2 sept. 2009

Ilusión

Titulo: Ilusión
Autora: Felina
Parejas: YunJae








Tantos años conociéndole y aún se preguntaba cómo es que había terminado en esto… en verse envuelto por sentimientos que no debería experimentar hacia su amigo… porque a pesar de todo el marketing de fanservice en torno a ellos, de las muchas veces que se han tomado de la mano, sonreído con aquélla alegría bailando en los ojos, y las miles y miles de ocasiones en que han hablado de ello como un juego… esto simplemente no era correcto… porque sabía que para él, para su mejor amigo, las cosas seguían como antes, con las diferencias obvias de la madurez de pensamiento, pero iguales al fin y al cabo… porque de sus labios siempre salía un “eres mi mejor amigo” que ahora calaba profundo en su corazón…

Y se preguntaba si acaso había estado mal irse enamorando de él por ser un hombre… o si había sido un error aquélla primera vez que le acarició el cabello para confortarlo por un pesado día de ensayo… o si tal vez había sido pecado mirar su cuerpo de manera diferente aquél día común y corriente en el departamento que ya compartían como parte de DBSK… porque si todo esto era lo que le tenía ahora en ese estado pensativo y distraído… entonces quizá nunca debió permitir que sucediera…

Parece sencillo, no? Simplemente evitar aquello que pasó sin que siquiera pudiera ser capaz de controlar… en realidad, todos lo saben, uno no decide de quién enamorarse o en qué momento… entonces, qué podía hacer él si ya estaba perdido cuando descubrió que los latidos de su corazón eran insistentes estando a su lado…

Al final, solo quedaba afianzarse de las ilusiones, de los momentos efímeros en que ocultándose en el fanservice podía tocar su piel y mirarle con ese cariño brillando en su mirada, o aprovechándose de la amistad que tienen, le apoya y mima cada día… porque era lo único que Yunho tenía ahora… la ilusión de que Jaejoong solo se resguardara en su cobijo por considerarle su mejor amigo, por ser quien le comprende mejor que nadie…

Y ha sido una odisea callar la verdad todos estos años… deben imaginar lo complicado que es compartir prácticamente las 24 horas del día con la persona que se ama y no poder demostrárselo… lo difícil que resulta verle y hablarle como si no le sudaran las manos, de tratarlo como a los otros tres cuando su cuerpo tiembla bajo su mirada, cuando compartiendo habitación él tiene que envolverse en las cobijas para no mirar hacia la cama de Jae y querer meterse con él… o peor aún, cuando han terminado haciendo aquello y las manos de Jae se posan en su pecho o su cintura, y siente su respiración cálida golpear contra al piel de su cuello… y saben que es casi patético despertar todas las mañanas preocupado por la reacción que su cuerpo pudiera haber tenido al soñar tomándolo como sabe nunca podrá, el tener que apresurarse a la ducha y borrar aquéllos rastros en su entrepierna… el mirar asustado hacia los demás cuando le saludan, esperando no ver algún gesto incómodo por si él habló entre sueños, o gimió el nombre de su tormento… porque tal vez lo más acuciante ahora es justamente eso… desear a su amigo, querer recorrerle el cuerpo entero con caricias y besos, sentirse dentro de él… hacerle el amor.

Será cuestión de Karma? Será que está pagando algún mal hecho en otra vida? O porqué es que el destino le ha hecho enamorarse de un imposible?

- Yunho… Yunho!... – saliendo de sus pensamientos, el moreno atendió el llamado de Yoochun, que como los otros tres, le miraba preocupado, porque hace días que el líder se la vive en su mundo… y ellos no logran comprender el motivo de sus debrayes mentales… - estás bien?

