25/7/2009

Poligamia

Titulo:Poligamia
Autor:Forfirith
Rating:NG17
Parejas: Yunjae, Yoosu, Jaechun entre otras.






Poligamia

Intro: HEY BABY...




JaeJoong POV

La habitación estaba totalmente oscura, me encontraba recostado en mi cama tratando de dormir, pero últimamente no lo había logrado, de mi cabeza no salía esa preocupación que de un tiempo a la fecha me carcomía el alma, ¿como fui capaz de hacer eso? mas bien la pregunta sería ¿cómo fuimos capaces? La respuesta puede ser sencilla si se analiza desde un principio; la amistad, las cosas en común, la diversión… todos esos factores me hicieron pensar de manera fría, siempre lanzado a la aventura y por que no, al riesgo, eso siempre ha hecho mi vida un poco más interesante; y él, tal como lo comenté, tan iguales y diferentes al mismo tiempo, sinceramente nunca creí que llegaríamos a este punto, pero una cosa fue dando pie a la otra y cuando nos dimos cuenta, ya no pudimos detenernos.

Sentí la puerta abrirse lentamente y como alguien se acercaba a mi cama abriendo las cobijas e introduciéndose a ellas pegándose mucho a mi cuerpo, sentí uno de sus brazos rodear mi cintura, detesto que lo hagan, pero… con ellos no es así, solo ellos, tienen mi autorización, aunque realmente solo uno debería de hacerlo; por el tipo de toque supe de quien se trataba y aunque no tendría que hacerlo, sonrío ante dicha acción.

- ¡No deberías de estar aquí!
- En efecto, no debo, pero quiero estar aquí… – me dice con esa voz ronca que me eriza la piel –…además, los demás están en sus ocupaciones, como siempre no se darán cuenta…
- Somos unos desgraciados
- Si, pero no puedes negar que nos divertimos mucho… - volteo a verlo ya que estaba de espaldas a él - …Jae, ya hablamos sobre esta situación, nunca ha pasado nada y no creo que vaya a pasar algo ahora.
- Lo se pero… esto ya se ha ido a los extremos, comenzó como un simple juego y ahora tengo remordimiento de conciencia aunque… - pero mis palabras ya no pudieron seguir, ya que sus labios acallaron todo lo que antes estaba diciendo, después de que el beso terminara, él tomo la palabra
- …Aunque se que seguirás al igual que yo lo haré… te amo Jae…
- Yo… - pero no pude seguir, ya que comenzaron a decir mi nombre
- ¡¡Jae!!... ¿dónde estas? – la voz que me hablaba se escuchaba muy cerca, en cuestión de segundos se abrió la puerta y la luz fue encendida cegándome momentáneamente; todo fue tan rápido, pero como siempre, el ya no se encontraba a mi lado – …así que aquí estas flojito, te viniste a acostar sin siquiera darme un beso de las buenas noches
- Lo… lo lamento mucho, te vi muy concentrado en el estudio que preferí mejor no molestarte, además, necesitaba pensar un poco…
- ¿Pensar?... ¿en mi? – me miraba con esa sonrisa que de un tiempo para acá solo me dedicaba a mi, y cada vez que eso pasaba, yo me sentía más miserable, ya que no era digno de recibirlas, se sentó en la cama junto a la mía y esperó mi respuesta
- Si… - dije sin más, que en parte era cierto, pero no precisamente en el sentido que el denotaba que lo hacía
- Estas muy romántico hoy precioso, y ¿te digo algo?... hoy te ves mucho más hermoso de lo que te veías ayer… – sus palabras me hicieron sonrojar un poco, solo pude agachar el rostro, no quería seguir viéndolo de frente, pero su mano sobre mi barbilla hizo que la levantara fijando mi mirada en la suya - …estoy muy agradecido por tenerte a mi lado Jae, como amigo, como confidente, como pareja… te amo JaeJoong – y de nuevo apareció esa sonrisa
- Yo también te amo… YunHo – y sin más me abracé a él ocultando mi rostro en el hueco entre su hombro y cuello, el me abrazaba de forma protectora, me sentía seguro a su lado, entonces, ¿por qué le seguía haciendo esto?

Mientras estaba en esa pose con YunHo, sentí que me observaban, no era difícil el imaginarse quien era, casi siempre que estaba así con nuestro líder sabía que él nos miraba; alcé un poco la vista de donde la tenia oculta y pude verlo mirándome de frente, al estar YunHo sobre la cama paralela, me dejaba a mi mirando hacía donde estaba la entrada y por consiguiente, su cama. Tenía esa expresión pícara que muchas veces compartía con él, expresión que solo me hacia recordar mi falta, recordar mi pecado; enchuecando un poco los labios comenzó a negar con la cabeza, le encantaba hacerme sentir culpable y yo… siempre le seguía el juego; sabía lo que seguiría, le encantaba interrumpirnos cada vez que podía, aunque realmente nunca se metía entre nosotros, al menos no aparentemente, así que haciendo un sonido como si se estuviera despertando es que logró llamar la atención de YunHo, el cual al escucharlo, se separo lentamente de mi volteando a verlo.

- ¡¡Ay perdón!!... te despertamos, no me había percatado que estabas en la habitación…
- No te preocupes hyung, ya estuve un rato aquí “disfrutando” de la tranquilidad de la habitación, ahora iré a la cocina por algo de comer…
- Ok… creo que quedó algo de pizza de la tarde, si quieres puedes comerla
- Gracias… pero primero iré a ver que hace mi torbellino, tiene un buen rato que no lo veo y tengo muchas ganas de abrazarlo – decía mientras me miraba fijamente logrando su objetivo, yo solamente desvié la mirada
- Para mí que nos viste y se te antojo jajaja… pero está bien hombre, ve con tu amor, esta con ChangMin en la sala…
- De acuerdo… pero no se porten mal, aún tengo algo de sueño y no pretendo esperar a que terminen para poder entrar a dormir
- Tu siempre de ocurrente, anda vete ya… - dice YunHo de repente algo apresurado, lo miro y antes de que el otro saliera, le volvió a hablar - …por cierto, vi que arreglaste la canción que te pedí, eres un gran amigo, muchas gracias YooChun… - este solamente sonrió un poco mientras asentía y dándome una última mirada por fin salió del cuarto.

YunHo regresó su vista a mi y acariciando primero mi mejilla es que acercó su rostro al mío dándome un sutil beso en los labios que poco a poco fue tomando intensidad, mientras me besaba, no podía dejar de pensar en las miradas de YooChun y claro, no podía dejar de sentirme más basura porque así era, desde hace aproximadamente un año, YooChun y yo llevamos una “relación” a escondidas, al principio lo tomamos como una loquera más, pero esto poco a poco se fue haciendo mas grande, al punto que ahora quiero dejarlo… pero no puedo.

YunHo POV

Ser el líder no es fácil, y los acontecimientos de cada día me lo demuestran más, tengo que estar supervisando todo lo que pasa en el grupo aunado a que tengo que controlar a los chicos, aunque bueno, tengo que admitir que eso no lo hago solo, si no tuviera a JaeJoong a mi lado, esto sería un verdadero caos. Jae… parece que fue ayer cuando me di cuenta de cuanto lo amaba, ese día estaba muerto de miedo ya que el hecho de enamorarse de otro chico no es cosa que pase a diario, pero estoy enormemente agradecido con la vida por haberlo puesto en mi camino.

Estaba rendido, desde hace cuatro horas que estaba metido en el estudio intentando terminar con la letra de una canción, menos mal que YooChun afino lo de la música, realmente no soy tan bueno como él en ese sentido; cuando miré el reloj me di cuenta que ya era tarde y unas enormes ganas de ver a mi Boo me invadieron, era raro pero generalmente cuando esto pasaba el ya se habría aparecido a darme un beso o al menos a regañarme por el hecho de estarme aquí metido sin hacerle caso; pero de un tiempo para acá y más últimamente, esto no pasaba, de hecho lo siento un poco raro; creo que tanto trabajo ya me hace alucinar y feo.

Me quité los enormes audífonos y me levanté por fin estirándome un poco para desentumir mis músculos y enseguida salí del estudio en busca de mi pelinegro, al momento de abrir la puerta pude notar como entraba YooChun a la recámara muy sigilosamente, ¿desde cuando entra el así?, salí por fin con la firme intención de ver que pasaba, al acercarme a la puerta pude notar como ChangMin y JunSu estaban en la sala hablando sobre algo, la verdad no le tomé importancia a veces esos dos están en su plan serio o de locos, aunque pude jurar que escuche a JunSu algo alterado, luego investigare que ocurre, ahora lo que me interesaba era ver que ocurría en esa recamara, me acerqué un poco más a la puerta con la firme intención de entrar, pero al escuchar la voz de Jae me detengo, no se el porque, pero trato de oír lo que están hablando, no suelo hacer eso pero algo me incita a hacerlo.

