4 sept. 2009

The Prince Of My Heart




Titulo: The Prince Of My Heart
Autora: Lucy_isa
Parejas: YunJae







Mi nombre es kim Jaejoong, soy un joven escritor de 23 años, mi especialidad es la literatura infantil. Escribo infinidad de cuentos para niños, que tratan sobre enormes castillos y príncipes. Y con gusto puedo decir que la mayoría de mis historias han tenido éxito. Todos mis cuentos tienen algo en común, algo que los une, y es que todos están inspirados en la misma persona y se trata nada menos que el príncipe de mis sueños, mi príncipe azul: Jung Yunho. Todos mis personajes principales llevan ese nombre, en honor al primer amor de mi vida.


Érase una vez en un castillo muy lejano, vivía un hermoso príncipe llamado Jung Yunho, el joven príncipe estaba lleno de cualidades buenas que hacían de él una persona llena de bondad, era por eso que todos sus súbditos le respetaban.

Yunho y yo asistíamos a la misma escuela, pero a pesar de ir en la misma clase, el grupo estaba dividido en tres grupos: Yunho, Los Populares y Los Otros.

Todo el mundo amaba a Yunho. Era el jefe de grupo, el presidente de la sociedad de alumnos de la escuela, y era de suponerse, puesto que era un excelente alumno, un prodigioso deportista y sobre todo su amabilidad y buen trato hacia los demás, hacían de él una persona perfecta. Y ¿¿adivinen a que grupo pertenecía yo?? Así es yo era de “Los Otros” o los “Sin Talento”, yo al contrario de Yunho mis notas eran bajas y tenia dos pies izquierdos que siempre me hacían tropezar en cualquier deporte.

Todos los plebeyos le tenían una profunda admiración a su príncipe por las obras de caridad que siempre realizaba con gusto. Un día el príncipe Yunho, salio a dar un paseo por el pueblo y vio como un joven plebeyo estaba a punto de tropezar con la raíz de un frondoso árbol, el príncipe sin pensarlo, salvo al plebeyo de caer al suelo, rodeando sus manos en su cintura.

-¿estas bien?- pregunto caballerosamente

El plebeyo al notar que se trataba del príncipe Yunho, salio corriendo avergonzado sin siquiera decir gracias.


Yunho y yo nunca tuvimos algún tipo de conversación o algo parecido, solo era un “buenos días” . Parece increíble pero fue hasta el día de nuestra graduación que me dijo algo más que “buenos días”. Ese día el grupo decidió hacer una obra de teatro y ¿¿adivinen quien tenia el papel protagónico??, así es, Yunho iba a representar al príncipe de la historia, mientras que yo solo seria un enorme y frondoso árbol parado en una esquina , a decir verdad, no me arrepiento, por que además de estar en primera fila, pude ver a Yunho de cerca. “realmente parece un príncipe”, “será yunho un príncipe de verdad??”. Todos esos pensamientos llegaron a mi mente durante la obra.

El telón bajo y la multitud aplaudía por la excelente actuación de yunho. Yo no podía ni siquiera moverme por mi estorboso traje de árbol y cuando trate de dar un paso hacia delante, perdí el equilibrio y solo recuerdo haber cerrado los ojos con fuerza por que en cualquier momento estaría en el suelo. Si no fuera por que unas manos rodearon mi cintura, sosteniéndome para no caer al suelo. Levante la mirada y se trataba de Yunho!!!!

-Jaejoong, ¿estas bien?

-“no lo puedo creer!!!!” sabe mi nombre”- me dije a mi mismo.

-si gracias- rápidamente levante la parte inferior de mi traje para salir corriendo de allí con el corazón acelerado.

El plebeyo nunca más se volvió a encontrar con el príncipe. Lo único que podía hacer era escribir historias sobre el valiente y gallardo príncipe Yunho. Con la esperanza de que algún día sus caminos se volvieran a cruzar.

