensamientos. Ya tus labios deseosos buscan los suyos en un comienzo desesperado, asustándolo, desconcertándolo a más no poder, y es que ¿Qué sucedía allí? Yunho no lo sabe…

“Qué estas haciendo?” Te empuja con fuerza y te asustas, el jamás habría sido capaz de tratarte de esa manera, ¿Verdad?...

“Qué es lo que te sucede a ti! Acaso no deseas esto?” No crees tus palabras, el grado de descaro es infinito, ¿Cuándo fue que perdiste la vergüenza? Es una lastima que esa belleza sea opacada por la oscuridad de tu corazón e intenciones.

“No!! No así! No cuando mi hermano esta en la otra habitación!... Esto no esta bien.” Sientes el dolor en sus palabras, sabes que sufre demasiado desde el día en que apareciste en su vida; no quieres imaginar siquiera que sintió cuando le dijiste que salías con su hermano menor.
Daño. Daño. Daño. Daño. Daño. Daño.

No sabes hacer otra cosa que dañar a las personas que amas.

No reaccionas, no quieres perderlo a él, no quieres que Yunho te quite de su vida como aparentaba lo había hecho, no puedes creer en eso, él solo puede ser tuyo y de nadie mas. Así que rebajándote a tu condición lo único que haces es permanecer en silencio a horcajadas sobre el, tristemente soltando una pequeña lagrima sincera, esa que grita poder esfumarse de la tierra y no ser prisionero de las miles de sensaciones que te acomplejan y que giran entorno a esos hermanos. Pedazo de destino injusto.

Y lloras, lloras sinceramente esperando a que él pueda brindarte su consuelo, que te diga que te ama como siempre lo hizo y que pueda demostrártelo tanto como tu quieres; lo siguiente que sientes es una mano acariciando tu bello rostro impregnado con las gotas saladas demostrándote que él no puede contra esto que ambos sienten, es débil ante la carne pero principalmente es débil ante ti, que eres lo único que una vez quiso entre sus brazos.

Sus dedos entre tus cabellos, sus labios sobre los tuyos con una delicadeza extrema, esto es más de lo que soñaste. “Esto esta muy mal Jaejoong” dice eso para luego cerrar sus ojos y entregarse a ti, como siempre quisiste que lo hiciera.

Es mucho mas de lo que podrías pedirle a los dioses, esos besos por todo tu cuerpo junto con esa boca que te lleva a un delirio extremo, las embestidas con tal agresividad que parecen van a romperte son las que te demuestran el dejo de rencor que tiene Yunho hacia ti, el te ama pero te maldice al mismo tiempo, es un sentimiento que solo puede ser profesado hacia alguien como tu.

El sudor baña sus cuerpos con lujuria, delirio, culpa… y es en el ultimo grito, donde su caliente esencia parece quemar tus entrañas, que te das cuenta de la gravedad de lo que provocaste…

Que nada será como antes…

Que ya sabes cuales son tus sentimientos…

Que no eres capaz de abandonarlos…

Que sabes volverás a esa cama donde te espera Changmin ignorante…

Que no está en tu poder elegir entre uno de ellos dos.


La lluvia en tu interior será eterna Jaejoong y lo malo es que eres conciente de ello.


FIN….


Notas Fnales: Hace mucho tiempo que no encuentro inspiracion para continuar con mis novelas homoeroticas, pero ya ven aqui de nuevo con este drabble hiper raro xD y es que de vez en cuando me gusta cambiar la atmosfera de mis historias xDDDD. Igualmente espero que les haya gustado xD gracias a todos los que me comentan =D se ve que les gusto el nuevo diseño *o* (que suerte porque me costo un peru! xDD)

Mirai-sama mode off :D

4 ♥Comentarios♥ :

яσzнιтα dijo...

Mirai! *0* .. amo estapareja! -w- .. aunk asi nou mucho >w<

pero amo como escribes! .. jejeje te lucistes dicendo a Jae zorra jajaja XD

io amo tu diseño! te costo un peru ? .. wiii XD mi pais jijiji -w-

zalu2!*

~SHJ~ dijo...

:j m encanto sto!!!!

quiero seguir leyendo mas YunJae escrito x ti..
*O*

vani dijo...

yo yo amo el yunaje pero jae me caes mas enseiro como engañar a alguein tan hermoso como mi min :e

Anónimo dijo...

:b

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j