- ¡No deberías de estar aquí!
- En efecto, no debo, pero quiero estar aquí, además, los demás están en sus ocupaciones, como siempre no se darán cuenta… – ¿qué rayos estaba pasando… de que estaban hablando esos dos? ¿de que no quieren que nos demos cuenta?, algo no me estaba dando muy buena espina
- Somos unos desgraciados
- Si, pero no puedes negar que nos divertimos mucho – de repente hubo silencio, me disponía a entrar pero escuché de nueva cuenta a YooChun – Jae, ya hablamos sobre esta situación, nunca ha pasado nada y no creo que vaya a pasar algo ahora.
- Lo se pero… esto ya se ha ido a los extremos, comenzó como un simple juego y ahora tengo remordimiento de conciencia aunque… – de pronto JaeJoong se quedó callado, ese silencio me pone nervioso ¿por qué tengo ese temor que nace en mi pecho?, me quedé como estatua sin poderme mover, solo pude ver como mi mano estaba sobre el picaporte a punto de abrir esa puerta, pero una inseguridad más allá de mis fuerzas me impide hacerlo, de pronto escuché como YooChun vuelve a hablar – …aunque…
- ¡¡Maldición ChangMin, no soy ningún estúpido!! – mi concentración en la conversación es interrumpida cuando escuché como JunSu gritaba de repente, esa frase dicha por mi compañero hacen que reaccione y en lugar de ir a ver que ocurre, solo me da ánimo para decidirme a entrar, pero por ese maldito temor que aún sentía, no pude evitar el “hacerme notar que entraba” antes de hacerlo súbitamente.
- ¡¡Jae!!... ¿dónde estás?... – abrí la puerta y estaba totalmente oscuro, enseguida busqué el interruptor de luz y la encendí, pude ver como Jae cierra y abre sus ojos lentamente tratando de acostumbrarse al brillo que de repente invade toda la habitación, de reojo veo como YooChun esta sobre su cama sin moverse como dormido, pero alcance a notar como llegó a esta repentinamente, no entiendo que ocurre, pero tengo que hacer como si nada pasara si quiero descubrirlo, no se porque, pero mi mente me comienza a maquilar cosas que realmente no quiero ni imaginarme - …así que aquí estas flojito, te viniste a acostar sin siquiera darme un beso de las buenas noches
- Lo… lo lamento mucho, te vi muy concentrado en el estudio que preferí mejor no molestarte, además, necesitaba pensar un poco… - ¿porque no me miras directamente amor… acaso me estas mintiendo?
- ¿Pensar?... ¿en mi? – pregunté, por inercia sale una sonrisa de mi rostro, ahora que lo analizo, antes nunca tenía la necesidad de preguntar o buscar algún acercamiento de tu parte, ahora soy yo el que siempre busca que me digas algo, ahora soy yo el que trata de llamar más tu atención, me senté en la cama contigua esperando su respuesta
- Si… - ¿solo un si… es todo lo que pudo decirme?, no noté ninguna alegría en su rostro, es más, ni siquiera lo veo convencido de lo que dice, pero no puedo hacerle notar eso, al contrario, necesito que sienta, que se convenza que lo amo con todas mis fuerzas
- Estas muy romántico hoy precioso, y ¿te digo algo?... hoy te ves mucho más hermoso de lo que te veías ayer… - noté como mis palabras lo hicieron sentir bien, pero bajó la mirada como re huyendo de mi, mil veces le había dicho esas cosas y no se comportaba así, levanté su rostro tomándolo de la barbilla y haciendo que me mirara directamente a los ojos, lo que diré es la pura verdad que sale desde lo más profundo de mi corazón - …estoy muy agradecido por tenerte a mi lado Jae, como amigo, como confidente, como pareja… te amo JaeJoong – volví a sonreírle, sentí la necesidad de hacerlo
- Yo también te amo… YunHo…

Me respondió abrazándose a mi fuertemente, yo le correspondí al instante, sentí como su rostro estaba pegado a mi cuello, lo se porque sentí su respiración chocar contra él, además de sentir sus labios que ya muchas veces lo han recorrido y que deseo nunca dejen de hacerlo; pero casi al instante, pude sentir como movía su cabeza, de hecho su cuerpo se tenso un poco también, iba a preguntarle que pasaba, pero un sonido como de amodorramiento me detienen, ¿por qué YooChun fingió que estaba durmiendo? aún no entiendo que ocurre, pero trataré de averiguarlo. Dejé de abrazar a Jae aunque realmente no lo deseaba y voltee a ver al “recién despertado”.

- ¡Ay perdón!!... te despertamos, no me había percatado que estabas en la habitación… - dije, para ver si comentaba algo que me ayudara a descifrar todo este misterio
- No te preocupes hyung, ya estuve un rato aquí “disfrutando” de la tranquilidad de la habitación, ahora iré a la cocina por algo de comer… - me le quedé viendo fijamente, no me gustó como enfatizo sus palabras, además que pude notar como no me estaba mirando a mi, sino que buscaba la mirada de Jae
- Ok… creo que quedó algo de pizza de la tarde, si quieres puedes comerla – le respondí con la intención de que se saliera de una buena vez de la recamara, no se porque, pero unos celos enormes me comenzaron a invadir y no sabía la razón
- Gracias… pero primero iré a ver que hace mi torbellino, tiene un buen rato que no lo veo y tengo muchas ganas de “abrazarlo” – de nuevo estaba viendo a Jae, esta vez lo noté más claramente, ya que sentí como este desvía su mirada de la del otro, ¿porque presiento que esta diciendo una indirecta?
- Para mí que nos viste y se te antojo jajaja… pero está bien hombre, ve con tu amor, esta con ChangMin en la sala… - no me estaba gustando nada esto, en verdad ya me estaba preocupando, maldición, ¡¡¡deseaba que se saliera de una buena vez!!!
- De acuerdo… pero no se porten mal, aún tengo algo de sueño y no pretendo esperar a que terminen para poder entrar a dormir
- Tu siempre de ocurrente, anda vete ya… - contesté a la defensiva, pero sentí como Jae me miraba y traté de que pase desapercibido, si no era de esta forma no podría investigar que estaba pasando - …por cierto, vi que arreglaste la canción que te pedí, eres un gran amigo, muchas gracias YooChun… - no lo quise admitir, pero yo mismo me sentí falso, a lo mejor estaba alucinando de a gratis y ahora necesito un psicólogo.

Una vez que YooChun salió, regrese mi mirada completamente a JaeJoong, no lo pude evitar, pero el verlo ahí sentado sobre la cama me derretía, quería hacerle el amor en ese momento importándome muy poco lo que acababa de decirme el otro, pero mi cabeza estaba muy confundida también, el estrés del trabajo es el que me debe de tener así; tratando de calmarme un poco, comencé a acariciar la mejilla de mi boo mientras acercaba mi rostro al suyo para unir mis labios con los de él, esos labios que me llevaban a la gloria y esta no fue la excepción, pero ¿porque no podía dejar de pensar en lo ocurrido recientemente?, profundice el beso un poco más, tenía la necesidad de sentir que Jae era solamente mío, el me correspondió, pero no lo sentí igual, sin duda estoy agotado y por eso veo, siento y escucho cosas que no son; me separé del beso y le sonreí una vez más mientras lo iba recostando en su cama.

- Descansa amor, han sido días algo agitados y no quiero que te desmayes a la mitad de algún ensayo o algo así
- Gracias… - me dijo sonriéndome por primera vez en la noche, estaba por levantarme, pero me detuvo de la mano - …YunHo…
- ¿Si? – le contesté, tenía ganas de decirme algo, su rostro lo denotaba además de que lo conozco bastante bien
- Solo quiero que sepas… que en verdad te amo… - se detuvo un poco pero continuó –…si alguna vez te he lastimado o algo así… por favor perdóname – acto seguido se levantó un poco de la cama abrazándome y dándome un beso de esos que te quitan el aliento cuando te los dan de repente.

Casi enseguida se separó y dándome la espalda se recostó de nuevo en su cama cubriéndose hasta la cabeza, me le quede viendo un momento, mi interrogante seguía latente y mi curiosidad más fuerte que nunca; me di la vuelta y camine hasta el interruptor de luz apagándolo y dejando a oscuras la habitación una vez más, abrí la puerta y salí del cuarto cerrándola y recargándome en ella una vez que estaba afuera. Voltee a mi izquierda y pude ver como ChangMin se metía al baño apresuradamente, venía de la sala donde YooChun y JunSu se encontraban hablando, al parecer tenían un problema; sin darle mucha importancia solté un suspiro y me fui de nueva cuenta al estudio sentándome frente a mi computadora, pero sin ánimos de seguir haciendo nada, solo de pensar y tratar de asimilar… ¿qué diablos estaba pasando?

