27 sept. 2009

Evergreen







Titulo: Evergreen
Autor: Yoohee
Pareja: HoMin







La melodía sigue fluyendo mientras mis dedos continuaban tocando expresando todos mis mas secretos pensamientos.
“¿Cuándo llegara el día en que pueda amarte sin esconderme?
¿Cuándo llegara el día en que comprendas que cuanto me acerco a ti no son simples juegos, ni bromas…si no que hay algo detrás de todo eso?
¿Cuándo llegara el día en que me sonrías como me lo merezco?
¿Y no reciba de ti una mordaz respuesta?
¿Cuándo llegara el día…
…En que veas que estoy totalmente y desesperadamente enamorado de ti?”
Suspiro, dejando de tocar al instante sintiéndome estúpido conmigo mismo.
¿Por qué cuando tocaba las teclas de un piano, tocaba la maldita melodía que le había compuesto?
¿Por qué no dejaba de hacerlo?
¿Por qué simplemente no podía dejar de tocar “su canción”?
¿Por qué en mi cabeza se había formado ya la letra?
Preguntas sin respuestas resonaban en mi cabeza, dejándola en un profundo caos.
Volví a suspirar abriendo por fin los ojos enfocando la libreta que había registrado el proceso de “su canción”.
Agarre la libreta con odio intentando arrancar la pagina donde las letras escritas allí, me apuñalaban como dagas.
-No lo hagas.
Me detuve en el aire, mientras mis pulmones se iban vaciando de aire, mis músculos se tensaron y mi mente se nublo, casi emborrachándome de su presencia.
Me desquiciaba sentirme así…
Incontrolable ante mi cuerpo…
Asustado por su presencia…
¿Acaso era un niño pequeño que se asustaba del coco?
No!
El era Jung Yunho.
Líder y integrante de Dong Bang Shin Ki.
¿Cómo un hombre como el, podía tener miedo a un mero chiquillo que no había alcanzado ni un tercio de su madurez?
Alce la vista clavándola en los ojos cobrizos sin entender por que ese color se le hacia tan endemoniadamente atrayente.
-¿Qué haces aquí?-Pregunte sin poder creerme que Changmin estuviera aquí.-Creo que habías dicho que te ibas una semana haber a tus padres.
-He cambiado de opinión-Sentencio Changmin recargándose en la pared siguiéndome contemplando sin medir palabra.
-Creí… que habías dicho que era el único día que podías ir a visitar a tus padres-Volvió a decir incapaz de moverme.
-Tenia una cosa pendiente que hacer en Seúl, no podía dejarla.-Agrego Changmin sin dejar de examinarme-¿Y esa canción?
-¿Qué? Oh!-Farfulle mientras intentaba esconderla sin éxito alguno.-Solo son…notas. Si, notas!.
-¿Notas?-Changmin arqueo las cejas haciendo que un deseo irrefrenable se instalara dentro de mi, nuevamente.-¿Puedo leer tus “notas”?
-Iba a tirarlas
-Me gustaría leerlas-Volvió a insistir dejándome muy claro que no aceptaría un no por respuesta.
Antes de que pudiera esconderlas detrás mío, Changmin fue mas rápido y me las arrebato de la mano.
Intente tenerle solo para conseguir quedarme a unos milímetros de sus labios.
Esos labios que le habían atormentado por las noche...
Esos labios que siempre había ansiado probar…
Esos labios que estaban tan cerca a los suyos…
Solo un milímetro mas y podía rozarlos y degustarlos…
Trague dificultosamente saliva mientras seguía el recorrido de los sensuales labios de Min, incapaz de moverme.
Hazlo!
Incapaz de reprimir el deseo de tantos años y haciendo oídos sordos a mi “supuesta” conciencia, cerré los ojos concentrándome solo en la dulce fragancia a fresas que desprendía Min.
Quieto
Abrí los ojos de golpe dándome cuenta de lo que estaba a punto de hacer o… de lo que iba a hacer.
Dios!
Había estado a punto de besar a Changmin.
A nuestro bebe Changmin.
Retrocedí con miedo mientras mis manos temblaban y mi cuerpo me traicionaba mientras veía a Min con los ojos cerrados…
Esperándome…
No!
Debo alejarme de el
Changmin abrió los ojos fijándolo en los míos bastante…¿Decepcionado?
-¿Qué pasa..?
-Debo irme-Le interrumpí antes de que pudiera decir algo mas, antes de que su dulce voz inundara mis sentidos dejándome totalmente indefenso.
Tenia que huir aun cuando me quedasen fuerzas, si me quedaba en la misma habitación que Changmin iba a hacer una locura.
Y una locura no muy buena.
-Per…