- sí… - se apresura a responder, porque quiere evitar los cuestionamientos, el tener que evadir todas y cada una de sus inquietudes con mentiras que no harán más que inquietarlos más… y se obliga a curvar una sonrisa, a espabilar la mente y concentrarse en el trabajo, porque es hora de salir a uno de los tantos compromisos en Japón…

Y se estremece al sentir la mirada del pelioscuro sobre su persona, indagando con sus finos ojos oscuros su lenguaje corporal, buscando tal vez algo que le indique lo que pasa con su mejor amigo… y Yunho espera que Jae no le conozca tanto, que no vea en él lo que tanto esfuerzo ha ocultado en lo más profundo de su alma… eso que en los últimos días con ahínco lucha por salir a la luz…

Y se sumen un día más en las responsabilidades, en entrevistas y fotografías… en la monótona rutina en que sin querer han caído… pero no, no es que aquello ya no le motive, que no lo disfrute o se le haga burdo… es solo que siente que su cabeza explotará un día y teme hacerlo ante testigos o cámaras… porque cada que Jae sonríe, él se pierde por segundos en el gesto de su boca, en la curvatura de sus labios… y reacciona apenas a tiempo para que tal vez nadie nota que ha imaginado lo que será besarle…

***

Los días de descanso parecían no existir desde que el año comenzó… y en alguna medida era agradable, divertido y enriquecedor, hacían felices a miles de fans por toda Asia, y según saben, en otras partes del mundo. Pero… el daba un vuelco en el estómago cada que veía a Yunho perdido en sus pensamientos, y era extraño no saber lo que le tenía tan pensativo, lo que conseguía apartarlo de los demás a veces por toda la mañana… era cosa rara que su amigo se distrajera… que no le confiara sus preocupaciones, porque sabía bien que lo sea que le tiene así, no es algo fácil de manejar, ni algo que considere feliz y que quiera compartir con el grupo, sus amigos…

Y sintió que el corazón se le estrujó cuando al buscar las posibles razones por las que el moreno se encuentra en aquél estado, pensó en que pudiera haber embarazado a alguna chica… palideció al imaginarlo casado, con su propia familia… y sin querer, entristeció al darse cuenta de que un día así llegaría, y que él no tendría más remedio que dejarle ir, renunciar a su mejor amigo, a toda la atención que solo él le entregaba… y se preguntó qué tan egoísta sonaría decirle a Yunho que no le deje nunca, que quiere tenerlo por la eternidad… que sin él, la vida hasta carecería de sentido…

Entonces tal vez sería bueno hacerse de una ilusión, de soñar que cada día es el primero y no el último que podría tenerle para sí… probablemente por eso comenzó a buscarle más, a tratar de permanecer siempre a su lado, y poco le importaran las bromas de Junsu, ChangMin y Yoochun al decirle que se tomaba muy en serio el YunJae que tan locas vuelve a las fans… porque de pronto esa idea no parecía tan descabellada en sus pensamientos, porque de pronto… pensar en que Yunho le amara significaba tenerle para siempre… y eso era magnífico… era… lo que más deseaba de corazón…

Y sus pensamientos vagaron esa noche en recuerdos de todo lo que han vivido desde que supo por vez primera que le habían liado con el moreno en una pareja gay, que eso del yaoi para las fans era cosa de alboroto y que las llevaba incluso a inventarse toda una historia de ellos dos viviendo una relación de pareja. Recordó aquélla ocasión en que filmaran Dangerous Love, el haber plasmado justamente algo de ello, el rememorar lo que entonces pasó con él, el que sus sentimientos se confundieran un poco pero al final haber pasado por alto todo cuando volvieron a ser los mejores amigos… el saber que no paró ahí, que con el pasar de los días, se les volvió una costumbre el ser cariñosos el uno con el otro, el tomarse de la mano, mirarse y hacerse mimos… bueno, casi siempre era él quien los recibía… pero… era acaso que estaba descubriendo que está enamorado de su mejor amigo? Era que hasta ahora se daba cuenta de que el cariño, la amistad que siente por Yunho es mucho más fuerte que solo eso? Será que… le ama? de esa forma en que deseas simplemente memorizar cada línea de expresión o el calor de sus manos entrelazadas?

