30 abr. 2009

Solo mientras Duermes...

SÓLO MIENTRAS DUERMES

El pequeño se recargó suavemente sobre sus brazos antes de levantar la cara que permanecía enterrada en aquel mullido cojín esbozando una mueca desorientada, de esas que afloran cuando acabas de dormir profundamente y no tienes idea de que hora es…ni donde estas… o con quien pasaste la noche

Para luego sonreír bobamente a la pared de la habitación y cerrar los ojos volviendo a dejarse caer pesada pero delicadamente sobre la cama dejando escurrir la sábana por la piel de su espalda disfrutando del sol que caía sobre ella y que se colaba por la ventana que la noche anterior olvidó cerrar

No habría habido manera de acordarse…rió bostezando levemente observando con una sonrisa al chico que descansaba boca arriba a su lado a su lado, medio atravesado en la cama

La brisa fresca de la mañana dando de lleno en su espalda y obligándole contra su voluntad a acercarse a ese cuerpo que no se había inmutado siquiera al cambio de temperatura y que seguía ahí recostado a su lado con los labios entreabiertos y esa respiración acompasada que conseguía enamorar su silencio…estaría soñando? pensó con una mueca llena de ternura y sueños de felicidad acumulados acercándose a rastras al mayor acomodándose a su lado para observarle

El chico tenía un brazo sobre la almohada y otro bajo las sábanas, las mejillas sonrosadas y murmuraba suaves cosas sin sentido haciéndolo reír…

-Yoochun ah…-murmuró sonriendo un poco-…Yoochun ah…-sonriendo más ampliamente

Y Junsu rió tiernamente al ver ese hermoso conjunto de perfectas pestañas cerrarse lentamente otra vez sin perderlo de vista…pero de todos modos sin llegar a comprender del todo que ya era temprano…y que debía levantarse...


Se acomodó un poco más cerca cubriéndose mejor con la sábana y nuevamente sonrió…

Aquello también le estaba dando sueño a él pensó cerrando los ojos y abriéndolos sorpresivamente al pasar unos segundos…tal vez si estaba soñando…y si se dormía acabaría por despertar…

Y ya llevaba unos momentos así…recostado sobre su pecho entreabriendo los ojos cada tanto sólo para asegurarse de no quedarse dormido y perder los sagrados momentos a solas que Yoochun le estaba regalando y que no pensaba compartir con nadie…

Se acomodó y suspiró al dejarse arrastrar lentamente sin meter ruido para quedar finalmente un poco sobre el cuerpo de aquel chico de cabellos oscuros mirándolo atentamente con una sonrisa tímida e ilusionada al observar la tranquilidad de sus facciones mientras decidía cual de los lugares de ese cuerpo que era tan suyo escogería para mimar esa mañana…

El cuello del mayor siempre era tentador…y rió de nuevo al pensar si estaría bien ese sitio suave debajo del lóbulo de su oreja o tal vez su clavícula…en ese sitio que la noche anterior había olvidado marcar

Y sonrió al dejar caer sus labios son lentitud sobre ese trozo de nívea piel que comenzó a succionar suave y lento al cerrar los ojos…no quería despertarle, sólo estar así con él…disfrutando de aquello, del sabor de su piel y de la calidez que se apoderaba de sus labios

Su boca de deslizaba por su piel sin pudor alguno regalándole pequeñas lamidas rodeando aquella zona rojiza que estaba seguro se amorataría en cualquier momento y de la cual Chun sólo se percataría la mirarse al espejo cuando se levantase y entonces se avergonzaría…se avergonzaría sí, eran esas cosas las que finalmente le provocaban sonrojos…

Esos momentos en los que los ojos oscuros de Yoochun no perdían detalle de sus acciones y en silencio se dedicaban a observar cada movimiento de sus labios, cada vez que se dejaba llevar y al entreabrir los ojos encontraba esa mirada ardiente del más candencioso deseo aplacado por el amor de sus suspiros pero que no le dejaba finalmente en paz y le regalaba esa timidez que el mayor siempre estaba dispuesto a aprovechar

El castaño acurrucándose en su pecho regalando una última lamida a su piel ronroneando cual gatito al saberse rodeado por uno de esos firmes brazos que recorría su espalda con lentitud y una sonrisa placentera se apoderó de sus labios al mezclarse la calidez de ese cuerpo con la propia, sin dejar de acariciarle…

El mayor volteando hacia su lado quedando de frente y apresándolo un poco más Junsu aprovechando la situación y acariciando con lentitud la punta de su miembro y oyendo ese suspiro que se colaría luego entre sus cabellos regalándole esa sensación de amor y tranquilidad, haciéndole olvidar del todo aquella preocupación que se había asentado en su interior al saber que el despertador estaría ya por sonar…por irrumpir con fuerza en aquella maravilla…

Besó lentamente la piel de su pecho a su alcance y se acurrucó entre la protección de aquellos brazos sonriendo con ternura al temblar nuevamente por la brisa que se había colado con algo más de fuerza esta vez…

Recordando que no había nada que importase más a esas horas…nada más que aquel cuerpo junto al suyo, esas sábanas que aún guardaban con dulzura la tibieza de sus cuerpos y el sol que se colaba por la ventana iluminando nuevamente ese hermoso día…

Esos ojos que pestañeaban lentamente regalándole luego una sonrisa al ver reflejada su mirada adormilada en sus ojos achocolatados, y esa voz suave que se oía cálida y cariñosa mientras sus sonrosados labios rozaban la piel de su oído para preguntar algo que a esas alturas…era ya evidente…

-estás despierto hace mucho…?
-aún no he dejado de soñar

Fin




**todos los comentarios deberan ser dirigidos a Hitomi**




----------

0 ♥Comentarios♥ :

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j