21 mar. 2009

Perfecta Agonia (Shot 1)







Llevaba prácticamente todo el día pensando en como haría para decírselo, ya hacia mucho tiempo que creyó conveniente la idea de pensar en algo mucho mas serio solo que los malos temores e incertidumbres no lo dejaban actuar con claridad. Quería discutir su relación, porque ¿Qué eran? Amigos, novios, amantes… no lo sabia, supuestamente comparten todo, las alegrías, las tristezas, una cama… y nuevamente la cabeza de Jung Yunho daba vueltas, los dolores aumentaban y la claridad no aparecía. ¿Qué debía hacer?

No tenía una respuesta para ello…

El lo ama, de eso esta seguro… esos últimos seis años de “Relación” le demostraron que el pelinegro también lo ama, solo que no lo demuestra, o eso le parece a él. su rostro tan bello, oscuro e inmutable no le brinda los aires suficientes para decir que se aman con locura, pero también cabe resaltar que si no lo hicieran habría sido imposible permanecer tanto tiempo juntos, o… él solo lo quiere como amigo? Eso ni siquiera desea pensarlo, si algún día su Jaejoong le dijera que solo lo quiere como amigo, el moriría. Y todavía no sabe porque su mente se tortura de esa manera, siempre que tiene algún tiempo a solas se dedica a pensar en Jaejoong, en formular teorías sobre lo que siente, en buscar una manera en que el otro le diga “Te amo”, porque es lo único que hace, lo único que anhela. Es verdad que Jung Yunho ama con locura y desenfreno a Jaejoong, no obstante, eso es muy diferente a demostrádselo a cada momento y hora, sabe como controlarse y no parecer “Desesperado” simula muy bien su estatura de “Actúo igual que tu” ya que efectivamente ambos accionan de la misma manera, por mas el castaño muera por correr a cada segundo del día, durante las entrevistas, las performances, los conciertos a sus brazos, gritarle con toda su alma que lo ama con enfermedad, besarlo hasta que sus labios se dilaten por la intensidad del beso que él le brindaría… poseerlo como solo el sabe hacerlo.

La verdad lo daña, saber que en cualquier momento podría perderlo hace que su pecho se oprima, que el corazón le lata rápido, que la respiración salga con dificultad de sus pulmones, eso era lo que causaba el pelinegro en él… hasta olvidó como comenzó todo el malestar, desde ese día en el cual se entregaron todo había sido normal, cada que uno tuviera ganas el otro estaba para satisfacerlo, siempre que había tiempo hacían algo “Productivo y relajante”, su amistad podría decirse era la mas grande de la familia Dong Bang Shin Ki, sus acercamientos siempre con doble filo, sin embargo eran eso… amigos íntimos, lo fue desde el principio cuando ambos entendieron que en su condición de famosos no podían contraer una relación formal. Y aun sabiendo eso Yunho en estos momentos se pregunta la posibilidad de que ellos puedan crear un lazo mas fuerte, de el cual el este seguro… porque quiere creer que la idea de que Jaejoong le susurre un simple “Te amo” es real, y no solo un espejismo de su herido corazón.

¿Que lo llevaba a preguntarse todas esas cosas?... el alejamiento. Si, en los últimos meses notó al pelinegro extraño, sus sonrisas desaparecieron, la extrañeza que le produce el que el otro haya decidido dormir en una habitación diferente a la de él, percibe inquietud en sus palabras cuando hablan, incluso las entregas disminuyeron considerablemente, no había duda; en cualquier momento le diría que terminen… ¿Terminen? ¿Terminar que? Cierto… ellos no tienen nada.

Sacudió la cabeza ante los últimos pensamiento, eso era mentira, el ama a Jaejoong, de eso esta seguro, y de otra cosa también, jamás permitiría que todo eso termine, porque por mas que el pelinegro no lo ame lo a hecho el hombre mas feliz de la tierra, definitivamente no podría vivir sin sus caricias, sin su aroma, sin su calidez, sin su cuerpo… una vida con Jaejoong solo de amigo no es vida para Yunho.



Los minutos pasaban y el seguía tirado en la cama del hotel; su mirada perdida en el techo, sus ojos abiertos de par en par y los suspiros frustrados escapando de vez en vez, ya prácticamente no tenia ganas de seguir durmiendo. Echó la vista a un lado reparando en que su compañero no se encontraba a su lado como el día anterior, específicamente, la noche anterior, cuando llegaron a Nagoya, el lugar donde promocionarían su último Álbum japonés “t
The Secret Code”. Un nuevo suspiro y volvió a su anterior posición, todavía no lograba entender como es que le estaba sucediendo todo aquello, esas batallas internas que se llevaban tanto de él consigo. El sonido de la ducha derramando gran cantidad de agua y cayendo pesadamente hasta la superficie plana de la tina llegó a sus oídos, por su mente la idea de entrar al cuarto de baño y tomar una relajante ducha no lo dejaba en paz y lo hubiera hecho si el sonido del celular de su “Jaeboo” no lo hubiera sacado de su ensimismamiento… levantó su mano no prestando atención al molesto e inquietante sonido esperando a que el pelinegro saliera con una toalla amarrada a su pequeña cintura y contestara; se removió entre las sabanas espantando la pereza, una mano vagando por su torso desnudo, acariciándolo desprevenidamente, deleitándose con la perfección de su propio cuerpo; era conciente e su impresionante atractivo y que sin duda, tendría la mitad del continente asiático a sus pies con solo una sonrisa, no obstante el problema radicaba en que ¿importaba aquello si en su mente solo aparecía la imagen de Jaejoong? ¿Importaba aquello si solo puede permitir que el otro toque su cuerpo? ¿Importaba aquello si al que ama es su mejor amigo? No importaba…