***

Importa realmente poco todo lo que tuvieron que pasar antes de esto, porque cuando puedes saborear los labios de la persona amada, todo lo demás antes de ello deja de existir, porque solo hay cabida para sentir, para disfrutar de ese primer beso compartido, de la forma en que sus bocas se acoplan moviéndose en una danza romántica, la suavidad de su textura y la humedad de su aliento mezclándose con el propio.

Y cuando se separan por la falta de oxígeno, es la gloria observar el rostro sonrojado del otro, su boca entreabierta y los labios rojos, la mirada brillante y un poco temerosa… porque no saben con exactitud como terminaron besándose en la entrada de la habitación, con la puerta cerrada, pero los otros tres afuera terminando el desayuno listos para salir a un día más de trabajo…

- Jae, yo… - y faltan las palabras, se le quedan en la garganta porque son un remolino en sus pensamientos… y teme haberlo arruinado todo… llegar a perderle…

- Yunho… - y son apenas capaces de murmurar el nombre del otro, se dan cuenta tarde de que han entregado un beso que tal vez no quería ser recibido… pero…

Si eres correspondido, no es acaso porque la persona siente lo mismo?

Y terminan bajando la mirada, sin poder moverse de su lugar, como si sus pies estuvieran pegados al piso, demasiado cerca el uno del otro… confundidos y temerosos… dubitativos para decir aquello instalado en sus corazones…

Y Yunho quisiera poder ser más como en las historias que ha llegado a leer, tener las palabras acertadas para confesarse, para decir por lo menos todo aquello que le motivó a besarle, perderle por amarlo y no por quedarse callado. Y Jae solo puede morderse el labio inferior, un tanto perdido todavía en el sabor de ese beso, atorado en palabras para expresar lo bien que se sintió…

Se sobresaltan cuando escuchan la voz de Yoochun al otro lado de la puerta, llamándolos para apresurarse si no quieren llegar tarde al trabajo. Solo entonces son capaces de reaccionar, de moverse para salir de ahí, y cuando dan un paso fuera y comienzan a alejarse, extrañan el calor que emanaba el cuerpo del otro, y quieren volver a sentir esos labios… quieren creer que no lo arruinaron, que por el contrario, tal vez sus sentimientos son plenamente correspondidos…

***

El día transcurre demasiado lento, y no pueden evitar sentirse nerviosos cada que están juntos, cada que sus miradas se cruzan y solo pueden sentir sus mejillas ardiendo ligeramente… y Yoochun, Junsu y ChangMin lo notan, no son tontos y comprenden que algo finalmente terminó pasando entre esos dos, pero les queda claro que no saben cómo tomarlo, que les está costando un mundo dilucidar el hecho… que aún son demasiado ciegos y asustadizos para comprender que hace tiempo se les nota el amor a distancia, que transpiran deseo… y que a todos les vendría bien que por fin fueran claros y se dijeran la verdad que aparentemente oculta en sus corazones, es un reflejo claro para ellos, y pueden jurar, para prácticamente todo aquél que convive con el grupo.

La noche cae y cuando vuelven al departamento, la van solo se llena de las risas de Junsu, de las burlas de Yoochun y ChangMin… y el silencio de Yunho y Jaejoong…

- los encerramos en la habitación hasta que se confiesen y luego ya podremos dormir tranquilos… - opinó Junsu con una sonrisa… los tres en la estancia, el moreno se estaba bañando y el pelioscuro estaba preparando su ropa para dormir…

- enciérralos, que se confiesen; pero lo que menos harás es dormir… - el pelinegro sonrió con picardía, obteniendo un sonrojo del delfín y una risa burlona del menor…

- mejor simplemente dejemos que ellos hablen por sí solos, lo harán tarde o temprano… - comentó ChangMin… se miraron unos instantes y largaron un suspiro… - tal vez sea más tarde que temprano…

- quién hubiera pensado que tardarían tanto en decirse lo que sienten, yo pensé que a las semanas de que comenzaron a ser un tanto más cariñosos con el otro ya nos caerían con la noticia de que son novios, o algo así…