Después de la gradación nunca mas lo volví a ver, talvez ahora sea un importante abogado, o un jugador de football, y como yo ya lo había mencionado antes, yo me dedico a escribir cuentos, y hoy, es un día muy importante para mi, por que voy a llevar mi ultimo cuento a una de las editoriales mas importantes y prestigiosas que existen. Si aceptan mi cuento, estará a la venta en todo el mundo. Espero que algún día Yunho pueda leer una de mis historias. A pesar de no saber como luce en estos momentos, el solo pensarlo me hace sentir una sensación en el estomago.

A pesar de haber pasado mucho tiempo el príncipe y el plebeyo se volvieron a encontrar de nuevo.

-¿tu eres aquel chico delicado que por poco caía?

El corazón del plebeyo se lleno de dicha al saber que el príncipe aun lo recordaba pero al ser llamado por su madre tuvo que regresar con ella, separándose una vez mas de su hermoso príncipe y olvidándose de su pequeño libro donde narraba las historias inspiradas en el l amor de su vida

Aquel día llegue muy puntual a la cita con la editorial que tal vez me lanzaría a la fama.

-buenos días- me saludo la secretaria- ¿ es usted Kim Jaejoong?

-si, soy yo- conteste

-el Lic. Jung Yunho, no se encuentra por el momento, pero me pidió que le recibiera su cuento y que él lo calificara para ver si cumple con todos los requisitos.

-¿dijo…el Lic. Jung Yunho?- dije tartamudeando

-si, así es, Jung Yunho

“¿podrá ser el mismo Jung Yunho que yo conozco?, no, No puede ser…Yunho debe ser ahora alguna celebridad famosa lejos de Corea, no creo que se trate del mismo es solo una coincidencia.” –pensé.

-¿alguien me llamo?- escuche una conocida voz detrás de mi, una voz suave pero varonil al mismo tiempo, que provoco que mis manos y pies comenzaran a temblar.

-este es el famoso chico escritor de cuentos- me señalo la secretaria.

-mucho gusto, mi nombre es Jung Yunho- se presento- eh escuchado mucho sobre tus cuentos, ¿Cuál es tu nombre?

No lo podía creer después de tanto años, estaba allí parado frente a frente con Yunho.

- mucho gusto, yo soy Kim Jaejoong- dije demasiado nervioso.
-¿¿kim Jaejoong??- pregunto sorprendido- tu estabas en la misma clase que yo en la secundaria, cierto???

Ahora estaba más que claro que se trataba del mismo Yunho.

-así es, ¿ tu eres Jung Yunho?- dije tratando de disimular mi emoción al saber que Yunho me recordaba.

-si ese mismo- dijo sonriendo

Yunho no había cambiado en nada, aun conservaba aquella sincera sonrisa como la de un verdadero príncipe.

-si gusta regresar en tres días- hablo la secretaria interrumpiendo el momento- en tres días le daremos los resultados, si su cuento paso o no paso los requisitos.

Deje mi cuento sobre el escritorio de la secretaria nervioso por la mirada atenta de Yunho.

-ok!, entonces regreso en tres días- dije evitando su mirada.

Salí casi huyendo del lugar, con el corazón a punto de salir de mi pecho. Camine de prisa pero me detuve en seco por que recordé que el príncipe de la historia se llama Yunho!!!! Y no solo eso si no que todos mis cuentos están inspirados en él, ¿ y si se daba cuenta de ello??


El príncipe tomo en sus manos aquel pequeño libro que le partencia al plebeyo, a su adorado plebeyo, cuando llego a su castillo leyó cada pagina como si se tratara de su mas grande tesoro. Al terminar de leer tan enorme prueba de amor, salio corriendo del castillo sin antes arrancar una docena de las más finas rosas del reino.

Yunho entro ansioso por el leer la historia de Jaejoong.


::::::::::::::::::::::::::::::: FLASH BACK::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Tú y yo siempre fuimos todo lo contrario, mientras que yo siempre trataba de mostrar mi mejor cara a todos, siendo no solo el mejor de la clase si no el mejor de la escuela, tú siempre estabas allí, observando todo con esa expresión tan fría como el hielo.