-Puedes leer la canción, igualmente iba a tirarla hoy mismo-Volví a interrumpirle mientras pasaba por su lado enganchándome a la pared para no rozarle.
Por que sabia perfectamente que con solo tocarle esa tersa piel iba a caer en la locura…
Y con el…Min.
Changmin me cogió del brazo haciéndome quedar enfrente de el.
Ojos con ojos, nariz con nariz, boca con boca y…
Cuerpo con cuerpo.
-Hyung…Yo…
-En serio Changmin tengo mucha prisa-Murmure intentándome deshacerme del agarre de Changmin que me estaba poniendo cada vez mas nervioso.
-Yunho...Yo de verdad te…
Antes de que pudiera acabar la frase me deshice de su agarre y comencé a alejarme de el, sabiendo que si volvía a tocarme iba a perder el control de mi cuerpo…
Y el de mi mente.
Sabría que seria el final de tantos años aguantando…
Que seria el fin tanto de Min como el suyo propio.
Y Min tenia un futuro muy prometedor por adelante y el no seria el que estropease ese futuro tan brillante.
-ERES UN COBARDE!-Grito Min con todas sus fuerzas, me detuve en seco al momento que me giraba y lo veía parado con los ojos llorosos.-¿De verdad no te importa esta canción?
Me mordí el labio sabiendo que debía negarme aunque eso no fuera del todo cierto.
Quería demasiado a esa canción tanto como mi vida.En ella había expresado todos sus deseos, anhelos, sueños con Min…
Hasta hoy…
-No me importa en absoluto-Conteste intentando sonar sereno, aunque en ese momento solo querría acortar los dos metros que me separaban de Min y abrazarlo para nunca dejarlo ir.
Para que se quedara con el…
Para siempre.
-BIEN!-Volvió a gritar mientras estrujaba la hoja entre sus manos, todo eso a mi atenta mirada-Esto es el final-Acto seguido lanzo la hoja en la papelera con rabia.
Abrí los ojos mientras miles de fragmentos de la canción pasaban por mi mente y todo ellas acompañando a una imagen sonriente de Changmin.
Recordándome cada día como me había llegado a enamorar de el.
De cómo llegue a esta situación.
De que…ya había acabado…todo...
-Ni siquiera has leído la letra-Agregue con los ojos puestos en la hoja en la papelera-Ni siquiera la has leído…
-¿Te encanta ser un gran cobarde no?-Pregunto Changmin quitándose las lagrimas con la manga del jersey-Continua siéndolo!
Paso por mi lado. Indiferente. Con los ojos llorosos…
Sabiendo que iba a ser mi ultima oportunidad…
Que Min no me estaría esperando toda la eternidad…
Y de que a mi me concernía la ultima decisión.
Dejarle ir o…
-No te vayas!-Implore casi con miedo de darme la vuelta y ver que ya se había ido…
Que había desparecido de su vida…-Por favor…Quédate conmigo!
Cerré los ojos fuertemente deseando que Changmin lo hubiera escuchado…
Que cuando me diese la vuelta estuviera detrás mío con una sonrisa dulce…
Que cuando me diese la vuelta estaría con los brazos abiertos esperando mi abrazo…
-Por favor…Por favor…-Repetí incapaz de darme la vuelta para encontrarme el sitio vacio.
Antes de darme cuenta unos brazos cálidos me rodearon la cintura y note la cabeza de Min sobre mi espalda.
Sonreí aun con ojos cerrados, centrándome en la deliciosa sensación que Changmin me brindaba.
Demasiado bueno para ser verdad…
-Hyung. ¿Me enseñaras mi canción?-Pregunto la inocente voz de Min en mi oreja, haciendo que miles de escalofríos me estremecieran de arriba a abajo.
Arrastre los brazos de Min hasta ponerlo enfrente mío dedicándole una sonrisa.
Instintivamente Min cerro los ojos con las mejillas encendidas sabiendo lo que vendría a continuación y no pensaba decepcionarle.
No esta vez…
Lo beso. Lo beso con todo el amor que había estado guardado siempre disfrutando de la placentera sensación que los labios de Min le proporcionaban.
-Solo si hay recompensa-Susurre entre sus labios haciendo que Min riera mientras sus brazos me rodeaban el cuello profundizando el beso.
Ahora sabia que nunca iba a dejarle escapar.
Ni ahora…
Ni Nunca…





Fin






-----------------------







1 ♥Comentarios♥ :

Mirai dijo...

yoohe solo puedo felicitarte *__*
tus fics me encantan <333

espero escribas yunjae xP

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j