- Yoochun, tal vez tú y Junsu deberían poner el ejemplo y a lo mejor ellos se animan… - el menor recibió un cojinazo por su comentario viniendo del delfín…

- quién ha dicho nada de que me guste… - murmuró sonrojado…

- vamos Junsu, yo sé que me amas, baby… - el pelinegro río un poco más fuerte cuando su amigo simplemente se levantó murmurando y se perdió en la cocina…

- cuál fue el chiste?... – escucharon la voz del moreno, acababa de salir de la ducha pero ya llevaba puesto el pantalón del pijama y una camisa de resaque, se secaba el cabello con una toalla chica…

Yoochun y ChangMin se miraron todavía sonriendo, pero no estaban seguros de decirle lo que habían estado charlando…

Para cuando todos se acostaron a dormir, los que conciliaron el sueño solo fueron tres, porque Jae y Yunho simplemente no podían, sus pensamientos se iban una y otra vez al momento del beso que se dieran esa mañana… el primero en levantarse fue el moreno, que prefirió salir a la sala y sentarse en el sofá a pensar en la mejor forma de hablar al respecto… ajeno a la mirada del pelioscuro que le observaba desde la puerta de la habitación recargado en la pared…

- Yunho… - saltó en su lugar al escuchar su voz, tembló cuando se sentó a su lado en el sofá… - crees que las ilusiones se puedan hacer realidad, que si uno las desea con fuerza dejen de ser solo sueños?

Su pregunta le toma por sorpresa, permanece sentado sin mirarle, sin saber qué decir o cómo actuar, porque aunque su corazón le ha dado un sentido inmediato a sus palabras, los raciocinios de su mente se oponen a dar esa respuesta… la que nace desde sus propios sentimientos…

- lo arruinamos? Jae… - su voz se desliza suavemente, casi dulce pero más bien temerosa… - porque las ilusiones pueden ser falsos espejismos, y si estamos equivocados, si lo de esta mañana no… - calla y se pregunta si no lo está diciendo todo mal, sino debería ser él quien se muestre optimista… se pregunta qué tanto se ha convencido a sí mismo durante largos meses de que amarlo era un error…

- no lo siento así, Yunho… - y aunque sus palabras le dolieran, el pelioscuro comprende cuán difícil es aceptar algo como lo que ellos están sintiendo ahora, pero sabe que lo quiere intentar… - yo te quiero… - sonríe nerviosamente, busca la mano del moreno y al tomarla se da cuenta de que está sudando frío, pero no se niega a su tacto… - Te Amo, Yunho…

El moreno entonces si gira su rostro, y aun cuando están en la oscuridad, puede ver en los ojos del pelioscuro ese sentimiento que ya tantas veces se mostraran, esa sonrisa suya que aunque tímida, sensual a la vez. Y es extraño no haber sido el primero en decir tan bellas palabras, no haber sido el primero en arriesgarse y abrir el corazón…

- yo… también Te Amo, Jae… - pero el orden no importa, sino esta sensación de tranquilidad, ese tierno calor que cubre sus mejillas cuando los labios del pelioscuro se posan sobre los suyos por segunda vez…

Y graba en su memoria ese momento, en el que sus bocas se unen con un tanto más de conciencia que la primera vez. La forma en que ese beso les deja más claro que está bien, que no habrá necesidad de hacerse solo de ilusiones, que aún cuando todavía temen, la realidad palpable de su amor es única y están dispuestos a vivirla, con sus altas y bajas, con las dificultades que se aparezcan… con los grandes momentos por disfrutar como los besos más confiados, o las primeras caricias inexpertas…

Con la certeza de que una Ilusión, al final fue lo que los unió…

FIN









-------------------

1 ♥Comentarios♥ :

yaritza dijo...

voy a llorar..
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
waa
!!!!
esta hermosos..
uu que bello beso.
y felices para siemrpe yeah..

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j