YooChun POV

Llegué al departamento y noté que todo estaba muy callado, caminé hacia la sala y encontré a JunSu sentado en el sofá viendo hacia la nada, me acerque a él sentándome a su lado, el no me volteó a ver ni se me hecho encima como es su costumbre, la verdad se me hizo muy raro, así que decidí preguntarle que pasaba.

- Su… ¿por qué estas así tan callado?... es raro en ti – el me volteo a ver en ese momento, primero me miro fijamente a los ojos como queriendo ver algo en ellos, luego me examinó completamente y regreso su mirada a mi rostro - ¿qué pasa?
- ¿Tú me amas? – me preguntó así nada más, podía notar en su rostro un poco de preocupación y a la vez algo de ¿coraje?, se me hacía muy difícil creer que JunSu tuviera esa actitud, por tal motivo le respondí
- ¿Qué disparate estas preguntando?... es obvia la respuesta, sino no estaría contigo babo… - pude notar como sus ojos se achicaban un poco y como volteaba el rostro de nueva cuenta hacia el frente, ¿qué le estaba pasando?, últimamente tiene esa actitud chocante que juro me pone de malas
- Entonces… - noté como su mano que estaba sobre la rodilla la comenzaba a apretar fuertemente - ¿por qué ya casi no pasas tiempo conmigo?
- ¿Qué no paso tiempo contigo?... o sea JunSu… vivo contigo, trabajo contigo, todos los días, de todos los meses de los últimos tres años hemos estado juntos… ¿y dices que no paso tiempo contigo? – me volteó a ver de forma precipitada, sus ojos comenzaban a llenarse de lágrimas, ya iba a comenzar con sus escenas de princesa desvalida
- ¡¡Que idiota eres Park YooChun!!... sabes perfectamente a lo que me estoy refiriendo, antes salíamos juntos a hacer cosas, o llegabas y me besabas… de un tiempo para acá has cambiado mucho…
- Basta JunSu… - dije con tono calmo, detesto cuando me habla así, pero no quería estallar con él, pero una vez que empieza a hablar no hay poder humano que lo calle
- …antes… te reías de las cosas que decía, ahora solo te la pasas enojándote conmigo… antes cuando hacíamos el amor, disfrutábamos cada momento, cada caricia… ahora cuando hacemos el amor, apenas terminamos te duermes o simplemente te vas… - maldita sea, ¿porque tiene que decirme todas esas cosas?, yo sigo siendo el mismo de siempre
- ¡Creo que estas alucinando! – corté su parloteo volteando hacia otro lado, odio verlo llorar, me hace sentir mal con algo que no tiene sentido; en ese momento, a mi mente llegó la imagen de JaeJoong, de acuerdo, tal vez si soy culpable en varias cosas, pero todo eso que JunSu esta diciendo no tiene sentido, no la tiene porque el no sabe nada de lo que tengo con Jae, y nunca lo sabrá, en ese momento JunSu me giró el rostro para que lo viera
- Si estoy alucinando, veme a los ojos y júrame que todo lo que he dicho no es cierto, júrame que me amas como a nadie más y que soy único para ti… - ¿por qué me hacia esto?, iba a tener que mentirle, estaba a punto de contestarle que el era el único en mi vida… pero no pude
- ¿Sabes que?... ¡¡estas insoportable hoy!! – me levanté sin poder verlo a la cara comenzando a caminar hacía otra parte de la casa, no podía estar viéndolo un segundo más sin sentirme mal, no se como, pero se estaba dando cuenta de mi alejamiento; aunque no siento que fuera alejamiento, más bien que mi atención estaba repartida ahora en dos.

Comencé a caminar hacia el baño, un poco de agua fría en mi rostro podía ayudarme a calmar este enojo que sentía, enojo más que nada conmigo mismo; estaba a punto de entrar, pero escucho unos ruidos en el estudio, tranquilamente me acerco a la puerta y abriéndola un poco, pude ver a YunHo frente a su computadora con esos enormes audífonos en sus orejas, de seguro seguía peleando con esa canción que le estuve ayudando, menos mal que ya la terminé, ahora si podía dedicarle más tiempo a mis cosas; en eso estaba pensando cuando una sonrisa apareció en mi rostro, ¿mis cosas? bueno no exactamente todas son mías, pero por ahora las tengo yo y al ver a YunHo tan ocupado, sabía que era momento de reclamar aquello que AHORA era mío.

Cierro la puerta de igual forma como la abrí y pienso un momento ¿en donde podría estar?, mi mente no tarda mucho en imaginarse el lugar y me desplazo para allá, una vez que estoy frente a la recámara, lugar donde estoy seguro que esta, vuelvo a sonreír, adoro estar con él, es tan afín conmigo, compartimos tantas cosas tanto actualmente, como en el pasado, aún sin haber estado juntos; estoy a punto de entrar, pero escucho como JunSu y ChangMin están hablando en la sala, de seguro mi niño le esta diciendo mil cosas de mi, suelto un suspiro y trato de no darle importancia por ahora, en mi mente solo tengo un ideal y es el entrar y poder estar con él; muy despacio abro la puerta y veo como todo esta muy oscuro, pero pude notarlo recostado en su cama, sin encender la luz me acerco a su cama y abro sus cobijas recostándome a su lado y abrazándolo rápidamente, él no hace nada, pero se que esta despierto y eso lo compruebo cuando me comienza a hablar.

- ¡No deberías de estar aquí!
- En efecto, no debo, pero quiero estar aquí… - le dije de forma sensual, como se que le gusta que le hable, a veces el se altera mucho por la situación, pero siempre trato de relajarlo - …además, los demás están en sus ocupaciones, como siempre no se darán cuenta…
- Somos unos desgraciados – su comentario me hizo sonreír
- Si, pero no puedes negar que nos divertimos mucho… - en ese momento se da vuelta en la cama quedando de frente a mi, aún en la oscuridad puedo admirar ese rostro que me encanta, y se también que esta preocupado, por eso trato de hacerle sentir mas calmado - …Jae, ya hablamos sobre esta situación, nunca ha pasado nada y no creo que vaya a pasar algo ahora
- Lo se pero… esto ya se ha ido a los extremos, comenzó como un simple juego y ahora tengo remordimiento de conciencia aunque… - no lo dejo terminar de hablar, corto sus palabras con un beso que buscaba desde que entre a la recamara, aunque es cierto lo que dice, esto ya sobrepaso eso que comenzamos como un “juego”, pero no lo puedo evitar, adoro estar con él y se que a él le encanta estar conmigo; a veces pienso que yo estoy más clavado con él que él de mi, sin embargo sigue a mi lado, o lo que se puede llamar estar a mi lado; por fin terminamos el beso y continuo lo que estaba diciendo o lo que hubiese querido que dijera
- …Aunque se que seguirás al igual que yo lo haré… te amo Jae… - suelto de repente, nunca le había dicho un te amo, pero me nació hacerlo aunque no puedo negar que recordé las palabras de JunSu
- Yo…
- ¡¡Jae!!... ¿dónde estas? - me iba a contestar, pero la voz de YunHo comenzó a hablarle, de seguro ya había terminado con su trabajo en el estudio y ahora venía a buscarlo; acostumbrado a esa presión de no ser vistos, salí de la cama de JaeJoong y prácticamente me lance a la mía, apenas a tiempo para no ser descubiertos ya que nuestro líder iba entrando a la recámara encendiendo la luz, en ese momento me hice el dormido - …así que aquí estas flojito, te viniste a acostar sin siquiera darme un beso de las buenas noches
- Lo… lo lamento mucho, te vi muy concentrado en el estudio que preferí mejor no molestarte, además, necesitaba pensar un poco… - pensé en ese momento como el trabajo nos tiene muy presionados y nuestra situación lo tiene aún mucho más alterado a él, tan bien que estábamos hace un momento ¿por qué tenía que haber llegado YunHo en ese momento?
- ¿Pensar?... ¿en mi?
- Si…
- Estas muy romántico hoy precioso, y ¿te digo algo?... hoy te ves mucho más hermoso de lo que te veías ayer… - en ese momento pensé en lo cursi que era YunHo, pero sin duda tenía toda la razón, JaeJoong cada día estaba mucho mejor - …estoy muy agradecido por tenerte a mi lado Jae, como amigo, como confidente, como pareja… te amo JaeJoong
- Yo también te amo… YunHo – sin duda era una ironía, hace unos momentos yo le estaba diciendo esas mismas palabras y posiblemente me hubiera contestado de la misma forma

Pude ver como se abrazaban y por la forma en la que estaban acomodados, el rostro de Jae quedaba directamente hacía donde estaba yo, no podía dejar de verlo, en esos momentos no se porque despertaban unos enormes celos dentro de mi, eso si me preocupaba un poco ya que el trato había sido nada de sentimientos, pero un año de llevar esta situación calan a cualquiera; por fin levantó el rostro del cuello de YunHo donde lo tenía oculto y me contestó la mirada, yo sonreía en forma de burla, no se porque siempre hacía eso pero era algo que salía por si solo, mi expresión cambió un poco y comencé a negar con la cabeza levemente, en esos momentos es donde me daba cuenta de lo lejos que hemos llegado. Ya harto del momento romántico, decidí que era hora de hacerme notar, en primera porque ya estaba harto y en segunda porque no me gustaba verlos tan acaramelados, así que comencé a hacer ruidos como si apenas estuviera despertándome, pude ver como se separaban y como nuestro líder me volteaba a ver.