Los segundos pasaron rápido y del baño nadie se dignó a salir y contestar el maldito aparato, la luz de colores cesó y la oscuridad acudió a ella, “La llamada se había perdido”. No dio importancia hasta que escuchó la melodía de “Maze”, la cual alarmaba sobre la entrada de un nuevo mensaje de texto, “Seguro debe ser algo importante” pensó el moreno, definitivamente la persona que llamaba necesitaba comunicarse a como diera lugar con el pelinegro y así fue que tomó el aparato, seguro de que Jaejoong no se enfadaría con el por la acción; presionó la tecla para leer el mensaje que figuraba como “Desconocido”, lo que por cierto lo asombró en demasía, y su vista por fin se topó con el contenido de dicho mensaje, sintiendo como su vida se extinguía en el preciso instante en que sus orbes comenzaron a leer las líneas…

“Te estoy llamando Joongie, solo Quería avisarte que hoy tengo el día libre y ya que estas en Nagoya seria bueno que nos viéramos, tenemos que hablar sobre lo nuestro. Sabes a lo que me refiero y necesito aclarar mis dudas con respecto a tu relación con Yunho, debes tomar una decisión, ten en claro que puedes confiar en mi… Saito.”

El aparato cayó entre las sabanas sordamente, los ojos del moreno permanecían abiertos de par en par, su cabeza procesando todavía las palabras del mensaje, su significado, siniestras y despiadadas líneas que destruyeron las únicas esperanzas que tenia.



Tomo aun temblando el móvil y lo depositó en su anterior lugar, su cuerpo cayó pesadamente sobre las revueltas sabanas blancas que cubrían su desnudez, la cual le recordaba a la noche que pasó con Jaejoong y ahora comprobaba había sido solo “Lujuria”. Posicionò ambas manos sobre su rostro, ocultando tras ellas su dolido semblante, escondiendo la desesperación tras sus ojos que mostraban el entendimiento de saber que perdió absolutamente todo de la noche al día… no había dudas de que Jaejoong tenía a otra persona además de el.

- sucede algo… - escuchó resonar la melodiosa voz del pelinegro que había salido de la ducha.

- no… - espetó fríamente ocultando la destrucción de su ser tras esas palabras.

- humm… - murmuró sin retener demasiada atención por parte del moreno.

- boo… - musitó quedamente, sus manos en la misma posición, no quería que el otro viera el recorrido de las lagrimas que ya rodaban por sus mejillas. - hoy tenemos el día libre, recién mañana comenzaremos con la promoción… quieres sal… - el sonido del móvil cortando sus palabras. Inmediatamente el pelinegro tomó su celular contestando al instante en que escuchó la voz del otro lado; miró a Yunho y sin responderle se alejó de la habitación para ir a hablar sin que el moreno escuchase, dejándolo pensativo y en silencio, totalmente muerto en vida.

Salió de la cama como bólido, entró a la ducha y sintió como las nauseas se apoderaban de él, el revoltijo en su estomago lo obligó a vomitar desquiciadamente sintiendo como la respiración le faltaba y los espasmos se multiplicaban. Trató de contenerse lo mas que pudo, recuperar algo de lucidez y no dejar que su nerviosismo lo derrote, tiró de la cadena mirando el remolino dentro del retrete, comparando eso con sus sentimientos, que sentía estaban en un remolino de incertidumbre… sin pensarlo prendió la ducha dejando que el agua se llevara lentamente su incontenible furia, debía calmarse. Su cabeza gacha recibiendo el chorro de agua, observando el blanco color de la bañera y mirando fijamente como el liquido que caía sobre su cuerpo escapaba por el orificio directo hacia la alcantarilla, viendo que ese era su estado, sus ilusiones se disolvían mostrándole la realidad, “Perdió”, perdió al amor de su vida, al único ser que tiene en sus manos el poder de hacerlo feliz.

Repentinamente una pequeña ventisca azotó su cuerpo demostrándole que alguien había abierto la puerta del cuarto, sin esperar mas volteó la vista hasta toparse con Jaejoong recostado sobre el marco de la puerta.

- ¿era importante? – preguntó fingiendo naturalidad, el otro solo lo observaba pensativo, no desviando sus ojos de la visión frente a ellos.

- era un amigo que vive aquí… - un puñal atravesando el pecho del moreno… - quedamos de vernos hoy en la noche… - la impotencia inundándolo completamente.