A pesar de obtener decenas de premios, hubo algo que nunca pude obtener..¿por que?..¿Por que nunca pude acercarme a ti? Tal vez por que sabía que tú me rechazarías, ¿Cómo Yunho el más popular de la escuela ser rechazado por alguien?, es por ese miedo tonto e inmaduro que nunca pude acercarme a ti.

El día de nuestra gradación, estábamos tú y yo como siempre, yo interpretando el papel principal, solo para querer llamar tu atención, pero tu solo me observabas de cerca con aquella oscura mirada.

Cuando el telón bajo todos aplaudían mi actuación, pero para mi, mi mayor ovación seria que tan solo me dedicaras una sonrisa tuya. Te vi a lo lejos y caminabas bruscamente con tu enorme traje de árbol, me acerque a ti y cuando estaba apunto de tocar tu hombro, por poco caes al suelo; de inmediato sujete de tu cintura y por unos segundos, pude admirar tan hermoso rostro de cerca. Y me di cuenta que el único que tenia derecho a ser llamado “príncipe” no era yo, tu eras el único príncipe para mi. Pero a pesar de eso yo nunca volví a saber de ti.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::END FLASH BACK::::::::::::::::::::::::::::::::

Al terminar de leer el cuento, Yunho salio corriendo de su oficina.

-¿¿adonde crees que vas??- grito la secretaria

-voy hacer algo que debí hacer hace mucho!!!- contesto sin siquiera voltearla a ver.


Al llegar a la humilde casa del plebeyo, el príncipe vio una única luz encendida, tomo una piedra del suelo y la arrojo para atraer su atención. El plebeyo salio al escuchar el ruido provocado por la piedra, miro hacia abajo y se trataba de su amado príncipe, quien sin pensarlo subió hasta donde estaba él, se arrodillo frente a él ofreciéndole el bello ramo de rosas carmesí.

-desde el primer momento que te vi no eh dejado de pensar en ti ni un solo día , por ti daría todo. Te amo.- me dijo con aquella voz tan dulce.


El príncipe levanto el rostro, y pudo ver como unas lágrimas de felicidad recorrían las mejillas de su amado plebeyo.

-yo también te amo- dijo con una voz conmovedora.

El príncipe se puso de pie y al estar uno tan cerca del otro se miraron con ternura, dándose su primer beso de amor.

Los nervios me carcomían, ya estaba atardeciendo y yo aun no podía estar tranquilo.

-“¿Qué voy hacer si Yunho se da cuenta que todas mis historias están inspiradas en èl??
“Y lo peor es que la que le entregue fue la que esta basada en aquel accidente de hace años, No, no creo que recuerde aquel accidente, la historia trata solo de un príncipe y un plebeyo, solo son coincidencias y además no hay ninguna posibilidad de que lo recuerde”.

Estaba yo pensando todas esas cosas cuando escuche como una piedra golpeo mi ventana, pensé que solo se trataba de mi imaginación, pero la segunda vez que la escuche, me pare de mi asiento, abrí la ventana de par en par y fue ahí cuando el tiempo se detuvo para mi.

Estaba Yunho vestido de príncipe, ocultando su sonrojado rostro con un ramo de rosas rojas y comenzó a subir hacia mi ventana. Cuando llego hasta a mi se hinco ofreciéndome el ramo de rosas. Justo como lo había escrito en mi cuento.

-desde el primer momento que te vi no eh dejado de pensar en ti ni un solo día , por ti daría todo. Te amo.- me dijo con aquella voz tan dulce.

Fue tanta mi felicidad que no pude contener mi llanto, había soñado tanto este momento.

-Yo también te amo-

Yunho se puso de pie y nos miramos fijamente, hasta que delicadamente beso mis labios, obsequiándome mi primer beso de amor.

-ahora dejaras de ser el príncipe de mis sueños- le susurre- ahora serás el príncipe de mi corazón.


Y vivieron felices para siempre.









--------------

1 ♥Comentarios♥ :

Anónimo dijo...

:-S Hermosoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo y romanticooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j