- ¡Ay perdón!!... te despertamos, no me había percatado que estabas en la habitación…
- No te preocupes hyung, ya estuve un rato aquí “disfrutando” de la tranquilidad de la habitación, ahora iré a la cocina por algo de comer… - comenté ya que fue lo primero que me vino a la mente, mi mirada buscaba la de Jae ya que no podía ver directamente a YunHo, creo que el remordimiento me estaba llegando, siempre que lo veía de frente me pasaba eso
- Ok… creo que quedó algo de pizza de la tarde, si quieres puedes comerla
- Gracias… pero primero iré a ver que hace mi torbellino, tiene un buen rato que no lo veo y tengo muchas ganas de “abrazarlo” - dije enfatizando un poco mis palabras, no se el porque lo hice pero puedo jurar que no fue planeado, solo supe en ese momento que tenía que regresar para hablar con JunSu; por fin mi mirada choco con la de Jae y este la desvió hacía otro lado
- Para mí que nos viste y se te antojo jajaja… pero está bien hombre, ve con tu amor, esta con ChangMin en la sala…
- De acuerdo… pero no se porten mal, aún tengo algo de sueño y no pretendo esperar a que terminen para poder entrar a dormir – dije sin más, de verdad era desagradable entrar a la recamara y ver que estaban teniendo sexo
- Tu siempre de ocurrente, anda vete ya… - sin darle importancia a nada más comencé a salir de la habitación, pero la voz de Yunho me detuvo - …por cierto, vi que arreglaste la canción que te pedí, eres un gran amigo, muchas gracias YooChun… - ese fue el momento que mas miserable me sentí, aunque sabía que él no sabía nada, ¿como podía soportar que me llamara amigo con todo lo que su novio y yo hacíamos?, de mi garganta no salía nada, así que solo pude sonreír un poco y asentir mientras miré por última vez a Jae, de seguro él se sentía igual o peor que yo, siempre nos pasaba eso, y así por fin salí de la recámara.

Una vez que cerré la puerta solté un suspiro mientras me quedaba pensando, ¿por qué seguíamos haciendo esto?, pero la respuesta era fácil, Jae y yo nos complementábamos en casi todo, y una cosa llevó a la otra y ahora solo sabía que no quería dejarlo; en ese momento escuché como JunSu seguía con ChangMin en la sala, mi niño estaba llorando y todo por mi forma tan grosera de ser; lo único que realmente lamentaba de todo esto que esta pasando era JunSu, no se merecía que le hiciera esto, por eso traté de ir a arreglar las cosas, para hacerlo sentir bien y para hacerme sentir bien a mi mismo, al menos un poco menos culpable.

Con paso lento llegué a la sala y JunSu estaba de espaldas, así que el único que me vio fue ChangMin, me miró un momento y se acercó un poco a mi niño susurrándole algo, vi como este asentía mientras seguía sollozando; el más alto comenzó a avanzar hacía donde yo estaba, al pasar a mi lado solo se me quedó mirando un momento de forma acusadora o al menos eso me pareció, siguió su camino por el pasillo del cual yo venía, ¿por qué me habrá visto de esa forma?... de seguro JunSu le estuvo diciendo del problema que tuvimos hace rato y como últimamente se la pasa a su lado, ahora se ha vuelto su confidente inseparable, no puedo negar que eso me da un poco de celos, pero no es momento de pensar tonterías; sin darle más importancia a lo recién ocurrido, me acerqué a mi niño aún sin atreverme a tocarlo, pero sus gimoteos me partieron el alma, saber que por mi culpa estaba así me hacían desear patearme a mi mismo y romperme la cara por canalla; sin esperar más rodeé su cuerpo con mis brazos recargando mi frente en su nuca, al principio se tensó un poco porque no se esperaba el abrazo, pero enseguida se dio cuenta que era yo y trató de zafarse.

- ¡¡Por favor suéltame YooChun!!
- No quiero… quiero estar así contigo un rato por favor – le pedí, no podía exigirle nada, no me sentía con el derecho de hacerlo; él siguió forcejeando unos segundos más, pero luego desistió de hacerlo, comenzando a sollozar de nuevo, fue cuando le di la vuelta y lo encaré - ¿qué pasa lindo?... ¿por qué estas así? – pregunté ya directamente, no podía creer que por lo que discutimos hace rato esté en ese estado, ya hemos discutido más fuerte y jamás se había puesto de esta forma, ahora en verdad me estaba preocupando; limpié sus lágrimas con mis pulgares mientras el cerraba sus ojos sintiendo mi caricia, por fin volvió a abrir sus ojos que ahora estaban algo rojos por el llanto, y me miraron directamente
- Porque tú ya no me quieres
- ¿Por qué dices que ya no te quiero?
- YooChun, no me hagas repetir lo que ya te dije hace rato, tus acciones me han demostrado que es la verdad y lloro porque me duele, yo te amo… - sus palabras me hicieron sentir un estremecimiento enorme, un escalofrió inmenso invadió todo mi cuerpo, no quería pensar en nada más, si era culpable o no, cosa que ya se la respuesta, no me importó en ese momento, lo único que quería era hacer sonreír a mi niño de nuevo y que no derramara una lágrima más por mi culpa
- ¿Y tú crees que yo no te amo?... – lo abracé fuertemente, quería sentirlo cerca de mi, acto seguido lo comencé a besar desesperadamente, deseaba que sintiera que estaba con él, y aunque yo sabía que yo era un desgraciado, por mi cuenta corría que no volvería a sufrir por mi culpa, me separe de sus labios y lo mire de nuevo a los ojos - …perdóname por lo de hace rato JunSu, pero entiéndelo bien, quiero que se te meta a esa cabecita loca que tienes, que yo te amo y aunque a veces parezca lo contrario, no quiero que nunca olvides que te adoro, eres mi niño y nada ni nadie cambiará eso ¿de acuerdo? – me miró un largo rato sin decirme nada, como analizando lo que acababa de decir, después de unos segundos que se me hicieron eternos, por fin habló
- De acuerdo… perdóname tú a mi Chunnie, es que tenía miedo de que me fueras a dejar, me moriría sin ti, eres lo mejor que me ha pasado – me abrazó del cuello recostando su cabeza en mi hombro, dijo que era lo mejor que le había pasado, la verdad no creía que eso fuera cierto, pero no iba a sacarlo de su error nunca
- No… tu eres lo mejor que me ha pasado a mi – digo sintiéndome culpable, pero disfrutando de esa sonrisa que me regaló JunSu, la primera que le veo en todo el día, eso me pone muy feliz y le sonrío de igual manera; acto seguido mi niño se abalanzo sobre mi y comenzó a besarme de forma hambrienta, yo le respondí de igual manera; no supe cuanto tiempo estuvimos besándonos, pero nos detuvimos cuando escuchamos ruidos de trastes en la cocina, no nos importó quien era, solo queríamos estar uno junto al otro – vamos a dormir lindo, es tarde y mañana hay trabajo que hacer
- Si… - lo tomé de la mano y nos fuimos rumbo a la recámara, entramos y estaba todo escuro, JunSu se dirigía a su cama pero lo detuve acercándolo al momento a mi para poderle susurrar algo al oído
- Esta noche, quiero que duermas conmigo – por la oscuridad de la habitación no podía ver su rostro, pero estaba seguro que sonreía

Al instante me tomó de la mano y me llevó hasta mi cama donde me recostó y enseguida se puso a mi lado, lo abracé apegándolo a mi cuerpo y respirando su aroma; casi al instante cayó dormido, tanto llorar lo había agotado, pero de mi mente no salía ese otro aroma que me hipnotizaba, se que esta mal lo que estamos haciendo y juro que no quiero herir a JunSu, pero esto es peor que un vicio; no soy una persona mala, solo que muchas de mis acciones las hago sin pensar en el futuro, solo las realizó porque las siento necesarias en ese momento y aunque soy conciente de que no debemos seguir con esto… se que lo seguiremos haciendo.