- lo conozco? … - su tono de voz tratando de sonar serenamente, cometido fallido, el pelinegro se había percatado del extraño estado de ánimo del moreno.

- no lo conoces… ¿quiere que prepare algo para almorzar?... - ¿tan rápido cambiando de tema? Sin duda el pelinegro ocultaba algo.

- no… no me siento bien… - literalmente su cabeza estallaría, las confusas sensaciones que vagaban por todo su cuerpo volteaban su mundo, ninguna respuesta, mas bien una sola… estaba seguro de que había otro en la vida de Jaejoong.

- te sientes mal?... – se acercó precipitado al cuerpo del moreno, lo encontraba tan pálido y su comportamiento lo descolocaba; una de sus manos se posó sobre la frente del moreno comprobando que tenia temperatura, y no gracias al chorro de agua que caía sobre su cabeza… - salte Yunho, tomaré tu temperatura… - el otro hizo caso omiso, seguía en su posición sin atender a las sugerencias del pelinegro. - He dicho que salgas… - su voz ya no sonaba dulce ni considera, a pesar de que ocultaba preocupación sonó ruda.

Yunho no pudo mas que obedecer, bufó ofuscado sin mirar al otro, puso un pie fuera de la bañera y su mundo dio vueltas, su vista tornándose nublada y la conciencia desapareciendo. Inmediatamente unas manos le tomaron de la cintura para que no cayera, y cuando sintió el aliento de Jaejoong cerca de su rostro reaccionó por inercia, se alejó bruscamente y sin mirar al pelinegro tomó una toalla para cubrirse y salió del baño; la expresión del pelinegro era imposible de descifrar… estaba confundido.

- ¿Qué te sucede?... - preguntó acercándose al otro que removía las gotas de su cuerpo.

- nada… - trataba a toda costa de evitar su mirada, no deseaba verle porque si observaba sus profundos ojos estaba seguro que le sería imposible ocultar las lagrimas que lo torturaban.

- tienes temperatura Yunnie, deja que… -

- dije que estoy bien… - ignoró magistralmente al pelinegro quien contenía las ganas de llorar, no comprendía la reacción de Yunho; hace unos momentos todo estaba bien entre ellos y ahora lo trataba de esa manera… no lo entendía, o tal vez si…

-…………….. - permaneció totalmente mudo en su lugar mirando las acciones del moreno que se paseaba por toda la habitación frente suyo sin siquiera dirigirle la mirada.

- Yunho… tenemos la tarde libre, quieres que salgamos a algún sitio? Seria bueno recorrer Nagoya… - balbuceó apenado, generalmente no se mostraba tan vulnerable frente al otro.

- hazlo tu… no me siento muy bien, prefiero dormir… - podría decirse que esas palabras le dolieron mas a el que a Jaejoong, solo que no podía simular que nada pasaba cuando el pelinegro le mentía de ese modo, quería un tiempo a solas para pensar, maldecirse y buscar una alternativa a ese problema.

- ahh… esta bien… - su mirada recayó en el suelo, su voz salía con dificultad y aunque supiera de la traición de su boo a Yunho le destrozaba el alma verlo así, y peor , estar conciente de que el ocasionó ese semblante en el otro, sin embargo no podía hacer mas, si Jaejoong seguía insistiendo le escupiría todo lo que siente en ese momento, le remarcaría que traicionarlo de esa manera es imperdonable… - ¿quieres que te prepare algo antes de irme?... – un ultimo intento de su parte.

- como quieras… - al voltearse vio como el pelinegro salía rápidamente sin contestarle, y cuando su figura se perdió tras la puerta sintió como las piernas le temblaban, algún día tenia que pasar, ahora caía en cuenta de lo que Jaejoong significaba para el… era su todo. Su ahora frágil cuerpo se escondió entre el acolchado y las sabanas nuevamente, sus ojos intentaron cerrarse pero no funcionó, mas bien reprimían débilmente las lagrimas que al fin de cuentas salieron descontroladas seguidas de inaudibles sollozos que se perdían dentro de esa tela que lo cubría por completo.

Con su actitud estaba alejando más a Jaejoong de su lado…

Estaba seguro de que lo perdería…

¿O ya lo había hecho hace tiempo?

La angustia con que las lagrimas salían hablaba por el…






-----------------------



Shot 2




2 ♥Comentarios♥ :

yun-yun dijo...

ooooooooooo ToT
pobre Yunho....
me kede con ganas de saber mas...T_T
en verdad Jaejoong esta con otra persona? o solo son imaginaciones de Yunho?T3T


espero subais pronto la continuacion >__<
seguid asi~~

Kona dijo...

AHHHHHHHHHHHH que triste TT______________TT
Pobre Yunnie... sufriendo tanto por su Boo

Jamas he estado en contra de Jae.. pero esta vez creo que me dio n poquito de rabia que fuese
asi con Yunhito... pero bueno no se puede hacer nada contra el amor u_______u

Mirai no sabes cuanto te quieroo jajaja
nos conocemos hace muy poco
pero eres realmente adorable n____________n

me encanta tu Blog

sigue Vestigio

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j