JunSu POV

Estaba en la sala pensando en todo lo que ha estado pasando últimamente, en realidad no es que estuviera pasando algo, pero yo notaba como YooChun de un tiempo para acá estaba extraño, distante, eso me daba mucho miedo ya que no sabía si era por mi culpa o algo así; ya tenía un buen rato aquí sentado, escuchaba como ChangMin estaba en la cocina terminando de hacerse de cenar ya que JaeJoong desde hace rato que esta en la recamara metido sin salir, otro al que también noté muy extraño, pero realmente ese punto no me interesaba; el que me tenía dando mil vueltas en la cabeza era mi Chunnie.

Comencé a notar estas cosas extrañas desde el otro día en el cual YooChun llegó junto con Jae de un antro, habían salido los dos y cuando llegaron traté de abrazarlo como siempre, pero él me rechazo diciendo que estaba muy agotado y quería dormir ya que se la había pasado bailando; esa ocasión me había enojado mucho con él por no haberme llevado, pero la gota que derramo el vaso fue ese hecho en el cual no me permitió acercarme a él, traté de hablar con JaeJoong al otro día para ver si había pasado algo en el antro, pero me juró que nada había pasado, que había sido una salida cualquiera como las que ocasionalmente tenían y que de seguro había reaccionado así por la fatiga que traía.

Igual me exalté de más en esa ocasión, pero lo que me dejó más sacado de onda fue aquella ocasión en la cual YooChun se estaba bañando y cuando entré al baño para pasarle la toalla que me había pedido, pude ver una marca en su hombro, no dije nada al momento pero estaba seguro que no se trataba de un golpe, eso era más como un chupetón, mi mundo comenzó a desmoronarse en ese momento ya que si era cierto lo que pensaba, eso significaba que Chunnie estaba con alguien más, teníamos unos días de no tener intimidad así que yo no pude hacérselo; jamás le comenté nada, esperaba ver como actuaba en todo este tiempo y mis miedos se fueron haciendo realidad, casi siempre se enojaba conmigo, cada vez era menos el contacto que tenía con él, cuando estábamos en la casa o en el salón de ensayos, siempre estaba al pendiente de todo menos de mi, no era como antes que se desvivía por estar a mi lado o reírse conmigo de las cosas que hacía, solo cuando estábamos en algún programa o presentación era cuando más o menos actuaba como era antes, pero fuera de eso, ya no era el mismo YooChun de antes.

En eso estaba meditando cuando siento como alguien se sienta a mi lado, no tuve que voltear a ver para darme cuenta de quien se trataba, por fin había llegado de la calle pero preferí ignorarlo en ese momento así como él solía hacerlo últimamente, pero supongo que se le hizo extraña mi actitud, así que por fin me habló.

- Su… ¿por qué estas así tan callado?... es raro en ti – volteé a verlo fijando mi mirada en sus ojos, quería comprobar en que estado venía, ya que últimamente llegaba de algún lado con unas copas encima, nueva maña que había agarrado; pude comprobar que venía normal, así que comencé a revisarlo por todo el cuerpo, la ropa venía bien, sin señal de haber sido retirada en algún momento, de nuevo regresé mi mirada a su rostro y fue ahí cuando el sentimiento me invadió, parecía el mismo Chunnie de siempre, pero yo sabía que eso no era cierto - ¿qué pasa?
- ¿Tú me amas? – pregunté simplemente, podía haberle preguntado muchas cosas más, pero esa simple pregunta englobaba todo lo que mi cuerpo y alma querían saber, no sabía con certeza la respuesta pero estaba seguro que fuera lo que fuera me harían estallar en cualquier momento
- ¿Qué disparate estas preguntando?... es obvia la respuesta, sino no estaría contigo babo… - no pudo responder con la respuesta que esperaba, sentí como mi corazón se oprimía en mi pecho y como mi expresión cambiaba totalmente, estaba destrozado, no podía seguir viéndolo directamente así que regrese mi mirada hacia el frente como estaba cuando él llegó, pero como es mi costumbre, mi boca no podía quedarse callada, que mas que mi boca era mi corazón el que hablaba en ese momento
- Entonces… - el coraje fue tomando el lugar de la tristeza, aunque esta en ningún momento me abandonó - … ¿por qué ya casi no pasas tiempo conmigo? – segunda pregunta que le hacía, si no me contestaba coherentemente juraba que no me iba a poder contener más
- ¿Qué no paso tiempo contigo?... o sea JunSu… vivo contigo, trabajo contigo, todos los días, de todos los meses de los últimos tres años hemos estado juntos… ¿y dices que no paso tiempo contigo? – definitivamente no era lo que quería escuchar así que giré mi rostro totalmente fuera de mi, en mis ojos comenzaban a formarse lagrimas que no quería que salieran, pero por más que intentaba, no dejaban de formarse; estallé como nunca creí que lo haría, pero esto era lo más doloroso que había vivido hasta ahora
- ¡¡Que idiota eres Park YooChun!!... sabes perfectamente a lo que me estoy refiriendo, antes salíamos juntos a hacer cosas, o llegabas y me besabas… de un tiempo para acá has cambiado mucho… - le comencé a decir lo que sentía, ahora que tenía oportunidad le haría notar todo lo que sentía
- Basta JunSu… - me dijo, pero no le hice caso
- …antes… te reías de las cosas que decía, ahora solo te la pasas enojándote conmigo… antes cuando hacíamos el amor, disfrutábamos cada momento, cada caricia… ahora cuando hacemos el amor, apenas terminamos te duermes o simplemente te vas…
- ¡Creo que estas alucinando! – al momento de decirme eso, volteó su rostro hacia el otro lado, ahora además de todo me ignoraba; traté de controlarme respirando profundamente, tenía que hacer que me sacara de mi duda, así que tomé su rostro e hice que me mirara de nueva cuenta
- Si estoy alucinando, veme a los ojos y júrame que todo lo que he dicho no es cierto, júrame que me amas como a nadie más y que soy único para ti… - no se me ocurrió otra cosa más que decir, lo vi con intenciones de responderme aunque algo dubitativo, pero jamás imaginé lo que me iba a contestar
- ¿Sabes que?... ¡¡estas insoportable hoy!! – sin más se levantó sin darme la cara y comenzó a irse hacía el pasillo, se alejaba de mi sin haberme respondido ninguna de mis preguntas ¿tan difícil era contestarme con la verdad?

Seguía sentado en el sofá pero esta vez mis manos cubrían totalmente mi rostro, quería que esas estúpidas lágrimas dejaran de salirme pero era tarea imposible, de pronto sentí como me ponían una mano en el hombro, voltee a ver temeroso de que fuera YooChun que había regresado para decirme que ya no quería nada conmigo, pero no fue así, se trataba de ChangMin el cual me veía con cara de angustia, posiblemente escucho todo desde la cocina y salió a ver que ocurría y ahora me encontraba aquí como un baboso llorando; traté de limpiar mi rostro lo más que pude, pero de nada servía, de seguro me seguía viendo igual de patético.

- Hyung, no se exactamente lo que ocurre, pero por favor cálmate, no me gusta verte así – me dijo mi amigo sentándose a mi lado, lugar que hace unos momentos ocupara el amor de mi vida
- Lo siento Min, pero no puedo… no se que tanto escuchaste, pero me siento destrozado – le dije sintiendo pena por mis palabras, pero se trataba de mi amigo, no podía ocultarle nada
- Pues si no me cuentas no te podré ayudar, por lo que escuche tuviste una discusión con YooChun, ¿qué paso?
- Pues… - no sabía si decirle mis sospechas, a lo mejor estaba viendo agua en un desierto, pero tenía que desahogarme con alguien y quien mejor que ChangMin para hacerlo - …no se si has notado que Chunnie últimamente esta como muy distante de mi, a lo mejor ni cuenta te has dado, pero te juro que es cierto…
- JunSu, yo…
- Déjame terminar por favor… – le pedí, ahora que había comenzado necesitaba sacar absolutamente todo lo que llevaba dentro, el solo asintió viéndome atentamente así que continué – …ya tiene algo de tiempo que noto que YooChun ya no esta al 100% conmigo, ya no me besa igual, ya no siento esa conexión que teníamos antes, siento que cuando hacemos el amor él solo lo hace por cumplir, ya no es lo mismo Min… - las lágrimas de nuevo comenzaban a salir con fuerza, sentí como mi amigo me daba todo el apoyo, notó que aún no terminaba, así que me animó a que continuara - …¿sabes que pienso?... que YooChun me engaña con otra persona – bajé el rostro, mis propias palabras me dolieron, no era lo mismo pensarlas que pronunciarlas, ChangMin se quedó callado por un momento, seguramente analizando lo que le decía, él siempre buscaba un motivo o una justificación para las acciones de todos, seguramente esta no sería la excepción, yo simplemente veía el piso, hasta que la voz de Minnie se escuchó
- ¿Qué razones tienes para decir todo eso?... ¿lo has visto con alguien? – sencillamente negué con la cabeza aún sin verlo al rostro – entonces no te atormentes con esas cosas…
- Es que ChangMin… - dije alzando la mirada y viéndolo directamente - …todas las cosas a nuestro alrededor me lo dicen, sino ¿por qué ha cambiado tanto?, además… ya he visto en su piel marcas que no son golpes ni nada de eso, son… bueno creo que entenderás; marcas que yo no le he hecho, sin duda tiene a otra persona – de nuevo nos quedamos un momento callados, pude ver como mi amigo me analizaba, seguramente estaba sintiendo una lástima enorme por mi, y yo más patético me sentí
- Creo… creo que estas viendo cosas de más Su, de seguro te confundiste y tu solo comenzaste a imaginar cosas… - ahora resultaba que yo era el que estaba mal, mi tolerancia y quietud llegaron a su límite
- ¡¡Maldición ChangMin, no soy ningún estúpido!! – grité de pronto levantándome y viendo con el seño fruncido a mi amigo el cual al verme reaccionar así se levantó a la par conmigo, esta vez mi llanto no fue solamente el derramar lágrimas, sollozos salieron de mi garganta, ya no podía más; ChangMin se acercó a mi y me abrazó muy fuerte, aunque estaba seguro de que él no creía lo que le decía, iba a estar conmigo en todo, de un tiempo para acá se había vuelto mi mejor amigo
- ¡¡Jae!!... ¿dónde estás?... – pude escuchar a YunHo llamando a JaeJoong, de pronto ya no se escucho nada, de seguro había entrado a la recámara a verlo, ellos si que se amaban como dos locos, en cambio yo sentía que con YooChun ya no era igual.

ChangMin me siguió abrazando sin decirme nada, estuvimos así un buen rato hasta que me separo un poco de él y me hizo voltear a mirarlo, él me sonreía pacíficamente a la vez que limpiaba con su mano las lágrimas que corrían por mis mejillas.

- Quiero que me escuches atentamente JunSu, no tienes que sentirte mal ni mucho menos por esas cosas que crees que están pasando, tu eres un chico que vales muchísimo y estoy seguro que YooChun lo sabe, posiblemente esta pasando por una etapa de estrés enorme y eso hace que en algunas ocasiones reaccione de forma extraña, pero no creo que sea tan estúpido para dejarte… - las palabras que mi amigo me decía realmente me calmaban, Min tenía la facultad de hacerte sentir bien sencillamente con lo que decía, sabía exactamente que decir y en que momento y yo se lo agradecería toda la vida
- Gracias amigo, no se que haría sin ti en este momento… – no podía dejar de sollozar, comprendía totalmente lo que Min me dijo, pero de mi cabeza no salía esa idea e iba a tratar de descubrir si era verdad o no - …creo que moje tu playera por estar de llorón, te pido una disculpa
- No tiene importancia, solo es agüita que secara, lo que importa es que de este corazón maravilloso salgan todos esos sentimientos que te atormentan, no me gusta verte así – me dijo mientras tocaba mi pecho donde estaba ese órgano que ahora dolía como nunca creí que lo haría
- Lo se y muchas gracias ChangMin, pero esa idea no me la puedo sacar de la cabeza tan fácil, algo me dice que no estoy en un error… - dije mientras seguía sollozando, él solamente me miró con esa faz tranquilizadora que tenía, yo bajé mi rostro de nuevo, no quería comenzar a llorar de nuevo y que mi amigo me viera; de pronto sentí como Min se acercó a mi y comenzó a decirme algo al oído
- Ánimo JunSu, solo quiero que sepas que siempre estaré contigo ¿de acuerdo?... voy a acostarme, te veo mañana – yo solo asentí mientras ChangMin se iba dejándome solo en la sala

¿Por qué tenían que pasar estas cosas?, maldita sea la hora en la que mi corazón fue totalmente de él, ¿por qué tenía que amarlo tanto? si todo fuera cierto, no me dolería como me esta doliendo en este momento, pero juro que averiguaré todo y si estoy en un error, no me alcanzará la vida para pedirle perdón; pero si llega a ser cierto... Mis pensamientos no pudieron seguir ya que en ese momento sentí como me abrazaban y una cabeza se apegaba a mi nuca, me asuste al momento, pero no fue difícil saber de quien se trataba, no quería que me tocara en ese momento, tenía que tranquilizarme primero.

- ¡¡Por favor suéltame YooChun!!
- No quiero… quiero estar así contigo un rato por favor – sus palabras se escuchaban implorantes y mi fuerza de voluntad era muy poca cuando se trataba de él, pero no me sentía bien en ese momento; aunque recapacitando un poco, si quería descubrir la verdad tenía que comportarme como si no pasara nada, nuevamente esa maldita agua salda que salía de mis ojos, ya no quería llorar y juraba que eran las últimas lágrimas que derramaría, en ese momento me giró y levantó mi mentón para que lo viera al rostro - ¿qué pasa lindo?... ¿por qué estas así? – comenzó a limpiar mis lágrimas con sus dedos y por instinto cerré mis ojos, como amaba esas caricias que me daba, abrí mis ojos y lo vi directamente contestando su pregunta
- Porque tú ya no me quieres
- ¿Por qué dices que ya no te quiero? – no quería volver a martirizarme con mis ideas, así que hable con el corazón
- YooChun, no me hagas repetir lo que ya te dije hace rato, tus acciones me han demostrado que es la verdad y lloro porque me duele, yo te amo…
- ¿Y tú crees que yo no te amo?... – contestó al mismo tiempo que me abrazó , enseguida comenzó a besarme como hace mucho tiempo no lo hacía, sinceramente me sentí en la gloria pero su actitud fue algo extraña, pude percibirlo al momento; una vez que terminó el beso, busco de nuevo mi mirada mientras proseguía con lo que estaba diciendo - …perdóname por lo de hace rato JunSu, pero entiéndelo bien, quiero que se te meta a esa cabecita loca que tienes, que yo te amo y aunque a veces parezca lo contrario, no quiero que nunca olvides que te adoro, eres mi niño y nada ni nadie cambiará eso ¿de acuerdo? – no podía dejar de mirarlo, ¿acaso sería cierto?, pero como había pensado antes, si quería descubrir la verdad tenía actuar como si nada pasara, aunque realmente me sentía feliz de lo que me acababa de decir
- De acuerdo… perdóname tú a mi Chunnie, es que tenía miedo de que me fueras a dejar, me moriría sin ti, eres lo mejor que me ha pasado – dije sinceramente mientras lo abrazaba por el cuello y ponía mi cabeza en su hombro, quería llorar de nuevo, pero no lo haría, no esta vez
- No… tu eres lo mejor que me ha pasado a mi

Cuando me dijo esas palabras, no pude evitar sonreír y el me contestó de igual forma, como siempre lo he dicho, soy alguien muy débil y mis emociones a veces actúan por si solas, y esta ocasión no fue la excepción, inmediatamente me lance sobre él y lo comencé a besar como nunca lo había hecho; si nos habíamos besado de esa forma, pero generalmente era Chunnie quien lo iniciaba, pero en esta ocasión fui yo ya que lo necesitaba, estuvimos así un largo rato, no lo quería soltar y él no me estaba rechazando así que mientras eso no pasara, no lo iba a alejar de mi; si no hubiera sido por un ruido en la cocina, posiblemente hubiéramos estado más rato así, pero ¿tenían que sonar esos malditos trastes?, sin embargo no importo eso y seguimos abrazados hasta que la voz de Chunnie llamó mi atención.

- Vamos a dormir lindo, es tarde y mañana hay trabajo que hacer
- Si… - me tomó de la mano y me llevó rumbo a la recámara, al entrar todo estaba muy oscuro y no podía ver nada, mis ojos algo hinchados no ayudaban en nada a tratar de notar algo, solo esperaba no pegarme con alguna de las camas; iba directo hacia mi cama cuando siento como me jalan y se acercan a mi oído comenzando a susurrarme
- Esta noche, quiero que duermas conmigo

Sentí una enorme emoción cuando escuche esas palabras, hacía mucho que no me pedía dormir con él y tonto de mi si me negaba, pero algo dentro de mi me seguía oprimiendo el pecho, traté de no darle importancia por ahora; tome su mano y lo conduje hasta su cama recostándolo al instante, me acomodé a un lado de él deseando que este momento no se fuera terminar jamás, sentí como me abrazó y me pegaba a su cuerpo, como temeroso a perderme, eso me gustó mucho, pero si era así ¿por qué me sentía nervioso?, no era momento de resolver eso ahora estaba muy cansado, el estar de llorón todo el día había acabado con todas mis energías, pero no quitaría el dedo del renglón y descubriría toda la verdad… juro que lo haría.

ChangMin POV

Muchas veces me subestiman por ser el más chico del grupo, pero sin duda no se dan cuenta que soy el más maduro y conciente de todos, no quiero decir que ellos sean tontos y yo no, solo que llevan su vida de una forma a veces algo… distorsionada; no cabe duda que los dichos son muy reales en esta vida, y últimamente los he comprobado a la perfección, hay tantas cosas que me ocultan o tratan de ocultarme solo por ser el menor, pero modestia aparte, soy demasiado listo como para no darme cuenta; según la situación que estamos viviendo actualmente, el mejor dicho que podría quedar sería “ojos que no ven, corazón que no siente”, sin duda algo demasiado patético para mi gusto.

Desde esta tarde especialmente todos han estado en su mundo, después que llegamos de una entrevista cada uno comenzó a hacer sus cosas; YooChun volvió a salir apenas llegamos al departamento, JunSu se quedó como autista en la sala desde ese momento, YunHo se metió al estudio perdiéndose de la realidad y JaeJoong solo llegó a levantar la cocina con cara de perro regañado para después meterse a la recámara sin salir siquiera al baño, ¿y se dicen ser los mayores? con actitudes como esas sinceramente prefiero no tener su edad.

Estaba yo en la cocina preparándome un sándwich ya que Jae no se había dignado a salir de la habitación y hacer la cena, moría de hambre como siempre y no por culpa de él me iba a quedar sin mis sacrosantos alimentos; estaba pensando en todo lo ocurrido en estos últimos meses, sinceramente si fuera otra persona, no me gustaría estar en mi lugar, no por las cosas que hemos pasado como grupo, sino por las “personales” por llamarlo de alguna forma, sin duda podría ser un gran científico de la NASA o bien un sacerdote, no por las actitudes que tenga, sino por las muchas cosas que se pero que tengo que guardar en secreto.

Degustaba mi emparedado con muchísima tranquilidad cuando escuché como se abría la puerta, no me fue difícil adivinar de quien se trataba, al menos esta ocasión llegaba un poco más temprano de lo habitual, no le di mucha importancia al asunto, pero mi curiosidad fue grande y me asomé un poco para ver hacia donde iba el recién llegado; noté como se quedaba viendo hacia la sala, exactamente el lugar donde se encontraba JunSu, vi como se acercó a él y se sentó a su lado comenzando una conversación que hubiera sido mejor que no se realizara.

- Su… ¿por qué estas así tan callado?... es raro en ti – preguntó YooChun a un JunSu totalmente ido, este no le contestaba por lo que el otro prosiguió - ¿qué pasa?
- ¿Tú me amas? – indagó enseguida el otro pero con actitud de autista, no me gustaba ver a mi amigo así
- ¿Qué disparate estas preguntando?... es obvia la respuesta, sino no estaría contigo babo… - se me hizo la respuesta mas estúpida y esquiva que puede existir, no cabía duda, era un descarado
- Entonces… ¿por qué ya casi no pasas tiempo conmigo?
- ¿Qué no paso tiempo contigo?... o sea JunSu… vivo contigo, trabajo contigo, todos los días, de todos los meses de los últimos tres años hemos estado juntos… ¿y dices que no paso tiempo contigo? – corrección, esta fue una respuesta AUN MAS ESTÚPIDA Y ESQUIVA que la anterior; pude notar como JunSu se sobresaltaba y no era para menos, yo ya le hubiera metido un golpe
- ¡¡Que idiota eres Park YooChun!!... sabes perfectamente a lo que me estoy refiriendo, antes salíamos juntos a hacer cosas, o llegabas y me besabas… de un tiempo para acá has cambiado mucho… - vaya, creía que nunca se iba a dar cuenta, no es tan distraído como lo pensé, realmente esto me tensó muchísimo ¿qué iba a ocurrir ahora?
- Basta JunSu…
- …antes… te reías de las cosas que decía, ahora solo te la pasas enojándote conmigo… antes cuando hacíamos el amor, disfrutábamos cada momento, cada caricia… ahora cuando hacemos el amor, apenas terminamos te duermes o simplemente te vas… - ok, esos fueron detalles que no quería saber, aunque en cierta forma las sabía
- ¡Creo que estas alucinando!
- Si estoy alucinando, veme a los ojos y júrame que todo lo que he dicho no es cierto, júrame que me amas como a nadie más y que soy único para ti…
- ¿Sabes que?... ¡¡estas insoportable hoy!! – vi como YooChun se levantaba y se iba de la sala hacia el pasillo, no me costaba trabajo pensar hacia donde se dirigía, ¿acaso esto seguirá por mucho más tiempo?

Pude ver a JunSu todo desvalido ahí en ese sofá y eso me partió el alma, aunque me juré a mi mismo no meterme para nada, no podía dejar a mi amigo en ese estado así que dejé mi plato ya vacío en el fregadero y me dediqué a salir de la cocina, cuando pase a un lado del pasillo para llegar a la sala, voltee un momento hacia el, de nuevo mi curiosidad ganaba; pude ver como mis sospechas fueron ciertas, vi que YooChun entraba sigilosamente a la recámara donde sabía estaba JaeJoong, aunque lo que me dejó por un momento frío fue ver como YunHo comenzaba a salir del estudio y miraba como el otro entraba a la habitación, ¿acaso se desataría la tormenta ahora?, preferí no precipitarme con eso y llegué a donde estaba JunSu el cual cubría su rostro con sus manos, realmente yo estaba muy tenso por todo, pero ahora solo quería confortar a mi amigo, ya si Troya ardía, yo simplemente me haría el desentendido y que Dios nos agarre confesados, bueno a ellos más bien.

Puse una mano sobre su hombro, quería que se diera cuenta que estaba ahí, pero no le hablaba, sabía lo alterado que a veces era JunSu y lo que menos quería ahora era alterarlo más, me volteó a ver con cara de susto, de seguro pensó que era YooChun, pero se relajó al ver que era yo, aunque mi cara de seguro le denoto angustia, ¿como no estarlo si no sabía lo que ocurría en la recamara en ese momento?, aunado que verlo en ese estado me deprimía demasiado, por eso decidí hablar con él.

- Hyung, no se exactamente lo que ocurre, pero por favor cálmate, no me gusta verte así – dije aparentando ignorancia, de hecho quería saber que tanto sabía él, por eso me senté a su lado a comprobar que tanto sabía
- Lo siento Min, pero no puedo… no se que tanto escuchaste, pero me siento destrozado – eso no me decía nada, así que insistí
- Pues si no me cuentas no te podré ayudar, por lo que escuche tuviste una discusión con YooChun, ¿qué paso?
- Pues… - se detuvo un momento, creí que no continuaría pero retomo la palabra - …no se si has notado que Chunnie últimamente esta como muy distante de mi, a lo mejor ni cuenta te has dado, pero te juro que es cierto…
- JunSu, yo… - me puse algo nervioso, ahora podía ver que en verdad algo sabía, traté de decir algo, pero el me detuvo
- Déjame terminar por favor… - asentí esperando que continuara - …ya tiene algo de tiempo que noto que YooChun ya no esta al 100% conmigo, ya no me besa igual, ya no siento esa conexión que teníamos antes, siento que cuando hacemos el amor él solo lo hace por cumplir, ya no es lo mismo Min… - es un hecho que eso si lo había escuchado, pero no podía verme muy descarado diciéndoselo, lo que más me partió el alma fue ver como comenzaba a llorar, así que apreté su mano para que siguiera, ya que estábamos en eso, pensé que lo mejor era que se desahogara totalmente - …¿sabes que pienso?... que YooChun me engaña con otra persona – ahí estuvo mi respuesta, sin duda JunSu ya había notado lo que hasta este momento YunHo no, aunque para este momento no estaba tan seguro, pero no me quedaba claro si sabía de quien se trataba
- ¿Qué razones tienes para decir todo eso?... ¿lo has visto con alguien? – pregunté un poco más directo, si me decía la persona, juro que comenzaría a llorar con él, más que nada porque no sabía que hacer, pero como dije antes, me haría el desentendido y a ver que pasaba, pero la negación que hizo con su cabeza me tranquilizó al instante - entonces no te atormentes con esas cosas…
- Es que ChangMin… todas las cosas a nuestro alrededor me lo dicen, sino ¿por qué ha cambiado tanto?, además… ya he visto en su piel marcas que no son golpes ni nada de eso, son… bueno creo que entenderás; marcas que yo no le he hecho, sin duda tiene a otra persona – bueno, ya había visto pruebas, hasta para eso son tontos esos dos, no es que este de sus lado ni mucho menos, pero sin duda lo menso se trae desde el nacimiento; me le quedo viendo, lo mejor era hacerle ver que nada pasaba, así si se descubría la situación, yo me hacia el desentendido y si no pasaba eso, al menos lograría que se calmara que era básicamente lo que quería
- Creo… creo que estas viendo cosas de más Su, de seguro te confundiste y tu solo comenzaste a imaginar cosas… - le dije lo primero que se me ocurrió, pero creo que subestime su intelecto, ya que al momento se puso de pie y yo al verlo hice lo mismo, en verdad que estaba muy alterado
- ¡¡Maldición ChangMin, no soy ningún estúpido!! – gritó, solo esperaba que eso no fuera un problema; lo único que se me ocurrió fue abrazarlo al momento que vi que comenzaba a llorar de forma mas fuerte
- ¡¡Jae!!... ¿dónde estás?... – escuché a YunHo gritando, aún no entraba a la recámara, ¿acaso en serio no se había dado cuenta de nada?, sentí como JunSu también lo escuchó pero esta vez su curiosidad no importó, la verdad pensé que fue lo mejor, capaz que se hacía de alma samaritana y YunHo y él entraban a la recámara y veían y… mejor ni imaginarlo, pero me percaté que no hizo nada, así que solamente pude seguir abrazándolo reconfortándolo un poco más

No se cuanto tiempo estuvimos ahí abrazados, la verdad no importaba, no quería que fuera para la habitación y al parecer estaba ya un poco más relajado, cuando comprobé esto lo separé de mi cuerpo y limpié sus lágrimas, se veía muy lindo así, pero no cuando sabía uno el motivo de su tristeza, era mejor verlo llorando cuando veía una película romántica. Una vez que tenía su atención en mi, decidí darle unas palabras de apoyo, era lo único que realmente podía hacer por él.

- Quiero que me escuches atentamente JunSu, no tienes que sentirte mal ni mucho menos por esas cosas que crees que están pasando, tu eres un chico que vales muchísimo y estoy seguro que YooChun lo sabe, posiblemente esta pasando por una etapa de estrés enorme y eso hace que en algunas ocasiones reaccione de forma extraña, pero no creo que sea tan estúpido para dejarte… - realmente yo mismo quería creer mis palabras y esperaba que estas fueran ciertas
- Gracias amigo, no se que haría sin ti en este momento… creo que moje tu playera por estar de llorón, te pido una disculpa
- No tiene importancia, solo es agüita que secara, lo que importa es que de este corazón maravilloso salgan todos esos sentimientos que te atormentan, no me gusta verte así – le confesé con real sinceridad mientras señalaba su pecho en el lugar donde tiene el corazón
- Lo se y muchas gracias ChangMin, pero esa idea no me la puedo sacar de la cabeza tan fácil, algo me dice que no estoy en un error… - ni hablar, no podía hacer nada más, si el seguía creyendo eso no podía hacer nada para cambiarlo; lo mire por un momento, con todo y todo, creo que ya estaba un poco más relajado, bajó su rostro de nuevo, en verdad que en estos momentos como detesto a YooChun; debería de estudiar filosofía ya que como dije, los dichos tienen la verdad, y en ese momento el indicado era “hablando del rey de Roma y el que se asoma”, lo miré un momento, al parecer nada había ocurrido en la recámara ya que venía muy apacible; supuse a lo que venía, era hora de “su actuación” y yo tenía que desaparecer al momento, por tal motivo me acerqué al oído de JunSu, no podía irme sin darle a notar que contaba conmigo
- Ánimo JunSu, solo quiero que sepas que siempre estaré contigo ¿de acuerdo?... voy a acostarme, te veo mañana – sin más me separé de él y comencé a caminar hacía donde estaba YooChun, era obvio ya que se encontraba en el paso que daba al pasillo, al pasar a un lado de él no pude reprimir una mirada acusadora, realmente fue inconciente, aunque no dijera nada, me dolía ver esta situación entre mis amigos

Seguí avanzando, me dirigía al baño ya que necesitaba un momento de soledad para poder descargar toda esa tensión que tenía, de haber podido hubiera gritado, pero naturalmente no iba a hacer eso; cuando estaba cerca del baño pude ver como YunHo iba saliendo de la recámara, trate de no darle importancia, lo que menos quería era tener más información de la que ya tenía, así que rápidamente entre al baño cerrando la puerta al instante.

Una vez que me encontraba solo, solté un enorme suspiro, no se como he podido estar así desde hace tiempo; me dirigí a la tina de baño y me senté en la orilla de esta, realmente parecía que había sido ayer cuando descubrí todo este engaño, aún recuerdo muy vividamente como es que me di cuenta de la “relación” que JaeJoong y YooChun llevaban, me sigo culpando por ser tan curioso y culpo aún más mi mala suerte y al destino por ponerme en el momento menos indicado para estar, yo que culpa tengo que un buen día me hayan dado ganas de ir al baño y se me haya ocurrido regresar al departamento cuando iba con YunHo y JunSu al cine, el entrar y pasar por el estudio en el momento en el que YooChun le estaba haciendo sexo oral a Jae y este gritaba como si lo estuvieran matando sin duda no eran mi culpa; admito que a veces soy un poco pervertido, pero esta situación se me hizo de lo más desagradable, en mi mente solo estaban YunHo y JunSu, estaban siendo engañados por sus parejas y amigos y yo no podía hacer nada, no era lo correcto además que esto podía perjudicar en gran medida al grupo.

Después de estar un momento en el baño relajándome, decidí que ya era hora de dormir, había sido un día, más bien una noche muy tensa para mi, y lo único que quería era caer en los brazos de Morfeo; salí del baño con dirección a la recámara para ir por mi ropa de dormir, dudé un momento el entrar, pero a última cuentas, también era mi cuarto y quien quiera de los cuatro que pudiera estar haciendo algo sabían que podía entrar en cualquier momento, así que abrí la puerta y note la total oscuridad, deje esta abierta para que la claridad de afuera me alumbrara un poco hacía adentro; grande fue mi sorpresa al ver a YunHo sentado en la orilla de la cama de Jae acariciando su rostro, él me volteó a ver y sonriéndome un poco o eso me pareció, regreso su mirada al que estaba durmiendo; tomé rápido mi ropa y salí del cuarto rumbo al baño para cambiarme de nuevo, una vez que realice esa tarea, me dedicaba a irme a dormir, pero al abrir de nuevo la puerta pude ver ahora como YunHo estaba acostado a un lado de Jae y se estaban besando sin prestarme la más mínima atención.

Salí de la misma forma como entré, mejor iba por un vaso de agua, iba a darles un poco de “privacidad”; al pasar por la sala pude notar como Yoochun y JunSu prácticamente se estaban comiendo, decidí ignorarlos también, a veces no podía creer esta situación. Busque un vaso y me serví el agua, solo que al momento de poner la jarra de agua de nuevo en el refrigerador, sin querer tire unos cuantos trastes haciendo mucho ruido, con pereza me puse a recoger todo mi tiradero, solo eso me faltaba. Después de unos minutos por fin terminé y al salir de la cocina me di cuenta que ya no había nadie en la sala, así que me tocó apagar todas la luces, menos la del pasillo, ya que si hacía eso, no vería absolutamente nada.

Por fin llegue a la habitación y abrí la puerta, tenía que calcular el camino hacía mi cama, si no quería tropezarme y darme un buen golpe, antes de cerrar la puerta pude ver como la cama de JunSu estaba vacía, no me fue difícil adivinar donde estaba y mi respuesta fue inmediata al voltear a ver la cama de YooChun, ahí estaba en brazos de nuestro compañero, los dos durmiendo plácidamente, mi mirada pasó esta vez a la cama de JaeJoong, comprobando que los otros dos estaban en las mismas condiciones.

Por fin cerré la puerta y recordando el camino trazado por mi mente, por fin llegue a mi cama metiéndome bajo las cobijas, una vez que estaba en total paz, solté un leve bufido; primero gire mi rostro a mi derecha, lugar donde estaba la cama de Jae y luego a mi izquierda, lugar de la cama de YooChun, regresé mi vista al techo, ¿porque exactamente esta noche tenían que estar a mis lados los cuatro?, ya mucho era mi miedo de estar en medio de ese par de desconsiderados, capaz que una noche se les ocurría hacer alguna de sus locuras y yo aquí en medio, solo esperaba que esta noche no se les ocurriera a ninguna de las parejitas despertarse en la madrugada a hacer cosas; sonreí un poco ante la idea, mas que por causarme risa por lo difícil de la situación, que ironía, inocencia e hipocresía a mis lados, pero como siempre, solo ver escuchar y callar, ese es mi destino, adoro a mis hyungs, pero siento que hay cosas que no se deben hacer y sin duda esta es una de ellas y aunque sean ellos, no me meteré para nada en ninguna de estas situaciones, pero mañana ya sería un nuevo día y todo seguirá como hasta ahora… ¿o tal vez no?







----------------------

0 ♥Comentarios♥ :

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o